domingo. 28.11.2021

TRASLADAN SU PETICIÓN A LA COMISIÓN DE EXPERTOS

Autónomos de diferentes sectores reclaman al Gobierno una bajada del IVA

carniceria-autonomos-iva
Carniceros, peluqueros y veterinarios vuelven a pedir una bajada del IVA.

El Gobierno prepara, junto a un grupo de expertos, una reforma fiscal para el año 2022. Autónomos de diferentes sectores han aprovechado ese análisis para reclamar una bajada del IVA. 

Autónomos de diferentes sectores reclaman al Gobierno una bajada del IVA

Pasar de un tipo de IVA general del 21% a uno reducido o superreducido del 10% y 4% es la petición que están trasladando diferentes organismos sectoriales al Gobierno, de cara a la reforma fiscal que prepara para el 2022. Son autónomos de diversas actividades económicas que llevan desde hace varios años reclamando esta bajada en la tributación que soportan sus servicios o productos. Y que vuelven ahora a recordar su importancia a la Comisión de Expertos del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

El pasado abril, el Ejecutivo encomendó a un grupo de 17 expertos la realización de un análisis del actual sistema fiscal para mejorarlo. El estudio, que no será vinculante, propondrá un reforma del sistema tributario español que pondrá el foco sobre la fiscalidad medioambiental, la imposición en sociedades, la tributación de la economía digital, así como la armonización patrimonial. La Comisión de Expertos tiene de plazo hasta el próximo 28 de febrero de 2022 para entregar sus recomendaciones y es por ello que muchos sectores de actividad están aprovechando para reivindicar su petición máxima: la inclusión de una bajada del tipo impositivo de IVA para su actividad.

Según han manifestado en varias ocasiones estos autónomos, que van desde peluqueros, hasta carniceros, pasando por veterinarios o dueños de un salones de estética, el IVA al 21% es “injusto” y son sus clientes quienes acaban siendo al final los mayores perjudicados de soportar un tipo general de IVA. 

Los tres sectores que llevan reclamando la bajada del IVA

Aunque son muchos los sectores económicos que piden al Ejecutivo una bajada del IVA a sus productos o servicios -puesto que se trata de un tributo final que encarece sus servicios-. Hay entre todos ellos, una serie de actividades que destacan pues llevan años denunciando y reclamando a los sucesivos gobiernos un bajada del tipo general al tipo reducido o superreducido. Estos son:

Los carniceros quieren un IVA superreducido del 4% para la carne fresca

A diferencia de otros productos básicos de consumo de primera necesidad como la leche, los huevos o la verdura que tienen un IVA superreducido del 4%, la venta de carne fresca soporta un tipo impositivo reducido del 10%. Es por ello que la Confederación Española de Detallistas de la Carne (Cedecarne) ha presentado esta semana un escrito a la Comisión de Expertos del Ministerio de Hacienda para reclamar una bajada de su tipo impositivo a uno superreducido, según publica la agencia de noticias Europa Press, que tuvo acceso a dicho documento.

Cedecarne cataloga presuntamente en el escrito de “incompresible” el tipo impositivo que se le aplica a sus productos, máxime cuando se trata de alimentos claves para llevar una dieta "equilibrada". La patronal que acoge a más  25.000 establecimientos de carnicería y charcutería propone al Gobierno la implantación de un IVA superreducido del 4% a la venta de carne fresca.

Asimismo, Cedecarne "ha recordado que el IVA recaudado por este concepto, según los diferentes tipos de carne fresca fue en 2019 de 834,3 millones con el 10%, mientras que en el caso de que hubiera sido del 4% se habría situado en los 333,7 millones de euros, por lo que el ahorro que supondría para las familias y consumidores su aplicación sería de 500,5 millones" recoge Europa Press. 

Los peluqueros indignados denuncian que su bajada de IVA es "ya una cuestión política”

Las peluquerías llevan años negociando con diferentes gobiernos nacionales, partidos políticos e, incluso, manifestándose en las calles para dejar de soportar un IVA del 21% y pasar a un tipo reducido del 10%. Fue en septiembre de 2012 cuando su situación fiscal empeoró, ese año se produjo una subida de los tipos general y reducido del IVA, del 18% al 21% y del 8% al 10% respectivamente. Y desde entonces llevan luchando por ese rebaja.

El presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, aseguró que su bajada de IVA “ha pasado a ser una cuestión política”. Según explicó “poco antes de la moción de censura a Mariano Rajoy, el PSOE presentó una PNL (Proposición No de Ley) para bajarle el IVA a la actividad. Sin embargo, ahora cuando ha tenido la oportunidad de poder asacar adelante la medida, pues contaba con el apoyo del resto de grupos políticos, se ha negado”.

Herrera-Portugal reconoció que no han enviado ninguna propuesta a la Comisión de Expertos, “porque las conversaciones bilaterales que teníamos con el Ministerio de Hacienda se han agotado ya”. Su batalla se lucha ahora a nivel autonómico. Las peluquerías, barberías y salones estéticos quieren conseguir el beneplácito de mayor número posible de ayuntamientos y comunidades autónomas para presionar al Ejecutivo y modificar su postura. “Ya tenemos el apoyo en Castilla La-Mancha, Galicia y Santander. Hemos conseguido esos votos favorables, pero necesitamos más. Aunque los gobiernos autonómicos no tienen competencia en un tema fiscal como éste, sí que creemos que será significativo para hacer cambiar de parecer al Gobierno” aseguró el presidente de CONEPE, Luis Herrera Portugal.

En cuanto a seguir saliendo a la calle, el presidente de CONEPE se admitió que las realizadas hasta la fecha han sido “muy poco representativas. Los autónomos están centrados en sobrevivir, especialmente tras la pandemia, y no pueden permitirse el lujo de cerrar para poder manifestarse. Ese no es nuestro camino de lucha”.

Los veterinarios aseguran que su IVA al 21% va en contra de la salud de la población

Los veterinarios por cuenta propia llevan desde los Presupuestos Generales del Estado de 2018 escuchando la promesa de una bajada del 21% al 10% del IVA que soportan. Según explicaron desde el Consejo General de Colegios Veterinarios de España (COLVET), es una medida con la que se suelen mostrar “a favor los grupos políticos, pero que a la hora de la verdad se acaba imponiendo el criterio de Hacienda y se paraliza”.

El presidente del COLVET, Luis Alberto Calvo, ha catalogado en varias ocasiones el IVA al 21% para la salud animal de “injusto, abusivo y desproporcionado para un servicio sanitario”. Según ha defendido se trata de un servicio para salud que se grava como un artículo de lujo. Los veterinarios advirtieron sobre cómo el mantenimiento de este IVA general puede llegar a influir negativamente sobre la propia salud pública. “Porque puede haber gente que no esté bien económicamente y no pueda comprar las vacunas para su perro a un 21% de IVA” exponen desde COLVET.

Los veterinarios soportar 11 puntos más de IVA que el resto de actividades sanitarios que trabajan al tipo reducido del 10%. Lo que a modo de ver de COLVET es una “desventaja para un servicio básico de salud. Que puede llegar a ser perjudicial, máxime cuando los datos muestran que cada vez más en España la gente tiene mascotas”.

Desde el Consejo explicaron que este año habían mantenido reuniones con el director general de Derechos de los Animales, Sergio Antonio García, y que se había mostrado receptivo a su petición. Pero que, sin embargo, la pelota está sobre el Ministerio de Hacienda y “por el momento está muy bloqueado” relataron. Que incidieron que junto a ellos, los más interesados en este bajada son los propios dueños de las mascotas.

Autónomos de diferentes sectores reclaman al Gobierno una bajada del IVA