Domingo. 23.09.2018

SOCIEDADES DE GARANTÍA RECÍPROCA

Las emprendedoras tendrán avales en mejores condiciones

Las emprendedoras tendrán avales en mejores condiciones

La Línea de Mujer Emprendedora Cersa, creada para facilitar la concesión de avales a las mujeres emprendedoras, se renueva un año más. La Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa) negocia en estos momentos un nuevo convenio por el cual los proyectos de las emprendedoras pueden obtener subvención para abonar la comisión de estudio y así obtener el aval que las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) conceden para llevar a cabo los mismos.

Las emprendedoras tendrán avales en mejores condiciones

Un año más estará en marcha la línea específica que Cersa, el órgano dependiente del Ministerio de Economía y que actúa como director de los criterios que deben cumplir autónomos y pymes para recibir financiación de las SGR, tiene vigente para las emprendedoras. El convenio fija los criterios para que las mujeres autónomas se beneficien de la subvención.

Dicha línea, existente ya otros ejercicios, subvenciona la comisión de estudio para la concesión del futuro aval con un máximo de hasta 500 euros por proyecto. Los requisitos para conseguir la subvención es que el 50% de la propiedad de la empresa esté a nombre de la mujer emprendedora y que se trate de una nueva empresa, considerada así aquella que tenga al menos dos años y el año en curso.

Los trámites han de realizarse a través de cualquiera de las 19 SGR que existen actualmente en España. Si la interesada no conoce la SGR que le corresponde en su localidad, el consejo es acudir a su entidad bancaria donde se le dará información.

La comisión de estudio para conceder el aval es un gasto al que debe enfrentarse el interesado y, en el caso de la Línea Mujer Emprendedora, unas 800 mujeres se han visto beneficiadas en los últimos años. 

Financiación a través de SGR

La Línea Mujer Emprendedora es un paso más en el tipo de financiación que ofrecen las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR). Éstas son entidades que proporcionan avales, además de servicios de información, asesoramiento y financiación a los autónomos y las pymes. Las condiciones de estos avales suelen ser ventajosas en tipos de interés y plazos.

Los avales son casi siempre económicos ante las entidades financieras o ante terceros, pero también pueden ser no financieros, sino para otro tipo de obligaciones, ante la Administración y ante terceros. El hecho de poseer estos avales es un instrumento potente ante las entidades financieras.

La condición de las SGR es que el futuro avalado debe convertirse en socio partícipe de la sociedad. Esto significa que el interesado -el 40% son autónomos y el resto pequeñas y medianas empresas- debe aportar la documentación necesaria para que se evalúe la operación y se analice la financiación más adecuada.

Las emprendedoras tendrán avales en mejores condiciones