miércoles. 13.11.2019

DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL AUTÓNOMO

¿Qué hacer si una inspección de Hacienda se presenta por sorpresa?

¿Qué hacer si una inspección de Hacienda se presenta por sorpresa?

Aunque no es lo habitual, la Agencia Tributaria también se presenta en los negocios por sorpresa. Cuando no existe previa notificación, el autónomo debe mantener la calma y conocer bien sus derechos y obligaciones. La web de gestión empresarial SAGE explica cuales son.

¿Qué hacer si una inspección de Hacienda se presenta por sorpresa?

La visita de un inspector de Hacienda al domicilio fiscal es uno de los momentos más tensos para cualquier autónomo. Se mezcla temor, incertidumbre y desconocimiento. Más aún cuando esta visita se produce por sorpresa. Sin embargo, cualquier inspección de estas características debe respetar unas pautas, un procedimiento que el autónomo debería conocer tenga o no razones para preocuparse.

Lo más habitual es que una visita de la Agencia Tributaria venga precedida por una notificación de Hacienda por correo certificado. Sin embargo, para ponérselo más difícil al potencial defraudador y evitar que oculte algunos datos, los inspectores pueden presentarse por sorpresa en el negocio. Algunas veces ésto sucede por denuncias anónimas o constatación de irregularidades, pero otras puede responder a un proceso completamente aleatorio. En ambos casos, el autónomo tiene que mantener la calma y conocer sus derechos.  

Solicitar la autorización judicial  

Desde la web de gestión empresarial SAGE ofrecieron algunos consejos para el autónomo que pueda verse envuelto en una visita sin previo aviso. El primero de todos es que si no hay previa notificación de la inspección, el propietario del negocio tiene pleno derecho a solicitar la autorización judicial que respalde la visita por sorpresa de los inspectores.  

“Por tanto, la primera acción a realizar es solicitar a los funcionarios que exhiban el mandamiento judicial firmado. En caso contrario, no hay que dejarles entrar aduciendo que, de acuerdo con la Constitución, el domicilio es inviolable.” explicó SAGE desde su web. Además, en caso de no haber previa notificación de la visita, tampoco sería suficiente para inspeccionar algunas zonas restringidas del negocio, la autorización del delegado o director de departamento del que dependa este órgano actuante.  

Y es que, en todo negocio existen zonas constitucionalmente protegidas. Estas pueden ser desde despachos o zonas de reuniones hasta sótanos donde se archivan algunos documentos y está prohibida la entrada a terceros ajenos al negocio. En otras palabras, casi todo lo que no sea espacio abierto al público, puede ser declarado como “zona restringida” y por tanto constitucionalmente protegida. Más aun cuando el autónomo trabaja desde casa.  

Conocer este primer paso es crucial ya que en el momento en el que se les permite entrar al domicilio fiscal y realizar la inspección, una vez dentro los inspectores podrán examinar casi cualquier documento de naturaleza contable o fiscal y recabar información de los trabajadores, entre otras muchas cosas. También es cierto que, en la mayoría de los casos, cuando el autónomo no tiene nada de lo que preocuparse, lo más recomendable es permitir el acceso y no alargar lo inevitable, por más que los inspectores no dispongan de la autorización pertinente. 

Sea como sea, nunca está demás que cualquier autónomo conozca la forma y contenido de una autorización judicial. SAGE explicó cómo debería de ser este documento para tener validez jurídica.  

  • Tanto el domicilio del local al que se pretende acceder como su titular deben estar debidamente identificados 
  • En el documento debe especificarse que la solicitud ha sido realizada por la autoridad competente 
  • En el documento debe constar claramente cual es la finalidad de la entrada, con expresión de la actuación inspectora a llevar a cabo y prueba de su necesidad 
  • De igual forma, deben constar los hechos que se investigan y los sujetos investigados 
  • En la autorización se deben precisar los datos; documentos; operaciones; informaciones o elementos objeto de inspección 
  • Además, los funcionarios que van a realizar la inspección deben de estar debidamente identificados
  • Se deben fijar los días concretos y determinar  la duración de las visitas 

Es muy importante que todos y cada uno de estos puntos consten en la autorización judicial ya que,de lo contrario, cualquier prueba o documento recabado en la inspección quedará invalidado.  

Además, de esto, desde SAGE recordaron la importancia de que, en toda inspección -sea por sorpresa o no-  esté presente el titular del negocio o administrador ya que, si no es así, la inspección no puede realizarse.  

También es importante saber que, en cualquier inicio de inspección, el investigado “ tiene derecho a ser informado sobre la naturaleza y alcance de las mismas, así como que éstas se desarrollen en los plazos previstos por la ley". 

¿Y si la inspección se produce con normalidad? 

Si una inspección de Hacienda, como en la inmensa mayoría de los casos, se produce con normalidad, es decir previa notificación -o sin ella pero con la autorización pertinente-, lo más importante es la colaboración. Cuando el titular o administrador del negocio esté presente, debe facilitar la labor de los inspectores en la medida de lo posible, atender a todas sus  peticiones y responder solamente a lo que se le pregunte.  

En estos casos, desde la web de asesores Asepyme, recomendaron tres pasos fundamentales para que todo transcurra con normalidad. 

  • Análisis previo de la documentación fiscal y del estado de la documentación contable.  

Cuando el autónomo sabe de ante mano que va a recibir la visita de los inspectores de Hacienda, debe analizar con detalle su documentación fiscal y contable. Esto servirá para anticiparse a cualquier riesgo, por más pequeño que sea, que pueda detectar la Agencia Tributaria. Y es que, por más que el autónomo no tenga nada que ocultar, siempre puede haber errores en la documentación, errores involuntarios que no por ello dejan de ser sancionables. 

  • Revisión de las principales operaciones o negocios 

En el caso de que el negocio haya tenido algunas operaciones especiales, con un impacto en cuanto a tributos u otros aspectos, es muy recomendable hacer un análisis en profundidad para anticiparse a posibles riesgos fiscales. 

  • Preparación y verificación de la documentación requerida 

Es muy importante tener preparada y previamente verificada la documentación que se le dará al Fisco. Además, es también muy aconsejable guardar una copia de esta información. 

¿Qué hacer si una inspección de Hacienda se presenta por sorpresa?