Imprimir

Las mujeres protagonizan el crecimiento de autónomos de la última década

Autónomos y Emprendedores | 03 de marzo de 2020

En la última década el crecimiento de autónomos en España ha sido en femenino. El número de mujeres que trabajan por cuenta propia creció un 11%, mientras que el de varones cayó un 0,3%.

 

En la última década, el colectivo de autónomos ha sumado 110.382 nuevos cotizantes. Según el informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), las mujeres son las que han liderado este crecimiento. En el periodo 2009-2019 hubo un total de 6.062 hombres autónomos menos afiliados al RETA y, en cambio, se registró un aumento de 116.444 nuevas emprendedoras.

En términos relativos, frente al crecimiento del 11% de mujeres autónomas durante los diez últimos años, el número de  varones descendió un 0,3%. “No cabe duda de que las mujeres autónomas están siendo las protagonistas de la recuperación económica y la generación de empleo. Si el RETA ha crecido y ha incrementado el número de afiliados es por su impulso. El crecimiento de trabajadores por cuenta propia en España es femenino. Los negocios liderados por mujeres se mantienen más en el tiempo y han conseguido superar los niveles previos a la crisis. Por el contrario, el número de varones afiliados ha descendido en 6.062 respecto a diciembre de 2009”, apuntó Candela Carrera, responsable del área de Mujer de ATA. “Cabe señalar que en 2019 el crecimiento de autónomos fue prácticamente nulo, con sólo 266 cotizantes varones más que en diciembre de 2018”.

En el conjunto de 2019, fueron nuevamente las emprendedoras las responsables de que el RETA siguiera sumando afiliados. Así, el ritmo de crecimiento de las mujeres durante 2019 fue del 1,2% frente al 0,0% de los varones. Es decir, de los 14.389 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA en el conjunto del año, el 98,1% (es decir, 14.123 emprendedoras) fueron mujeres y  sólo un 1,9% (266) varones.

Las autónomas protagonizan la recuperación del colectivo 

Analizando el número de mujeres que trabajan por cuenta propia y su evolución en la última década, no todas las comunidades autónomas siguen esta línea positiva que muestra el registro a nivel nacional. Galicia lidera la pérdida de autónomas durante los últimos diez años, al registrar un descenso del 9,4% de sus trabajadoras por cuenta propia. Es decir, el año pasado se saldó con 8.972  autónomas gallegas menos que hace diez años. De hecho, ésta es la única comunidad autónoma donde la pérdida de mujeres ha sido superior a la de los hombres. En la última década, Galicia registró 7.485 cotizantes varones al RETA menos, lo que en términos relativos se traduce en un descenso del 5,7% de sus autónomos.

Además de Galicia, hay otras cuatro comunidades donde hay menos cotizantes autónomas que hace diez años, aunque en todas ellas la pérdida es inferior a la registrada por los varones: Asturias, con un 7,4% de autónomas menos que en diciembre de 2009, Cantabria, con una pérdida del 1,3% , Castilla y León, con un 0,2% menos  y La Rioja, que perdió al 1,7% de sus trabajadoras por cuentas propia.

El resto de comunidades no sólo ha logrado recuperar los registros previos a la crisis, sino que suma autónomas. Canarias lidera el incremento de trabajadoras por cuenta propia en la última década: éstas crecieron un 36% en diez años, mientras que los varones registraron un crecimiento del 14,2% siendo, junto con Andalucía, Islas Baleares, Comunidad Valenciana y Región de Murcia, las únicas comunidades que registran un aumento de los cotizantes varones al RETA en este periodo. A las Canarias, les siguen en impulso emprendedor femenino las autónomas de la Comunidad de Madrid (26,8% más que en diciembre 2009), Andalucía (22,5%) Islas Baleares (20,2%), Región de Murcia (15,6%) y Comunidad Valenciana (15,5%).

Las mujeres representan el 98,1% del crecimiento de autónomos

A pesar del fuerte descenso de autónomos durante la crisis, en 2019 continuó la tendencia de crecimiento iniciada hace seis años y el número de nuevos autónomos se sitúa en positivo. Concretamente, el RETA sumó en 2019 un total de 14.389 trabajadores por cuenta propia. Las mujeres representaron el 98,1% del este crecimiento. Es decir, de los 14.389 nuevos autónomos que sumó la Seguridad Social en todo el año, 14.123 fueron mujeres y 266 hombres.

Un año más, el comportamiento registrado por las mujeres es muy superior al de los varones, cerrando 2019 con un incremento del 1,2% frente al crecimiento plano (0,0%) registrado por los hombres. Por comunidades, en 2019, Canarias fue la que más autónomas ganó (4,1%), junto con Andalucía (3,2%) e Islas Baleares (2,7%). En cuanto a los varones, también Canarias (2,2%), Andalucía (1,7%), Islas Baleares (1,2%) y la Comunidad de Madrid (6,5%) fueron las que lideraron el crecimiento en 2019.

Cabe destacar que hay siete comunidades que continúan con su particular descenso de cotizantes al RETA y no suman autónomos en 2019, ni hombres ni mujeres: Aragón perdió en 2019 el 3,1% de sus autónomos (el 2% fueron mujeres), Asturias, con el 0,9% de sus cotizantes autónomas y el 1,7% de los varones; Cantabria (0,5% varones, 0,6% mujeres); Galicia (0,9% varones, 1,1% mujeres); País Vasco (1,1% varones, 0,6% mujeres); y La Rioja, comunidad que en 2019 perdió el 2,5% de sus cotizantes autónomos varones y el 0,8% de sus mujeres autónomas.

Pese a todo, el informe elaborado por ATA, con motivo del Día Internacional de la Mujer, muestra cómo el peso de la mujer autónoma en España, es todavía inferior al de los varones y queda mucho para alcanzar la paridad. Éstas representan el 35,9% del total de autónomos afiliados al RETA. Es decir, tan sólo uno de cada tres autónomos en España es mujer.

Por comunidades, todas ellas siguen este mismo esquema, donde -a pesar del crecimiento de las autónomas- el peso de los  varones es muy superior al de las mujeres. Galicia y Asturias son las comunidades donde el autoempleo femenino tiene mayor peso y supera la barrera del 40% del total de autónomos, concretamente el 41,2% del colectivo de trabajadores por cuenta propia. Por encima de la media nacional se encuentran también Cantabria (38%), País Vasco (37,7%), Comunidad Valenciana (36,5%) y Canarias (36,3%).

En el otro extremo, Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma donde menor peso tienen las mujeres en el trabajo por cuenta propia, a pesar de haber sumado un 12% de nuevas cotizantes en la última década. Concretamente, las autónomas representan el 31,2% del colectivo, frente al 68,8% de los varones.

Las mujeres son el 32,8% de los autónomos en Europa

El informe elaborado por ATA desglosa también la distribución de los autónomos europeos. Para ello, a partir de los datos de EUROSTAT, compara el peso de las mujeres autónomas en España en relación al resto de países de la Unión Europea. Cabe destacar que el porcentaje que ofrece el cuadro analizado en cuanto al peso de la mujer autónoma (33,6%) es diferente al ofrecido a lo largo del estudio (35,9%), porque EUROSTAT no contabiliza a los trabajadores por cuenta propia que colaboran en el negocio familiar. Además, los datos ofrecidos son a septiembre de 2019, mientras que en el resto del informe son a diciembre.

"A pesar de estas diferencias, desde ATA consideramos que es importante comparar la situación de la mujer autónoma en España respecto al resto de países europeos", señalaron desde la Federación. En comparación a la media de la UE, los datos  en España son algo más halagüeños: las mujeres representan el 33,6% del total de autónomos en nuestro país, frente al 32,8% que representan de media en Europa. El porcentaje nacional también es más elevado que el de algunos países como Italia (31,2%), Dinamarca (28,5%), Grecia (31,7%), Irlanda (24,5%) o Suecia (26,6%).

Los países en los que las mujeres autónomas tienen menor peso sobre el total de autónomos son Irlanda (24,5%), Malta (25,5%), Rumanía (26,5%), Suecia (26,6%), Estonia (28,3%) y Dinamarca (28,5%). Por el contrario, los países europeos en los que las mujeres tienen mayor peso relativo son: Letonia (39,8%), Portugal (38,1%), Holanda (36,7%), Finlandia (35,8%), Austria (35,5%) y Chipre (35,3%).

Las autónomas extranjeras ya representan el 36,6%

El informe elaborado por ATA también analiza el colectivo de autónomos extranjeros en España, que ya suponen el 10,6% del total de afiliados al RETA. Por primera vez, logran superar la barrera de los 300.000 y rozan los 350.000 cotizantes. Concretamente, hay 346.466 autónomos extranjeros (a diciembre de 2019) cotizando en el RETA, de los cuales el 36,6% son mujeres (frente al 35,9% en el conjunto del RETA). Esto significa que hay 130.078 autónomas extranjeras frente a 216.388 varones.

Por comunidades autónomas, Extremadura es la región que cuenta con mayor número de autónomas extranjeras; donde el 46% del total de este colectivo son mujeres. A ésta, le siguen Galicia (43,1%), Asturias (42,4%) y Castilla y León, donde las emprendedoras foráneas representan el 42,2% del total de autónomos extranjeros. En el extremo opuesto, se sitúan Navarra y País Vasco, con un 28,3% y un 29,5%, respectivamente.

Una de cada cuatro autónomas se dedican al comercio

Analizando por sector, aún se aprecia más diferencias en el género de los emprendedores. Mientras que el 16,5% de los autónomos varones españoles se dedica a la construcción, sólo el 1,2% de mujeres se dedica a este sector. Sin embargo, las mujeres autónomas son más numerosas que los hombres en otros sectores como el comercio (26% de mujeres frente al 19,4% varones), hostelería (9,9% mujeres y 7,9% varones), actividades profesionales, científicas y técnicas (10,6% autónomas y 7,9% autónomos), actividades sanitarias (6,4% mujeres y 2,3% varones), actividades administrativas (4,6% mujeres y 3,6% varones), educación (5,3% mujeres y 2,1% hombres), actividades financieras y de seguros (2,7% emprendedoras y 1,8% emprendedores), actividades artísticas y de entretenimiento (2,7% mujeres y 1,8% hombres) y actividades inmobiliarias (1,5% mujeres y 0,9% varones).

Por otro lado, aparte de en la construcción, los varones son más numerosos que las mujeres en sectores como la agricultura (donde hay un 12,6% de autónomos, frente a un 9% de autónomos), transporte (10,4% de  varones y únicamente un 1,8% de  mujeres), Industria (5,1% del total de autónomos son varones y 2,9% mujeres) e Información y comunicación, sector en el que hay un 2,5% de trabajadores por cuenta propia frente a un 1,2% de mujeres.

Por lo tanto, una de cada cuatro mujeres dadas de alta como autónomas se encuadra dentro del sector comercio. Además, una de cada dos, el 46,5%, estarían ejerciendo su actividad dentro del comercio (26%), actividades profesionales (10,6%) y hostelería (9,9%). “Las mujeres autónomas se decantan más por sectores como el comercio y la hostelería, actividades creadoras de empleo y generadoras de riqueza”, apuntó Candelaria Carrera. “Sin embargo, también hay que recordar que las emprendedoras no se quedan en el cliché y destacan en otras actividades que ahora tienen un mayor empuje como son las científicas, profesionales y técnicas, y en educación y servicios sanitarios. La participación de la mujer en el mercado laboral es esencial. Donde ellas emprenden, la economía crece y ese sector se refuerza”, concluyó la responsable del área de mujer de ATA.

Atendiendo a la edad de las mujeres autónomas, cabe destacar que la mayor parte de ellas tienen entre 45 y 54 años. De las 1.173.743 trabajadoras por cuenta propia que hay cotizando en el RETA, 366.474 se encuentran en este rango de edad (45-54 años), aunque son en el grupo de 25 a 34 años donde más presencia tienen respecto a los varones (representan el 39,1% de los autónomos de esta franja de edad).

Radiografía del mercado laboral

Como cada año, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), ha analizado los datos del mercado laboral, haciendo un desglose por sexo. De ellos, se desprende que el porcentaje de mujeres en activo es diez puntos inferior al de los hombres (53,5% de mujeres frente al 64,2% de varones).

En cuanto a la tasa de paro, ésta es superior entre las mujeres que entre los varones. Concretamente, se sitúa en el 15,5% en el caso de las trabajadoras y en el 12,2% en de los hombres. En cuanto a los cuatro grandes sectores de actividad, los servicios son el sector mayoritario en ambos sexos, aunque en el caso de las mujeres alcanza el 88,6% del total. En el resto de sectores, el porcentaje de varones en activo supera al de mujeres; siendo el caso más notable el de la industria, que concentra al 18,6% de los hombres, frente al 8,3% de mujeres.

“Esta rápida radiografía del mercado laboral en España pone de manifiesto que, si bien el acceso al empleo no es sencillo para nadie, la mujer encuentra todavía más dificultades. Las tasas de actividad siguen por debajo y tienen complicado el acceso al mercado laboral. Teniendo en cuenta que son ellas las responsables de, prácticamente, el 100% del crecimiento de autónomos en 2019, desde ATA consideramos importante que se priorice en políticas específicas que apoyen el emprendimiento y la consolidación del autoempleo femenino”,  explicó Candelaria Carrera. 

“El autoempleo es una salida digna y real para la mujer en España; sin distinción de edad, ni nacionalidad y que reduce la brecha salarial. El trabajado autónomo canaliza perfectamente el talento femenino que tanto necesita la economía española para culminar la salida de esta crisis que tantos negocios se ha llevado por delante y en todos los sectores de nuestra economía, dese los tradicionales a los más punteros”, concluyó Carrera.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/info-ata/mujeres-protagonizan-crecimiento-autonomos-ultima-decada/20200302121908021716.html


© 2020 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​