sábado. 08.05.2021
Opinión

Graduados Sociales y autónomos frente a la crisis

Los Graduados Sociales seguiremos asesorando a los autónomos y a las pymes, nuestros principales clientes, e intentando minimizar los estragos de esta crisis.
Graduados Sociales y autónomos frente a la crisis

No podemos negar que España es un país de autónomos, ya que representan el 80% del tejido productivo de nuestros país.

Tampoco podemos obviar que los autónomos se han tenido que enfrentar, en estos últimos meses, a una crisis económica de tal calibre y magnitud, que muchos no podrán levantar cabeza cuando esto termine, y, a pesar de las ayudas que el Gobierno haya podido poner encima de la mesa, estas son insuficientes para poder seguir adelante.

A pesar de todo esto, los Graduados Sociales, como especialistas en materia socio laboral, hemos estado durante todos estos meses al pie del cañón, intentando tranquilizar a nuestros clientes que no sabían de dónde le venían los golpes derivados de una situación que la inmensa mayoría no hemos conocido nunca, soportando una bestial cantidad de trabajo sobrevenida. Hemos trabajado con una inseguridad jurídica mayúscula debido a las múltiples normas que salían a la luz en cuestión de pocas horas y que se acompañaban con distintas interpretaciones de las mismas en semanas posteriores, con jornadas maratonianas de trabajo para intentar sacar el trabajo adelante y que nuestros clientes, en la mayoría, autónomos y pequeñas empresas, tuvieran la tranquilidad de que todo iba a estar bien, que sus trabajadores pudieran cobrar las prestaciones derivadas de los ERTES a tiempo y que ellos pudieran tener acceso a las diversas ayudas. Que en mi opinión fueron insuficientes para paliar unos meses que iban a ser muy duros.

Esta crisis está afectando a todas las empresas y a todas las actividades, unas más que otras, pero nadie se salva de la debacle. Los autónomos han podido, durante los meses más duros de la pandemia, quitarse el pago del salario de sus trabajadores solicitando ERTES, el 80% de ellos han sido tramitados por despachos de Graduados Sociales. A través de ellos han podidos exonerar las cotizaciones de la Seguridad Social de sus trabajadores e, incluso, con el cese de actividad han podido tener acceso a una ayuda de poco más de 600€ y que en muchos caso no dio para paliar el desastre económico en el que estaban inmersos. 

Sin embargo, había otras partidas a las que los autónomos también tenían que hacer frente y que en la mayoría de los casos era totalmente imposible, como: los alquileres, los gastos derivados de luz, agua y teléfono etc. Por tanto, con este panorama, el futuro no era muy alentador.

No obstante, y tras todo lo pasado, el verdadero peligro al que se enfrentan ahora se llama 'CONSUMO'. Sin consumo no hay ingresos y sin ingresos no se puede hacer frente a los pagos, con lo que nos llevaría al cierre de las empresas y mientras persista la crisis sanitaria, la gente tendrá miedo a entrar en los establecimientos, a salir, bien por restricciones de movilidad, confinamientos por zonas, etc., en definitiva, a consumir.

Y la pregunta final es, “y ahora, ¿que?". ¿Qué podemos hacer, en los meses que se nos avecinan, las pymes y los autónomos? La verdad es que el futuro es muy incierto y nada reconfortante, se prevé que un 30% de los autónomos y pymes de este país no vuelvan a abrir sus persianas y sean pasto de la pandemia. El resto tardarán en recuperarse, ya que la caída de ingresos durante casi un año va a hacer que sea muy difícil el salir adelante y esto hará que se pierdan miles de empleos.

Por nuestra parte, los Graduados Sociales, seguiremos asesorando a los autónomos y a las pymes, nuestros principales clientes, intentando minimizar los estragos de esta crisis, aconsejando la mejor opción a nuestros clientes, sin descanso, a fin de poder poner nuestro granito de arena para que la empresa siga adelante y no tenga que cerrar.

Graduados Sociales y autónomos frente a la crisis
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad