viernes. 17.09.2021

BAJAR LA COTIZACIÓN A LOS QUE INGRESAN POR DEBAJO DEL SMI

El presidente de ATA: "no pasaré a la historia por validar una reforma que suba la cuota al 50% de los autónomos"

IMG-20210825-WA0002 (1)
Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA)

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, afirmó en esta entrevista que no validará un sistema de cotización por ingresos reales "que suba la cuota a 1,5 millones de autónomos". Al contrario, propondrá al Gobierno una bajada de cuota para los que ingresan menos de 944 euros al mes.

 

El presidente de ATA: "no pasaré a la historia por validar una reforma que suba la cuota al 50% de los autónomos"

En escasos días arrancará un nuevo curso político repleto de cambios y novedades a nivel, fiscal, laboral y de Seguridad Social para los autónomos. El primer Consejo de Ministros tras el parón estival aprobó la primera parte de la reforma del sistema de pensiones que pretende llevar a cabo el Gobierno, con medidas que afectan a la revalorización de las pensiones o cambios en las penalizaciones por retiro anticipado. 

Sin embargo, los interlocutores sociales todavía no han dado el visto bueno al sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos, la piedra angular de la reforma de pensiones que pretende llevar a cabo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y que quedó en stand by tras el acuerdo parcial alcanzado en julio. A escasas semanas de que arranque la mesa de diálogo social que se encargará de negociar esta reforma del sistema, Lorenzo Amor, presidente de la asociación más representativa del colectivo, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) concedió una entrevista a este diario. 

En ella, el presidente de ATA se mostró claro y advirtió al Gobierno que "no pasaremos a la historia por haber validado un sistema de cotización por ingresos reales que suba la cuota a 1,5 millones de autónomos, la mitad del colectivo". Al contrario, propone que los autónomos cuyos rendimientos netos se encuentren por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que actualmente está en 944,4 euros, paguen menos cuota. También aprovechó para instar al Gobierno a que baje impuestos, que modifique el decreto de ayudas directas para que lleguen a todos los que las necesitan y que prorrogue la prestación por cese de actividad y los ERTEs.

-Se ha aprobado parte de la reforma de pensiones, pero queda por negociar una de las medidas que más afectarán a los autónomos: el sistema de cotización por ingresos reales.  ¿Cuándo se empezará con las negociaciones y cuál será la postura de ATA frente a esta reforma que plantea el Gobierno?

Todavía no sabemos cuándo se empezará a negociar. El compromiso con Bruselas es que el sistema se apruebe para junio de 2022. La entrada en vigor, según el acuerdo de pensiones, debería ser el 1 de enero de 2023. Así que entiendo que las negociaciones tendrán que empezar pronto, con el tiempo suficiente para que esta reforma tan importante sea validada por los interlocutores sociales, porque esto luego tiene que pasar su trámite parlamentario.

Desde luego nosotros estaremos en la negociación y plantearemos nuestra postura pero sí advertimos algo muy importante: no vamos a ser cómplices de una subida de la cuota a más de la mitad de los autónomos.

Si implantar la cotización por ingresos reales significa que 1,5 millones de autónomos paguen más cuota,  será una decisión que tengan que tomar solos los políticos.  ATA no estará ahí.

No vamos a validar de ningún modo una reforma que pueda suponer un incremento de las cotizaciones a 1,5 millones de autónomos. Y esto lo digo muy claro, porque los autónomos ya pagan bastante cotización y nómina de sus trabajadores, si los tienen; además pagan su propia cotización, muchos impuestos, tasas... Consideramos que un autónomo debería cotizar por sus ingresos reales, sí, pero hay muchos formas de cotizar por ingresos reales antes de obligar a un autónomo a cotizar por sus rendimientos netos. 

Te pongo un ejemplo: hoy mismo, un autónomo mayor de 48 años con un rendimiento neto de 3.000 euros no puede cotizar por sus ingresos reales, porque no le dejan cambiar su base de cotización por encima de 2.000 euros, la tiene topada. El problema está ahí. Y nosotros no vamos a pasar a la historia por ser cómplices de un sistema que le suba la cotización a más de la mitad de los autónomos, sin que sepan además cómo va a ser luego su pensión. Porque tenemos claro que a los pensionistas de ahora se les va a subir la pensión con el IPC: Lo que no tenemos tan claro es que a los cotizantes de hoy les suba su pensión en el futuro por el IPC, o su prestación tenga la tasa de reposición que tienen hoy las nuevas pensiones. 

Además, hay que recordar que un autónomo que pueda permitirse pagar más y quiera mejorar su pensión, puede hacerlo voluntariamente ya. Mañana mismo cualquier autónomo puede cambiar su base de cotización para subirla y mejorar su pensión, y desde octubre esta modificación tendría efectos.

En definitiva, si implantar este sistema de cotización por ingresos reales significa subir la cotización a más de 1,5 millones de autónomos, será una decisión que tengan que tomar los propios políticos. ATA no estará ahí. 

-Ha dejado claro que no validará un sistema que suba la cuota a los autónomos. Pero, ¿sostendría ATA un sistema que haga que los autónomos que menos ingresan paguen menos cuota?

Lo venimos reclamando desde hace años. Hay un millón de autónomos cuyos ingresos están por debajo del Salario Mínimo Interprofesional -de 944,4 euros- y, a la vez, están pagando 289 euros de cuota.

 ATA ya pidió, y lo volverá hacer, que los autónomos cuyos ingresos representen un 25% del SMI paguen sólo 50 euros; que los que ingresan la mitad del SMI, paguen 100 euros; que los que tienen unos rendimientos del 75% del SMI paguen 150 euros de cuota y, por último, que los que estén entre el 75% del SMI y el propio salario mínimo, paguen 200 euros. 

-ATA ha venido advirtiendo desde el principio que este modelo de cotización por ingresos reales no sólo tiene desventajas importantes sino que también es difícil de llevar a la práctica.  ¿Por qué?

Lo primero que hay que dejar claro es que hay sectores y organizaciones de hostelería, comercio, médicos, farmacéuticos, psicólogos, fisioterapeutas y, en general, profesionales que tienen una honda preocupación con este sistema. Entre otras cosas  porque sí puede beneficiar a actividades que tengan gastos, pero, al que no los tenga, es difícil que le beneficie, porque no tiene la capacidad de incluir gastos por su actividad y su rendimiento neto va a ser siempre alto.  

Por ejemplo, un fisioterapeuta difícilmente puede incluir muchos gastos, por lo tanto el sistema le perjudica frente a otros autónomos que sí puede incluir gastos en declaraciones para bajar su rendimiento neto y, por lo tanto, la cuota. 

Este sistema tiene un error de concepción  y es entender que, cuando un autónomo  tiene un rendimiento de 18.000 euros,  esos 18.000 euros van a ir directamente a su bolsillo. No es cierto. 

Es un sistema que, de base, es difícil que sea justo. Los que no son autónomos no terminan de entender que el rendimiento neto de un autónomo no es comparable a la nómina de un asalariado. El rendimiento de un autónomo no incluye muchos gastos que no son deducibles, porque Hacienda no lo permite deducir. Y además, con ese dinero también hay que afrontar impagos y causas sobrevenidas del negocio.  

Entonces, la concepción de este sistema parte de un error, y es el hecho de entender que si un autónomo tiene un rendimiento de 18.000 euros, esos 18.000 euros van a ir directamente a su bolsillo. No es cierto.

Además, es difícil de llevar a la práctica porque, en el caso de los que cotizan por módulos, sus rendimientos netos no son suyos, sino que los que fija una orden ministerial. O los autónomos colaboradores, que directamente no tienen rendimiento neto. Están también los autónomos en pluriactividad, que ya pagan cotizaciones como asalariados a la Seguridad Social .

Y en el caso del autónomo societario, no queda claro si el rendimiento neto se entenderá como de la actividad o suyo. Hemos visto una reciente sentencia del Supremo que dice que este colectivo no podrá cobrar el 100% de su pensión en jubilación activa precisamente porque se considera que el empleador es la sociedad.  Entonces, ¿para la jubilación activa el empleo es de la sociedad, y para el sistema de cotización por ingresos reales el rendimiento será del autónomo?  

-Hay una posibilidad de que pronto se reactive la negociación para la subida del Salario Mínimo Interprofesional ¿Cómo cree que afectará a los autónomos y a sus cuotas? 

Desde ATA y también desde CEOE se ha dicho que en este momento no toca, y será contraproducente. Es cierto que en estos momentos está habiendo un rebote en determinadas actividades, por la vacunación, menos restricciones y la campaña estival, pero hay que ser muy prudentes. Hay muchos autónomos que están muy tocados y el Salario Mínimo no afecta por igual a todos los sectores y territorios. Estamos de acuerdo con que los trabajadores estén mejor pagados, pero desde luego no es el momento. 

La subida del SMI significaría que volverían a elevarse las cuotas. Un palo para nosotros

Además, no hay que olvidar que la subida del SMI significaría también que se descongelara la subida de los tipos de cotización para los autónomos, y eso significaría que volviera a subir la cuota. Sería un palo para nosotros.

Sobra con decir que las cotizaciones de los autónomos subieron el año pasado por los tipos cuando, desde luego, no subía la actividad de los autónomos. Y el Salario Mínimo subió un 30% en los últimos años, pero en ese periodo no subió la facturación de las empresas en la misma proporción.

-También se está hablando mucho de las trabas para acceder a las ayudas directas. ¿Cree que se han gestionado debidamente y están siendo útiles para apoyar a los autónomos?

Creo que a los autónomos que tuvieran deudas a 31 de mayo sí les ha servido, a los demás no. Suelo poner un ejemplo muy ilustrativo: 1,5 millones de autónomos han accedido al cese de actividad desde que se puso marcha, por lo que tuvieron que sufrir caídas de, como mínimo, un 50% de su facturación o estar cerrados. Sin embargo, ni si quiera 300.000 se espera que puedan  percibir las mal llamadas 'ayudas directas'. Con lo cual, el balance y la cobertura es ridícula. 

La cobertura de las ayudas directas ha sido ridícula

Éstas no son las compensaciones que se merecen los autónomos que han sufrido tanto en esta pandemia. Si sumamos ERTE, cese de actividad, ayudas directas, subvenciones de ayuntamientos y comunidades autónomas, de cada 100 euros que ha dejado de facturar un autónomo se le ha compensado con 20. 

Ahora bien, eso no quita para poner en valor tres ayudas que han recibido los autónomos y que sí han servido mucho para apoyar al colectivo: los ERTE, cese de actividad y créditos ICO. De momento, las ayudas directas, no. 

-Precisamente, dentro de un mes acabará el cese de actividad y los ERTE. Ambas ayudas parece que siguen siendo muy necesarias para el colectivo ¿cree que va a haber nueva prórroga? 

Debería haberla. Indudablemente hay todavía restricciones de aforo y sectores como el ocio nocturno que no pueden abrir. Mientras las haya, se tienen que mantener el cese y los ERTE. Si no se hace se estaría dañando a estas actividades a las que no se les está permitiendo trabajar.  Confío en que se vuelva a alargar.

Debería haber una nueva prorroga para el cese de actividad y los ERTE

-¿Es necesario una reforma fiscal que favorezca especialmente a los autónomos? 

Creo que el Gobierno debería copiar las reformas fiscales de Madrid o Andalucía. Ambas comunidades son amables con los autónomos y las empresas, facilitan los servicios al ciudadano y recaudan más.

Si se quiere hacer una reforma fiscal, que se haga. Pero lo primero habría que combatir ese 24% de economía sumergida, no que tengan que pagar más los que declaran, sino que paguen los que no declaran. España duplica la media de economía sumergida. 

Los autónomos y empresarios no suben precios cuando sus ventas se reducen. El Estado tendría que tomar nota de ello y no subir impuestos cuando suben los gastos y se recauda menos, porque crece la economía sumergida y siempre hay menos ingresos.

El Gobierno debería copiar las reformas fiscales de Madrid y Andalucía. Ambas son amables para los autónomos.

Para acabar, ¿Cómo se plantea el fin de curso y el 2022 para los autónomos?  ¿Se ve la luz al final de túnel?

Estamos en un repunte de la actividad en muchos sectores y territorios. La gente ha vuelto a salir, tenían ahorros después de tanto tiempo, y ahora están gastando. Pero quiero ser muy prudente, porque hay datos que dicen que no recuperaremos el PIB de 2019 hasta 2023.

Vamos a ver cómo avanzamos, cómo recuperamos el empleo, hay 150.000 autónomos que siguen en la cuerda floja. Dependeremos mucho de las próximas medidas que se tomen, del entorno político, del global, de las subidas energéticas, de los carburantes, y de las medidas que se tomen en nuestro país. 

...Si tuviera que decir 3 medidas indispensables para que los autónomos se recuperen cuanto antes

Lo primero sería corregir el decreto de ayudas directas y permitir que los autónomos incluyan facturas impagadas hasta diciembre de 2021. Que esos 7.000 millones de euros lleguen realmente a los autónomos y pymes que, son los más damnificados por esta crisis. 

La segunda medida sería no subir impuestos. Al contrario, bajarlos.  Se ha demostrado que reduciendo impuestos se ingresa más.

En tercer lugar, pediría una política laboral y económica que preste atención a las empresas y a los autónomos.

Y, si me permites, también hay una cuarta clave: un clima político y social acorde. Porque esto es fundamental para que la recuperación económica llegue cuanto antes a los autónomos. 

El presidente de ATA: "no pasaré a la historia por validar una reforma que suba la cuota al 50% de los autónomos"