miércoles. 27.10.2021

Madrid encabeza la creación de trabajo autónomo

La comunidad que preside Cristina Cifuentes integra al 11,9% del colectivo y se ha convertido en el ejemplo a seguir para el resto de regiones.
Madrid encabeza la creación de trabajo autónomo

Pongamos que hablo de Madrid y de sus autónomos. La Comunidad que preside Cristina Cifuentes se ha convertido en el ejemplo a seguir tanto para el resto de regiones como para el propio Gobierno central, que han comprobado cómo la puesta en marcha de políticas flexibles que permiten la reducción de costes ha generado 1.894 empleos durante el primer trimestre del año. Cifra que la situa como la región con mayor crecimiento de autónomos.

Si atendemos al informe sobre el Perfil de los Trabajadores Autónomos elaborado por la Seguridad Social, entre enero y marzo eran 3.215.085 el número de trabajadores afiliados al RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos). De ellos, más del 11,9% (385.481), se integraban en la Comunidad de Madrid.

Pero, ¿cómo es el autónomo madrileño? La mayor parte de ellos, 232.097, son autónomos personas físicas, es decir, no desarrollan su actividad bajo fórmula societaria alguna, cooperativa, o pertenecen a algún colectivo especial.

En contra de falsos mitos, casi la mitad están al frente de negocios que cuentan con cinco años o más de antigüedad -seis de cada diez si ampliamos el abanico a tres años- . Por otra parte, y al igual que ocurre a nivel estatal, la edad es más que un grado, y el 46% de los autónomos madrileños han cumplido los 40 años.

Lo que no varía mucho es el sector elegido, ocho de cada diez optan por los servicios. No obstante, y dentro de los subsectores, cada vez cobran más peso las profesiones liberales como las relacionadas con la comunicación y la educación, así como las relacionadas con el comercio electrónico y las nuevas tecnologías. Le siguen muy de lejos la construcción e industria (apenas un 9,8% y un 3,1% respectivamente).

 

Nueve de cada diez madrileños cotizan por la base mínima

 

A nivel de cotizaciones, los madrileños siguen la misma tónica que los del resto de regiones. Casi nueve de cada diez (87,3%) cotizan por la base mínima. Cifra que pone de manifiesto la necesidad de desarrollar nuevas fórmulas que favorezcan la mejora de las cotizaciones del colectivo, como la posibilidad de deducirse la cuota de autónomos en el Impuesto de Sociedades, incorporar cuotas reducidas para aquellos trabajadores del Régimen General (médicos, abogados, periodistas, profesores, etc…) que trabajen de forma ocasional por cuenta propia, destopar las bases máximas de cotización para los mayores de 47 años, o compatibilizar, hasta el 100%, el cobro de la pensión con el desarrollo de una actividad por cuenta propia.

En cuanto a su género, las mujeres emprendedoras ganan cada vez más terreno y suponen ya el 34,4% del total (79.793). Por localidades, Valdemoro (+0,7%), Alcobendas (+0,5%) y Torrejón de Ardoz y Majadahonda (+0,3%), se sitúan a la cabeza del autoempleo, mientras que Aranjuez se convierte en el farolillo rojo con un negativo del -0,6%.

La llave maestra de Cifuentes

 

El éxito del autoempleo en la región reside en las políticas que se han puesto en marcha desde el equipo de Gobierno de Cristina Cifuentes. Entre ellas, la ampliación de la Tarifa Plana de 50 euros a 12 meses el mes de mayo del pasado año. Decisión pionera, de la que hasta el mes de diciembre se han beneficiado 3.500 autónomos y que les permitirá reducir sus costes en más de 3.900 euros, durante los 18 primeros meses de actividad.

No es la única medida que ha favorecido la consolidación del autoempleo como eje de la economía madrileña. También hasta finales del año pasado, se tramitaron 500 expedientes de pago único, que ofrece ayudas de entre 1.000 y 3.080 euros a aquellos parados que se den de alta como autónomos.

Financiación y formación son otros de los pilares sobre los que se sostiene el apoyo al autoempleo. El ámbito del crédito, en enero se formalizaba el acuerdo con Avalmadrid por el que la Comunidad aportaría tres millones de euros a dos fondos a través de los cuales los autónomos tienen acceso a 27 millones de euros de financiación adicional. Por su parte, el Plan Formación 2017-2018 contiene 226 actuaciones que permitirán a los emprendedores desarrollar un plan de negocio viable y diseñar herramientas, principalmente de innovación y promoción, para su consolidación a largo plazo.

 

Hasta finales de 2016 se han aprobado más de 3.500 solicitudes de Tarifa Plana para autónomos en la Comunidad de Madrid

 

A este respecto, Miguel Ángel Martín, viceconsejero de Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, insistía en que “el empleo lo crean los autónomos, los emprendedores y las empresas de la economía social y por eso hay que ayudarles”. Lo hacía durante la Jornada de Financiación para Autónomos, Emprendedores y Entidades de la Economía Social en la que se presentaba el Programa para fomentar la Segunda Oportunidad, que tiene como objetivo impulsar el reemprendimiento mediante una ayuda económica, así como con programas de formación que contribuyan a crear proyectos rentables, sostenibles y que permitan generar empleo.

Por parte del colectivo de autónomos, Elena Melgar, presidenta de ATA-Madrid (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos de la Comunidad de Madrid) en declaraciones a AyE ponía el acento en que si bien “la Comunidad sigue creciendo en autónomos, no podemos bajar la guardia y debemos mantenernos en el empeño de salir de esta crisis y seguir apoyando a los emprendedores con partidas que permitan dar continuidad y poner en marcha medidas que favorezcan el emprendimiento y el autoempleo. No consolidaremos la recuperación si no apostamos por la creación de empresas y emprendedores”.

Líderes en creación de empleo

 

En este último aspecto los autónomos madrileños también van por delante. A finales de 2016, el número de aquellos que contaban con una o más personas en plantilla era 114.100, un 20,1% más que el ejercicio anterior. Esfuerzo que, sin embargo, ha sido premiado con una rebaja en la partida presupuestaria regional destinada a incentivar la contratación, que se reduce desde los 40,15 millones de euros a los 28,70 (más de un 11%). Decisión afecta porque no se ha tenido toda la demanda que se preveía. Y se ha optado por reforzar los programas mixtos de formación y empleo”, apuntan fuentes próximas a la Comunidad de Madrid.

En cuanto al presupuesto que se destinará a apoyar al colectivo, en 2017 éste se ha incrementado un 1,14%, hasta alcanzar los 71,28 millones de euros. Subida que “se queda un poco corta, pero que podría explicarse por el ahorro que supondrá la ampliación de la Tarifa Plana a nivel estatal”, explica César García Arnal, vicesecretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos). No obstante, Arnal confía en lo “fluido” de la interlocución entre el Gobierno de la región y los autónomos desde la puesta en marcha de la Mesa del Autónomo y de la Economía Social de la Comunidad de Madrid.

Madrid encabeza la creación de trabajo autónomo