martes. 20.08.2019

Las Fintech piden una normativa al Gobierno para no tener que irse de España

Las empresas Fintech son ya una realidad en España y cada vez que tienen la oportunidad piden al Gobierno una normativa que les permita crecer.
Las Fintech piden una normativa al Gobierno para no tener que irse de España

Presente, oportunidad y competitividad son las tres palabras que más se han pronunciado durante el Foro Fintech “Presente y futuro de las nuevas tecnologías aplicadas a los servicios financieros”. En el encuentro, que ha reunido a diferentes representantes del sistema financiero español, se han debatido cuáles son o serán los retos de esta forma de acceder por parte de los usuarios a los servicios financieros.

La primera en romper una lanza en favor de las Fintech ha sido Marta Plana, presidenta del Foto Fintech, que ha querido dejar claro que éstas “son presente y no futuro”. Además, ha querido recalcar que las más de 200 empresas de este sector necesitan “un marco jurídico en el que poder operar”. En referencia a esto ha animado al Gobierno a que aproveche las “oportunidades” que tiene este sector y “se ponga a la vanguardia” legislativa que esta economía necesita.

Con una regulación concreta o sin ella, las Fintech se han hecho un hueco y han provocado una “disrupción” en el sistema financiero. Según Salvador Molina, presidente del Foro Ecofin, “estamos ante una transformación de los servicios financieros. Estamos ahora mismo con las espadas en lo alto” luchando por hacerse un hueco en el sector. A lo que le seguirá “una segunda fase de agregación de los servicios financieros” en la que se unirán empresas Fintech y bancos. Y esto dará lugar “a una tercera fase en la que se evolucionará hasta suponer el fin de la banca tradicional”.

Que las Fintech son el presente y que están “de moda” es algo con lo que coincide Juan Pedro Gravel, socio de Deloitte, “esto pasará a los libros de historia de la innovación”. No obstante, Gravel no coincide con Molina cuando éste asegura una desaparición de los bancos. “De aquí a unos años no hablaremos de entidades financieras, sino que hablaremos de aglomerados de empresas. Se cambiará la forma de hacer negocios pensando, antes, en la experiencia del usuario”.

Una aproximación de futuro con la que coincide Ricardo Javier Palomo Zurdo, catedrático de Economía Financiera en la Universidad CEU San Pablo y vicepresidente de FIFED. “No creo que haya que utilizar términos de guerra cuando se hable de Fintech y entidades financieras, sino que hay que hablar de transición… pues acabarán siendo aglomerados de empresas financieras centradas en la experiencia del usuario”, ha señalado. Asimismo, Palomo ha querido resaltar, “académicamente”, los cambios que han supuesto las Fintech “desde el punto de vista de la creación de una empresa” y la “importancia” de que éstas tengan una regulación que les permita avanzar.

Alfonso de León, cofundador y copresidente de Finizens, y Carles Escolano, CEO de Arboribus, han sido los encargados de poner el punto sobre la i y resaltar las innovaciones que han aportado las Fintech al sector financiero. León ha destacado que su empresa de Fintech Finizens ha solucionado “el problema de la jubilación”, pues ofrece un plan de pensiones “alternativo al público que le permitirá tener una calidad de vida cuando una persona tenga más de 50”. Por su parte, Escolano señala la posibilidad de “prestar dinero a través de pequeñas y medianas empresas, gracias a la tecnología. Ahora las empresas tienen una financiación alternativa que no tenían con la banca tradicional”.

La Administración estuvo representada en el Foro por Ramón Guzmán, asesor ejecutivo del Gabinete de la Secretaría General del Tesoro, quien ha sido el encargado de cerrar la charla. Guzmán ha dejado claro que “la regulación de las Fintech es tan importante como la regulación del sector financiero” y que esta normativa debe cumplir con el principio de proporcionalidad “pues no todas tienen las mismas necesidades”. Asimismo ha asegurado “que se está llevando a cabo” un estudio sobre cuáles son los pasos a seguir para crear un marco legislativo para todos los componentes del sector, pero advierte que se producirá “con tiempo, con pausa y escuchando a todas las partes”.

Se irán si no hay normativa

“La regulación es necesaria porque si no, no hay estabilidad, y eso crea inseguridad a los inversores”, ha explicado Marta Plana una de las consecuencias de que no exista un marco normativo para regular a las Fintech. Un paraguas legislativo que llevan pidiendo cinco años -cuando empezaron a desarrollarse este tipo de empresas- y que aún no ha llegado. Además, Salvador Molina ha apuntado que es “una oportunidad fantástica” para crear una normativa pues es un sector nuevo y “esto debería ser más fácil”. Pero ha advertido que ésta deberá estar “acorde al sector internacional”.

Juan Pedro Gravel ha contestado que las dificultades que tienen las Fintech en España son las mismas que en cualquier otra empresa y, por lo tanto, “el foco no debe estar en la regulación, sino en el modelo de negocio”. Asimismo ha explicado que si una empresa que lleva cuatro o cinco años en el mercado no funciona es por su modelo de negocio y no por la regulación. Ahora bien, Gravel ha coincidido en que una normativa puede potenciar el desarrollo pues, “si una Fintech tiene un modelo de negocio definido, triunfa. Y si tiene una regulación ya es como jugar al póker y ganar”.

De una forma u otra, en un presente inmediato o en un futuro lejano, los participantes del Foro Fintech han coincidido en que es necesario que las Fintech tengan una normativa que les permita competir en igualdad de condiciones con la banca tradicional. Y han asegurado que el retraso de esta ley supondrá que las Fintech, Insurtech, Reintech o cualquier startup del sector financiero se vayan de España y busquen países que tengan una regulación concreta. Asimismo, han destacado que esto supondrá que empresas que tengan su sede en otros países no vengan a España. En este sentido, Salvador Molina ha puntualizado que nuestro país pierde una oportunidad con todas las empresas que tienen su sede en Reino Unido y que tras el ‘Brexit’ buscan un nuevo país donde instalarse.

“España tiene la oportunidad de crear talento y convertirse en un referente. Esto solo es posible si todos los entes implicados trabajamos juntos”, ha concluido Marta Plana.

Las Fintech piden una normativa al Gobierno para no tener que irse de España