Martes. 20.02.2018

LOS BENEFICIOS HASTA UN 12%

La subida de los materiales machaca a las pequeñas obras

En algunos casos, los precios de los materiales de la construcción se han incrementado más de un 20% con respecto al pasado año.Esta escalada de los costes no afecta igual a grandes que a autónomos y pequeños constructores. 

La subida de los materiales machaca a las pequeñas obras

El ladrilllo resurge de las ruinas y las gruas vuelven a formar parte del skyline de las urbes. La subida del precio de la vivienda que, según las estadísticas del Colegio General de Notariado fue del 1,8% el pasado 2017, alcanzándose los 1.383 euros por metro cuadrado. Estos datos son inferiores a los del Ministerio de Fomento que al cierre del tercer trimestre de 2017 apuntan un incremento porcentual del 2,7%  y cifra en 1.540 euros el metro cuadrado. Independientemente de quién y cómo se valore, estas subidas tienen mucho que ver con la subida de los precios de los materiales de construcción.  

“En los desgloses presupuestarios de las ofertas que nos envían las constructoras hemos observado un coste mayor, tanto en el precio de los materiales como en la mano de obra”, explica Antonio Caldas, director comercial del Grupo Trima, una pequeña promotora de Madrid.

Apreciación que confirma el índice de precios y materiales diversos de la construcción del Ministerio de Fomento actualizado a noviembre de 2017. Éste detalla subidas de hasta el 20,21% en elementos como los tubos de cobre, o del 19,10% en el caso del acero. Aunque en menor medida, otros materiales como los también son más caros hoy. Entre otros, mobiliario de cocina y baño (+0,88%), pinturas (+1,28%), sanitarios de cerámica (+1,43%), radiadores (+1,59%), fibra óptica (+2,48%) o fibra óptima (+4,49%).

Esta escalada de los costes no afecta igual a grandes que a autónomos y pequeños constructores y que en algunos casos puede llegar a reducir el margen de beneficios hasta un 12%. “En una promoción estándar de vivienda plurifamiliar en torno a un 7% y un 8%”, aclara Caldas.

Cifra que Ildefonso Rueda, autónomo fundador de la sevillana Pinturas Rueda, eleva hasta el 12%, “los contratos que tenemos firmados son, en muchos casos, de antes de la subida y las constructoras no están dispuestas a asumir el aumento de costes”. La consecuencia es la reducción del margen de beneficio. Incluso en algunos casos, “obliga bien a reducir tiempos de ejecución aumentando la carga de trabajo de los empleados o bien a mermar la calidad de los materiales”.

Más altas de autónomos y vivienda más cara

Otro de los ámbitos en los que se percibe la recuperación del sector es los registros de afiliación a la Seguridad Social. Actividades inmobiliarias y construcción acumularon el 79,7% de las 10.468 altas de autónomos  del pasado año. Entre los dos aportaron al sistema un total de 8.338 afiliados, con una tasa de crecimiento anual del 7,24% en el primer caso y del 1,51% en el segundo. Tendencia que continua en el mes de enero con aumentos interanuales del 7,42% y 1,76% respectivamente.

En cuanto a los precios de la vivienda, los expertos coinciden en que el periodo de bonanza se alargará en los próximos años. Según la agencia de calificación crediticia Standar & Poors, la compra venta de viviendas podría incrementarse hasta un 8%. Asimismo, desde el portal inmobiliario Fotocasa, apuntan que se venderán más de medio millón de viviendas, lo que supone volver a niveles de 2008.

Así, la combinación de aumento de la demanda junto al incremento de los precios de los materiales tendrían como resultado un encarecimiento del precio de la vivienda que ya se está notando a pie de calle “estamos observando como el precio final del metro cuadrado de la vivienda construida se está incrementando  tanto por la subida de materiales como por el aumento de la demanda”.

Subida que podría situarse entre el 15% y el 20% en grandes capitales como Madrid y Barcelona, y hasta el 30% en las zonas prime, según afirmó Óscar Larrea, director de obra nueva en Madrid de Engel & Völkers, en unas recientes jornadas organizadas por el diario El Confidencial. 

La subida de los materiales machaca a las pequeñas obras