martes. 07.12.2021

2016 cierra con 26.211 autónomos más, la mitad que en el 2015

Un “régimen refugio” para quienes perdieron su trabajo. De esta guisa explicaba el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, la “lógica natural” del frenazo en el número de afiliaciones al RETA (Régimen General de la Seguridad Social).
2016 cierra con 26.211 autónomos más, la mitad que en el 2015

El pasado 2016 cerró con 26.211 afiliiaciones más en el sistema, lo que supone un incremento del 0,83% respecto al año anterior, alcanzándose los 3.194.210 afiliados. Un número positivo que, sin embargo, no es tan buena noticia si lo comparamos con los dos años inmediatamente anteriores, cuando el ritmo de crecimiento registraba crecimientos del 1,48% (+46.136 nuevos autónomos) y del 2,55% (+77.456).

Superar el carácter anticíclico del RETA y conseguir que el número de afiliaciones siga in crescendo en los próximos años es una de las ocupaciones del Gobierno para esta legislatura. “Continuaremos estudiando cualquier medida que incentive el emprendimiento y la creación de nuevos autónomos”, afirmó Burgos ante los medios.

De hecho ya se están dando los primeros pasos. El propio Mariano Rajoy afirmó en su comparecencia de fin de año que la “Ley integral de apoyo a los autónomos será la primera que vea la luz durante esta legislatura".

Precisamente las asociaciones de autónomos se han pronunciado en esta línea. Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), apunta que “hay muchos emprendedores esperando la ampliación de la Tarifa Plana” y pide que dicha Ley de Medidas Urgentes para Autónomos “se tramite cuanto antes”. Por su parte, el secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), Eduardo Abad Sabaris, se pronuncia en la misma línea, afirmando mediante comunicado que “el estancamiento en el crecimiento del empleo autónomo, sugiere adoptar medidas en el fortalecimiento de las políticas dirigidas a la consolidación de las estructuras económicas ya existentes”.

Generadores de empleo

Según la cifras proporcionadas por ATA, de los 540.635 nuevos empleos que se crearon en España en 2016, en torno a 100.000 fueron generados por autónomos. Incentivos como la Tarifa Plana para la contratación indefinida han sido determinantes para que muchos trabajadores por cuenta propia tomasen la decisión de sumar uno más a su plantilla. De hecho desde que se aprobase hace dos años se han firmado cerca de 342.000 contratos indefinidos.

Ahora bien esta medida que tuvo su fecha de caducidad el pasado mes de agosto, podría tener punto y seguido en los próximos meses. Fuentes muy cercanas al Ministerio de Empleo explican que “se defenderá una nueva ampliación” para este año. Más aún teniendo si tenemos en cuenta la inyección de 900 millones de euros adicionales del Programa Operativo del Sistema de Gantía Juvenil que el Gobierno espera recibir de Bruselas en los próximos meses.

Mayor profesionalización

En el análisis por sectores las cifras mueven al optimismo. Con un total de 8.322 (+3,23%) nuevos afiliados al RETA, el sector de las actividades profesionales, científicas y técnicas es el que registra mayor crecimiento en términos absolutos. Le siguen actividades sanitarias y servicios sociales con 3.815 (+3,75%) y educación, con 3.150 (+3,93%). Llama también la atención el repunte del 8,42% (3.066) del número de nuevos autónomos dedicados a actividades inmobiliarias.

Por regiones, Madrid con 6.937 (+19%), Andalucía con 8.997 (+1,8%) y Cataluña (+1,1%), lideran el crecimiento de autónomos en términos absolutos, aunque son Melilla, Canarias y Baleares con crecimientos del 3,4% (+141), 2,3% (+2,659) y 2,2% (+1.840), estas dos últimas favorecidas por la buena marcha del sector turístico y hostelero. La parte negativa la marcan las ocho comunidades que pierden autónomos País Vasco (-769), Castilla y León (-1.840), Extremadura (-537), Aragón (-532), Galicia (-1.687), La Rioja (-47), Asturias (-488) y Cantabria (-146).

Año histórico

En relación al cierre del año, Tomás Burgos destacaba que el número de afiliaciones a la Seguridad Social registraba “su mejor resultado desde hace una década”, habiendo cerrado 2016 con 540.655 nuevas altas y un total de 17.849.055 trabajadores. “Un buen dato en un año excepcionalmente positivo en cuanto a afiliación, que consolida la evolución muy potente de los últimos tres años y consolida la recuperación sostenida del mercado de trabajo”, apostilló.

Con respecto al paro, descendió en 390.534, con un ritmo de reducción interanual del 9,54%. Así el número total de parados se redujo hasta los 3.702.974, registrándose en las listas más de un millón de personas menos que en 2012. Cifras que demuestran, en palabras de Juan Pablo Riesgo, secretario de Estado de Empleo “el avance histórico y el vigor” de la regeneración del sistema laboral de España en el último cuatrienio.

Cabe destacar asimismo dos datos, la contracción del 13,9% del paro juvenil (-47.000 personas) y el ritmo de crecimiento de la contratación indefinida en un 13,4%, el doble del registrado en los de carácter temporal.

Los datos corroboran que se está creando empleo a un ritmo del 3,12%, parejo al del crecimiento económico. No obstante aún queda mucho camino por recorrer y “se debe continuar con las políticas que funcionan y garantizando la estabilidad política”, explicaba la propia ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Bañez, en declaraciones a los periodistas. Lo que no significa que se deba derogar en su totalidad la Reforma Laboral puesta en marcha en 2012.

2016 cierra con 26.211 autónomos más, la mitad que en el 2015