domingo. 08.12.2019

HAY 9.000 CENTROS DE REPARACIONES ILEGALES

Los talleres han perdido 4.000 millones por los chiringuitos clandestinos

Los talleres han perdido 4.000 millones por los chiringuitos clandestinos

Los talleres mecánicos han perdido 4.000 millones de euros en los últimos siete años a causa de los chiringuitos clandestinos. España cuenta con 9.000 centros de reparación ilegales. Ésto pone en riesgo también la seguridad de los conductores. .

Los talleres han perdido 4.000 millones por los chiringuitos clandestinos

Trabajar al margen de la legalidad no sólo daña a la economía. En el caso de los talleres mecánicos se pone en riesgo algo aún más importante: la propia vida de los conductores. En España, hay 9.000 talleres clandestinos cuyas prácticas fraudulentas han costado al sector la friolera de 4.000 millones de euros desde 2012. “Estamos hablando de que uno de cada cinco talleres son ilegales”, explicó a Autónomos y Emprendedores, Guillermo Moreno, vicepresidente de Cetraa (Confederación Española de Talleres de reparación de vehículos y afines) y presidente de la Asociación de Talleres de Alicante y provincia.  

Daño que, además de a la recaudación y a la competitividad del sector, afecta de lleno a la seguridad vial. “En el 90% de los casos emplean piezas de desguace para reparar los vehículos. Los conductores, muchos sin saberlo, se convierten en un peligro para ellos mismos y para los demás”, comentó Moreno. A esto, hay que añadir que “es muy difícil para el conductor distinguir un taller legal de uno ilegal”, ya que tanto por su ubicación como por su apariencia no hay apenas diferencias.

Este tipo negocios ilegales se han profesionalizado en los últimos años. Antes, los locales podían ser fácilmente detectables por la suciedad o porque se situaban en zonas escondidas y de difícil acceso.  Sin embargo,a día de hoy, “disponen de maquinaria, herramientas y personal uniformado, como en cualquier otro taller. Hay naves industriales enteras en las que se están reparando decenas de vehículos cada semana de forma ilegal”, explicó el vicepresidente de Cetraa, que puso el ejemplo de un caso concreto en la localidad de Torrevieja (Alicante). “Los clientes ven una puerta abierta, con todo aparentemente en regla, y se meten dentro. No saben que es un taller clandestino”.

Y lo peor de todo, desconocen que detrás de esta actividad algunos ocultan otras aún más al margen de la legalidad como la venta de vehículos robados o el tráfico de drogas y armas. “Es una mafia, y los talleres son tapaderas”, afirmó Guillermo Moreno.

Obligados a hacer reparaciones no seguras

La diferencia de precio de una reparación hecha en un taller ilegal y otra que disponga de la autorización del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo -que es quien tiene la competencia- puede ser de hasta el 70%. “En primer lugar, juegan con el margen del 21% de IVA. A ello, hay que sumar el ahorro de las piezas de recambio y los costes laborales de los trabajadores que, por supuesto, no están dados de alta en Seguridad Social y cobran en negro”, detalló Moreno.

En contra de lo que, a priori, se pueda pensar, los empleados son, en su mayoría, ayudantes y oficiales a los que “les fuerzan a hacer reparaciones que van en contra de la seguridad vial”. El vicepresidente de Cetraa contó otro caso. Esta vez el de un jefe de taller en Alicante al que, sus circunstancias personales, le llevaron a trabajar en uno de estos centros, “duró una semana. No aguantó la presión de saber que con lo que le estaban obligando a hacer ponía en riesgo la vida de las personas”. Además, tampoco tienen acceso a la información técnica del vehículo, con todo lo que ello conlleva a la hora de hacer una reparación.

Faltan inspectores

Aunque el boca a boca es el medio que más funciona entre los clientes de este tipo de talleres ilegales, las redes sociales también han contribuido a que esta situación se extienda y consolide. Tanto el Seprona como la Guardia Civil y la policía autonómica vienen detectando y clausurando decenas de estas instalaciones desde hace años. El pasado mayo, por ejemplo, se desmanteló una en la comarca de Jacetania (Aragón); en julio se cerraron otras dos en A Coruña y se llevó adelante una operación contra 41 de estos negocios ilegales en Baleares,en el mismo periodo.

Una labor y un esfuerzo que se queda corto. “No hay inspectores suficientes”, lamentó el vicepresidente de Cetraa. Que aunque elogia la labor de los cuerpos de seguridad del estado, comentó que "no dan ninguna solución”. Eso pese a que es, precisamente, el ámbito fiscal uno de los más dañados. Pensemos que ni declaran IVA, ni Impuesto de Sociedades, y tampoco tributan por ninguno de los impuestos locales y autonómicos que afectan al sector. “¿Se ha planteado Hacienda la cantidad de dinero que dejan de recaudar?”, cuestionó Moreno.

Ley nacional y pago con tarjeta

En el documento de medidas para proteger y dinamizar el sector que Cetraa ha hecho llegar a los partidos políticos de cara a la nueva Legislatura, se solicita “una mayor implicación y coordinación por parte de las administraciones y autoridades competentes” para luchar contra estas situaciones de ilegalidad.

En este sentido, el vicepresidente de la confederación que representa al 70% de los 43.000 talleres legales que operan en España afirmó que “hay una manera muy sencilla de desactivar los talleres ilegales: obligar a que todo se abone con tarjeta de crédito”. Con ello, quedaría reflejada en todo momento la trazabilidad de la operación y se impediría el ‘¿con IVA o sin IVA?’.

Por otro lado, para Moreno, el vehículo eléctrico y la robotización contribuirán a reducir el número de negocios clandestinos. “Además de tener que invertir en herramientas y maquinaria de reparación nueva, el coche eléctrico requiere un reciclaje y una formación de los empleados”, concluyó.

Los talleres han perdido 4.000 millones por los chiringuitos clandestinos