miércoles. 27.10.2021

O HAN QUEDADO EXCLUIDOS O NO NOTAN LA DIFERENCIA

La rebaja del IVA de la luz que aprobó el Gobierno no logra reducir la factura de los autónomos y se sienten engañados

luz
luz

El Gobierno aprobó una rebaja del IVA de la luz ante la subida de la factura eléctrica que afecta especialmente a los autónomos. Sin embargo, muchos sectores han quedado excluidos de la rebaja y otros no notan la diferencia. 

La rebaja del IVA de la luz que aprobó el Gobierno no logra reducir la factura de los autónomos y se sienten engañados

La factura de la luz sigue registrando subidas sin precedentes en nuestro país. A principios de agosto, el coste energético alcanzó un nuevo máximo histórico que establece un precio medio de 106,74 euros el MWh. De acuerdo con los datos recogidos por el Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE), esta cuantía triplica el precio fijado en comparación al mismo periodo en el año 2020.

Ante este aumento en los recibos de todos los españoles, el Gobierno estableció una bajada del IVA del 21 al 10% para aquellos autónomos y particulares que tuvieran contratados menos de 10 KWh para sus negocios y viviendas. Sin embargo, y precisamente por este requisito, la medida no abarcó a todo el colectivo y ha generado grandes desigualdades entre los diferentes sectores.

Según el Consejo de Ministros, esta rebaja del IVA afectaría al 72,5% de los trabajadores por cuenta propia. No obstante, tal y como señala el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, “estas cuentas salen si incluyes a taxistas, agentes comerciales y cualquier profesional que no tiene que asumir el gasto de un local” y, en la mayoría de los casos, no paga luz.

En este sentido, el presidente de ATA matizó que “la realidad es que los autónomos que poseen negocios tienen contratados más de 10 KWh, el límite que el Gobierno ha impuesto”. Este puede ser el caso de sectores como la hostelería, lavanderías, comercios o peluquerías donde el gasto energético es uno de los pilares de su actividad. “Está claro que un jardinero sin local no gasta luz en su actividad”, añadió Amor.

Los autónomos que tienen contratados más de 10 KWh se sienten "engañados"

Esta compensación impositiva ha generado distintas reacciones por parte del tejido productivo. La mayoría de los sectores a los que ha tenido acceso este medio se sienten engañados y no comprenden cómo en estos tiempos de pandemia se sigue asfixiando a uno de los pilares económicos del país.

“Esto ha sido un jarro de agua fría”, afirmó Luis Herrera-Portugal, presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España. En un principio, afirmó el presidente, algunos peluqueros sintieron esperanza al ver que el Ejecutivo iba a rebajarles el IVA ante la incipiente subida de la luz. Sin embargo, “tras leer la letra pequeña, los profesionales se han sentido engañados ya que casi ninguno puede trabajar con menos de 10 KWh contratados. Es una auténtica burla, la actividad sigue resentida, decepcionada y cabreada”, añadió Herrera-Portugal.

Según el representante del sector, incluso la peluquería más pequeña tiene esta necesidad de consumo. De media, estos negocios tienen contratados 15 KWh, “a poco que enciendas dos secadores, el calentador del agua, aire acondicionado o la iluminación, el gasto se dispara”, afirmó Herrera-Portugal.

Por otro lado, desde el sector de la hostelería, el presidente Asociación de Hostelería Compostela, Thor Rodríguez, comentó que en un local pequeño como el suyo, con 60 metros cuadrados, es inviable tener una potencia contratada menor que la fijada por el Ejecutivo. Por ello, la subida afecta al sector y "la última factura de la luz que llegó a nuestro negocio fue 150 euros más cara de lo habitual”, afirmó Rodríguez. Asimismo, los hosteleros recalcaron que actualmente los gastos energéticos se han incrementado por los nuevos sistemas de extracción y ventilación para hacer más seguros los locales, a lo que hay sumarle neveras, máquinas de hielo, cafeteras, calentadores o lavavajillas.

Por su lado, José Carlos Mas, presidente de la Federación Española de Tintorerías y Lavanderías (FETYL), otro de los sectores donde la mayoría de autónomos dicen no haberse visto beneficiados por la rebaja, afirmó que estos elevados costes energéticos “les afectan mucho. La subida es criminal, nuestro principal gasto es el energético. En especial, en el mes de agosto será imposible trabajar. Es uno de los momentos del año en el que más trabajo tenemos por la limpieza de toda la ropa de cama e invierno”, valoró el presidente.

Los autónomos que sí pudieron acogerse a la rebaja no notan la diferencia

Por otro lado, hay algunos sectores que no requieren elevados costes energéticos para realizar sus actividades y que, por tanto, sí podrían beneficiarse de la rebaja de impuestos en la luz. Éste puede ser el caso de algunos profesionales dedicados a actividades digitales, abogados o que directamente trabajan fuera de casa como transportistas o taxistas y que únicamente notan estos cambios en su domicilio particular.

Si es cierto que la factura de la luz ha subido y el IVA ha bajado, pero realmente la rebaja no es tan cuantiosa como uno espera al leer las noticias”, afirmó Antonio Díaz Ruíz, autónomo propietario de un estudio de fotografía en Málaga. El trabajador por cuenta propia explicó que sus herramientas de trabajo si necesitan de electricidad, pero no un consumo equiparable a discotecas o comercios. Baterías, ordenadores, focos de luz o impresoras, son los principales gastos energéticos de estos profesionales que no utilizan de forma permanente todas estas herramientas para trabajar. “Al final nuestro trabajo es en un 75% estar fuera tomando fotografías o grabando vídeos. El tiempo que pasamos en nuestro estudio es ínfimo y, por lo general, es editando fotos con nuestro PC y ese gasto puede ser igual que el de cualquier domicilio”, añadió Díaz Ruíz.

Asimismo Javier González, abogado autónomo, valoró que estas medidas no tienen sentido para estudios, despachos o locales que realmente tienen una potencia contratada tan baja. “Veo nefasto que esto sólo afecte a una parte de los autónomos que realmente no lo necesitan. Obviamente, cualquier presión fiscal que se elimine o reduzca es bienvenida y en cierto sentido se nota la bajada del IVA, pero no lo suficiente como para contrarrestar las demás subidas”, afirmó González.

La rebaja del IVA de la luz que aprobó el Gobierno no logra reducir la factura de los autónomos y se sienten engañados