martes. 07.12.2021

El Gobierno subirá en marzo las bases mínimas de cotización de los autónomos

El aumento se producirá con retraso respecto a lo que es habitual en años anteriores, al depender de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017; y según fuentes del Ministerio de Empleo va a ser razonable.
El Gobierno subirá en marzo las bases mínimas de cotización de los autónomos

“Será una subida razonable”. De este modo confirmaban fuentes próximas al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que el Gobierno estudia incrementar las bases mínimas de cotización del colectivo de autónomos. El aumento se recogerá en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que, previsiblemente, y según las mismas fuentes, “estarán listos el próximo mes de marzo”. En cuanto al porcentaje que se aplicará a la base actual de 893,10 euros, éste “se pactará en las mesas de negociación”, afirman desde Empleo. Algo que, por otra parte es previsible si atendemos a lo establecido en la legislación actual.

Por otra parte, de producirse definitivamente esta subida, no se aplicará a los meses precedentes. “Pocas cosas en Seguridad Social se aplican con efecto retroactivo”, apuntaban.

Así las cosas, durante este primer trimestre de 2017 y hasta la aprobación definitiva de los nuevos presupuestos, los autónomos sólo verán incrementadas sus bases el 1% por el efecto arrastre (mismo tipo que se lleva aplicando desde 2012). Es decir, el mínimo sobre el que los trabajadores por cuenta propia tendrán que calcular su cuota será de 902,03 euros.

Los societarios se quedan fuera

 

Aunque habrá que esperar hasta su efectivo desarrollo la decisión está siendo bien vista por gran parte del colectivo. En cuanto al porcentaje de subida, Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) considera razonable “una subida en el entorno de la que se aplicará a las bases máximas (3%)”.

Los que no se verán afectados por esta revisión serán los más de 1,2 millones de autónomos societarios. Este colectivo es el que sale peor parado, ya que con el incremento del SMI (salario mínimo interprofesional) del 8% aprobado vigente desde el día 1 de enero, sus bases de cotización se verán incrementadas en el mismo porcentaje. La razón que esgrimen desde Empleo es el “automatismo de aplicación”.

Esto viene a decir que de no establecerse en los próximos meses una clausula de excepcionalidad y dado que los trabajadores por cuenta propia que desarrollan su actividad bajo una SL, SA o cualquier otra fórmula jurídica tienen la obligación de cotizar como los afiliados al Régimen General de Grupo 1 -ingenieros, licenciados y personal de alta dirección no incluídos en el Estatuto de los trabajadores- la base sobre la que tendrán que pagar su cuota este año será de 1.152,79 euros frente a los 1.067,40 de 2016.

Ocho euros al mes

 

Consolidar la cultura de cotización de los autónomos en pro de mejorar su protección social (cese de activdad, pensiones, etc…) es una de las demandas históricas del colectivo. De hecho éste fue el eje central de la comparecencias en el Cogreso de los Diputados tanto de Lorenzo Amor como de Eduardo Abad Sabaris, secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) el pasado 13 de diciembre, bajo la comisión del Pacto de Toledo.

Ambos representantes coincidieron en la necesidad de subir las bases de cotización del colectivo, lo que supondría, por otra parte, un acicate para reducir el déficit de casi 7.000 millones que arrastra el RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos) desde 2008. Ahora bien, lo que queda pendiente de debate en la mesa de negociación con el Gobierno es, además del cuánto, el cómo.

ATA propone un incremento de las bases medias de cotización un 3% anual durante un periodo de cinco años. Traducido a euros, quienes cotizan por la base mínima -incluyendo IT (contingencias comunes)- pasarían de pagar una cuota mensual de 266,14 euros a 274,12 euros. En el caso de los que lo hacen por la máxima, el aumento sería de poco más de 32 euros, de 1.085,32 a 1.117,88 euros. Esta subida apenas se notaría en el bolsillo de los autónomos y sin embargo aportaría en torno a 2.600 millones de euros en dicho lustro.

En el caso de UPTA, la propuesta se concreta en duplicar las bases de cotización a los 350.000 autónomos cuyos ingresos superan los 60.000 euros al año y que cotizan por la base mínima. Con ello las arcas de la Seguridad Social se embolsarían 1.400 millones de euros adicionales. Cabe recordar que más del 80% de los autónomos cotizan hoy por hoy por el mínimo establecido.

El Gobierno subirá en marzo las bases mínimas de cotización de los autónomos