Opinión

La labor de los graduados sociales con los autónomos durante la pandemia

Los graduados sociales, especialmente los gestores y asesores, han tenido desde siempre una estrecha relación con los autónomos. Con el COVID-19, se ha intensificado más si cabe. La labor de estos profesionales ha sido fundamental para el colectivo de autónomos y emprendedores.
La labor de los graduados sociales con los autónomos durante la pandemia

La relación de los graduados sociales con los autónomos y emprendedores históricamente ha sido una relación intensa en cuanto a la prestación de sus servicios profesionales para que estos dos colectivos que se pueden fundir en uno, estén debidamente asesorados en las materias de las que los graduados sociales somos expertos cualificados.

Es en ese ámbito,  en el laboral, también en el fiscal y en la gestión, donde nuestro colectivo se despliega para asesorar al 85% de esos autónomos y emprendedores que forman una realidad de referencia en España.

La prestación de nuestros servicios es muy transversal abarcando un amplio catálogo de los mismos, desde el inicial alta en su régimen especial de trabajadores autónomos, a todas las demás gestiones del ámbito fiscal y empresarial que va necesitando, siendo para ellos en muchos casos, el profesional de confianza que le asesora en todo lo referente al desenvolvimiento y desarrollo de su actividad. 

No debemos olvidar que muchos de estos autónomos, están muy cualificados para su negocio, pero no, para  la complejidad de la normativa laboral, fiscal y administrativa  que están obligados a cumplir, lo que necesariamente les obliga a contratar los servicios de un graduado social.

Últimamente y durante la crisis sanitaria que ha vivido nuestro país con el COVID19, y más concretamente durante el Estado de alarma, los graduados sociales hemos sido esenciales por Ley, y hemos contribuido con nuestro trabajo de mañana, tarde y noche, para que cientos de miles de autónomos cobraran su prestación de cese de actividad. Igualmente hemos tramitado toda la documentación de los ERTEs, para que sus trabajadores también percibieran las prestaciones de desempleo, y ellos la exoneración de las cuotas de la seguridad social, no solo en el ámbito de su régimen de autónomos, sino también en el régimen general.

Esta crisis que nos ha golpeado a todos por igual deja muchas enseñanzas, pero refiriéndome al ámbito en el que escribo, ha dejado una fundamental, los graduados sociales hemos estado al lado de los autónomos y de los emprendedores, sin nosotros todo hubiera sido más difícil en un momento en el que la administración y las Mutuas nos han necesitado.

Para concluir, nuestra relación con los autónomos y los emprendedores ha ido creciendo con el paso del tiempo. Hace unos meses podríamos decir, que esa relación era estable y de confianza entre ambas partes, después de los últimos acontecimientos vivido, inimaginables para todos, esa relación ha pasado a ser esencial y en la mayoría de los casos, de un inmenso agradecimiento de estos autónomos y emprendedores a su graduado social por el gran trabajo que han realizado desde su vocación permanente y compromiso con la profesión que ejerce.

La labor de los graduados sociales con los autónomos durante la pandemia
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad