Domingo. 16.06.2019

Las pymes sufren el empeoramiento del acceso al crédito

Aumenta tanto el número de compañías a las que se les exigen garantías como el de las afectadas por los costes de financiación.
Las pymes sufren el empeoramiento del acceso al crédito

El mercado financiero ha recuperado su capacidad de financiación, lo que no significa sea más facil acceder a ella. En concreto, las pequeñas y medianas empresas consideran, cada vez en mayor número, que conseguir crédito para sus negocios se está poniendo muy cuesta arriba, debido sobre todo al endurecimiento de los requisitos.

Un 74,4% de pymes afirma que, en el segundo semestre del año, han tenido dificultades para lograr financiación, cuando en el primer semestre el porcentaje era del 50,6%. La principal traba son las garantías exigidas para obtener créditos. A un 41,7% de las compañías se les piden y un 48,7% no ha podido aportar garantías (personales, avales, etcétera). Otro obstáculo es el aumento de los costes, directos e indirectos, a causa de que los bancos centrales requieren a su vez más garantías de solvencia a las entidades bancarias. Si en marzo este obstáculo era importante para el 16,6%, ahora lo es para el 28,8%. También ha subido el porcentaje de pymes, del 4,1% al 12,6%, que creen que las entidades financieras no entienden su negocio. Todo estos datos los recoge el III Informe sobre la financiación de la pyme en España, elaborado entre las 20 compañías que integran la Confederación Española de Sociedades de Garantia (SGR-CESGAR). El texto afirma que “todo apuntaría a que las entidades han mantenido la política de selección restrictiva ya apuntada en el semestre previo y que el porcentaje de pymes afectadas por ella ha aumentado”.

La segunda parte de este 2016 no está resultando buena para las pymes españolas. De acuerdo con el informe, las perspectivas a corto plazo empeoran respecto a los seis primeros meses del año e, incluso, a 2015. El número de compañías que confían en que su facturación mejore a un año vista ha caído del 46% al 40%.

Las dificultades en obtener dinero externo ha provocado un retroceso del 76% del peso de los recursos ajenos en la financiación de las empresas. No obstante, siete de cada diez han acudido a financiación externa en el segundo semestre. Y otro dato preocupante es que las compañías con necesidades de crédito no resueltas ha pasado del 15,2% al 18,7%.

Menos créditos

El 84,1% de los negocios continúan recurriendo a la financiación bancaria y el 71,3% de los mismos ha terminado por obtenerla. Porcentaje que no tiene nada que ver con el 83,9% de pymes que la conseguían en marzo. El 28,5% que no han logrado créditos bancarios se dividen entre los han visto su petición denegada (un 9,6%), los que no han solicitado financiación (un 10%) por distintos motivos y entre los que están esperando la respuesta (un 8,9%).

El informe señala que el 74,9% de las compañías necesitan financiación para el circulante, aunque en el primer semestre de 2016 el porcentaje era del 78%. Por el contrario, aumentan las operaciones de inversión, tanto en equipo productivo (ahora es un 25,8%) como en innovación (un 10,1%) y en inmuebles (un 9,4%). El 2,9% la necesita para crear la empresa y un 2,5% para internacionalizarse.

Uno de los problemas más graves que ocasiona la falta de financiación es el empleo. El 15,5% de las pymes contrataría si la tuviera. Es decir, que 116.000 empresas podrían crear unos 325.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Y 333.000 pymes requieren de financiación para mantener a su plantilla.

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) han formalizado este año más de 13.000 operaciones de financiación. Las SGR otorgan garantías, por aval o por cualquier otro medio admitido, a las pequeñas y medianas empresas y sirven para obtener financiación en condiciones más favorables que si el interesado acude por sí mismo a una entidad bancaria.

Las pymes sufren el empeoramiento del acceso al crédito