sábado. 22.01.2022

Lorenzo Amor cree que es hora de subir los salarios

El presidente de ATA defiende que éstos se vinculen a la productividad y a la evolución de la economía.
Lorenzo Amor cree que es hora de subir los salarios

La economía se recupera y el empleo crece, pero tenemos una “asignatura pendiente, que es ir subiendo los salarios”. Así de contundente se pronunciaba Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), esta mañana, quien explicaba que dichos incrementos deben vincularse a la productividad y a la evolución de la economía española.

Amor, que ha participado en un desayuno informativo sobre la Reforma fiscal y de cotizaciones sociales en el trabajo autónomo organizado por la APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica, ha defendido la reciente subida del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) en un 8%, del que ha dicho que “no veo mal que se adecúe a los 800 euros”, aproximándose así y de forma progresiva a las recomendaciones de la Carta Social Europea, que recomienda que sea del 60% sobre el salario medio del país. No obstante, ha lamentado que esta decisión se ha tomado tarde y motivada más por intereses políticos que por los propios del mercado de trabajo: “Me preocupa que el SMI haya subido lo mismo en un año que lo que haya subido en 10 años”, afirmaba.

 

Los autónomos piden vincular la subidad de las bases de los societarios al IPC o al crecimiento económico

 

En este apartado y ya centrado en lo que toca directamente al colectivo, el presidente de ATA ha insistido en la necesidad de desvincular la subida de las bases de cotización de los autónomos societarios de la del SMI y ha explicado que “se deben fijar otros parámetros, como el IPC o el crecimiento de la economía”.

Generadores de empleo

 

En una jornada marcada por el 10,92% de caída del paro interanual, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo, el crecimiento de la tasa de ocupación del 3,77% y los 17.253 afiliados más al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), Amor ha destacado el papel de los autónomos como generadores de empleo, “cuando el consumo y la economía repuntan los autónomos han empezado a contratar”. Las cifras así lo corroboran. Según los datos que maneja ATA, durante los cuatro primeros meses del año han sido más de 6.000 los autónomos que han incorporado a un tabajador a su plantilla. O lo que es lo mismo, han creado uno de cada cuatro empleos. De ellos, el 40% con contrato indefinido.

El recorrido, no obstante, es largo y desde el colectivo señalan que “no vamos a permitir que ser autónomo sea una actividad en precario. Vamos a dignificarlo y protegerlo”. Es por ello por lo que, Amor, ha pedido hechos, pues “a la hora de la verdad se habla mucho pero se hace poco”. Se refería, en concreto, a la necesidad de poner en marcha cuanto antes la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo.

Entre las medidas prioritarias que se recogen en dicha Ley -que se tramita actualmente el el Congreso y a la que se han presentado 156 enmiendas por parte de todos los grupos políticos- está la ampliación de la Tarifa Plana de 50 euros de cotización de los seis a los 12 primeros meses de actividad. Medida que para poder desarrollarse necesita los 468 millones de euros que se recogen al efecto en los Presupuestos Generales del Estado para 2017. A este respecto ha pedido que se aplique con retroactividad desde principios de año y que se reduzca “de cinco a dos o tres años” el periodo para poder acogerse a esta bonificación en el caso de los autónomos que reinicien su actividad.

El presidente de ATA ha recordado que hasta el momento han sido 1.100.000 autónomos los que se han beneficiado de la Tarifa Plana, de los cuales 300.000 han sido rescatados de la economía sumergida, y que el 55% de ellos continúan desarrollando su actividad.

Altas, bajas y recargos

 

Además de lo anterior, a partir de la aprobación de la Ley de Medidas Urgentes las altas en el RETA serán efectivas desde la fecha en que se produzca. Es decir, si un autónomo causa alta el día 18 del mes sólo tendrá que pagar la cuota correspondiente de 12 días, y no la íntegra como sucedía hasta ahora.

Cosa distinta son las bajas, para las que todavía se está negociando la fórmula. En este sentido, el Gobierno se mostraba reticente “por un problema de gestión de las remesas”, ha explicado Lorenzo Amor. Así, desde la asociación que preside han propuesto que si por cuestiones meramente operativas no se puede hacer efectiva la baja al momento, los autónomos puedan solicitar el reintegro de la parte proporcional.

 

ATA ha propuesto que los autónomos puedan deducirse los gastos de sanidad y educación

 

En relación al sistema de recargos, la propuesta de tres tramos (3%, 10% y 15%) realizada por Ciudadanos y defendida por ATA se verá matizada. Finalmente se revisará del 20% al 10% y durante dos meses los intereses que los autónomos tendrán que pagar si se retrasan en sus pagos con Hacienda o Seguridad Social.

Por otra parte, Amor ha dejado caer la disposición de los grupos a incorporar en el texto definitivo de la Ley el hecho de que los autónomos puedan deducirse los gastos de consumo (electricidad, agua, vehículo), así como los de telefonía móvil, sanidad y educación. También en el ámbito fiscal ATA peleará por “convertir los tickets en facturas” y que éstos puedan ser desgravarse en el IRPF. Con respecto al sistema de módulos, “debe mantenerse para todos aquellos que trabajan para los consumidores”.

Cotizar más para tener mejores pensiones

 

Entre las cuestiones que más quebraderos de cabeza dan al colectivo de autónomos está la de la mejora de su protección social, y más concretamente las pensiones. A este respecto, Lorenzo Amor ha avanzado algunas de las líneas que planteará durante su comparecencia en la Subcomisión para la Reforma del RETA, todas ellas orientadas a equiparar el régimen de autónomos con el Régimen General.

  • Definir el concepto de habitualidad y establecer una “tarifa plana” por tiempo limitado. El objetivo es mejorar la solvencia de aquellos autónomos cuyos ingresos no llegan al SMI y hacer aflorar a muchos que, por no poder asumir la cuota de autónomos, trabajan en la economía sumergida.
  • Dotar de “flexibilidad” al sistema. Facilitando los cambios de las bases de cotización según las situación económica del autónomo en cada momento.
  • Regular el tiempo parcial y la pluriactividad. Adecuándolo a las nuevas fórmulas de trabajo y a las nuevas actividades económicas.
  • Mejorar la proteción por cese de actividad. Si bien para ATA cotizar o no por el llamado paro de los autónomos ha de seguir siendo voluntario, se debe mejorar la prestación ampliando, por ejemplo, los meses en los que los autónomos puedan beneficiarse de ella.
  • Compatibilizar el desarrollo de una actividad con el cobro del 100% de la pensión de jubilación.
  • Ampliar la protección en el caso de accidente de trabajo in-itinere.
  • Fortalecer la figura del TRADE (Trabajador Autónomos Economica Dependiente).

 

Asímismo, y en referencia a la subida del 3% de las base de cotización que se producirá una vez se aprueben los PGE para 2017, el presidente de ATA ha pedido que parte de esa subida, el 0,1%, se destine a actuaciones de formación.

Más conciliación, más diálogo y menos morosidad

 

Entre los retos históricos que ha tenido que superar el colectivo está el de la conciliación. Desde ATA piden que la Ley incorpore una bonificación en la cuota de las madres en periodo de baja por maternidad, pero que ésta no deba estar sujeta a la contratación de un sustituto. “Es algo que no tiene lógica. Hay profesiones en las que no se puede”, destacaba Lorenzo Amor. Punto este en el que ha aprovechado para afear por segunda vez que “se nos escucha poco (a los autónomos” y ha reclamado la presencia del colectivo en el CES (Consejo Económico y Social). Aún así, “no sería suficiente y hay que romper la estructura vintage del 78 donde sólo representaban patronal y sindicatos”.

En relación a la morosidad, desde la Federación insisten en la nececesidad de que se desarrolle un régimen sancionador “mientras no lo haya este seguirá siendo uno de los grandes lastres”. En este sentido y en relación al borrador del Proyecto de Ley de Modificación del Cálculo de los Periodos de Pago exigido por Bruselas, Amor ha explicado que “hemos pedido a Hacienda que desaparezca el periodo de comprobación que se recoge en el texto”.

Lorenzo Amor cree que es hora de subir los salarios