lunes. 28.09.2020

ALGUNOS LAS PIDIERON EN ABRIL Y AÚN NO HAN COBRADO

Algunas CCAA tardan hasta seis meses en pagar ayudas por COVID a sus autónomos

Algunas CCAA tardan hasta seis meses en pagar ayudas por COVID a sus autónomos

Algunas CCAA están tardando hasta seis meses en pagar las ayudas por Covid-19 a los autónomos. Algunos no podrán aguantar tanto tiempo.

Algunas CCAA tardan hasta seis meses en pagar ayudas por COVID a sus autónomos

Algunas comunidades autónomas están tardando hasta seis meses en ingresar las ayudas por Covid-19 a los trabajadores autónomos que las solicitaron al inicio de la pandemia. Muchas de ellas se concedieron en el pasado mes de abril y, llegado septiembre, todavía hay trabajadores por cuenta propia que afirman no haberlas recibido.

La excepcionalidad de la situación puede dar lugar a que muchos autónomos piensen que van a recibir las ayudas en un plazo corto de tiempo para poder hacer frente a los daños que el coronavirus ha ocasionado en sus actividades. No obstante, "la Administración sigue siendo muy lenta. La infinidad de trámites que los trabajadores tienen que seguir para solicitar una subvención, sumado a que las oficinas no han estado operativas al 100%, han generado muchos desajustes y tardanzas en el cobro de las ayudas", apuntó Mayte Mazuelas, presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Aragón.

Bien es cierto que todas las CCAA han puesto en marcha ayudas para evitar, de uno u otro modo, que sus negocios se vean obligados a cerrar por la crisis. El problema es que estas medidas no llegan a tiempo, y los autónomos se ven en la tesitura de endeudarse con préstamos para intentar salvar su actividad, o incluso tener que bajar la persiana para siempre.

Las grandes dificultades que atraviesa aún a día de hoy el colectivo, unidas a la falta de liquidez, provocan que los trabajadores por cuenta propia acudan ahora más que nunca al apoyo regional para seguir adelante. “Aunque en cada comunidad autónoma la situación es diferente, las ayudas autonómicas han sido siempre muy solicitadas. Lo que ocurría otros años es que la gente tardaba más en solicitarlas, pero ahora los autónomos tienen evidentemente un mayor motivo para pedirlas”, explicó Ricardo Gabaldón, presidente del Consejo General del Graduados Sociales de España.

"La lentitud del Estado para ingresar las ayudas está perjudicando gravemente al colectivo de autónomos. Las ayudas llegan muy tarde y eso va a desembocar en el cierre de muchísimos negocios de trabajadores por cuenta propia, que no tienen como seguir pagando los gastos que acarrea mantener abierto su negocio", explicó, por otra parte, el abogado laboralista Jaume Barcons, de la gestoría Barcons.

La Administración está "sobrepasada"

Una de las causas a las que apuntan todos los expertos para explicar la tardanza en el cobro de las ayudas por Covid-19 es la saturación de la Administración. Además, aseguran que el sistema español cuenta con una serie de trámites burocráticos que dificultan aún más realizar cualquier tipo de solicitud y, todavía más si cabe, su concesión. "La Administración no ha podido hacer frente a la avalancha de solicitudes de ayudas", aseguró Barcons.

A pesar de que la excepcionalidad de la situación causada por la pandemia podría llevar a pensar que se hubieran agilizado estos trámites, al parecer, la Administración sigue tardando lo mismo que en otros momentos para tramitar y pagar algunas ayudas económicas para los trabajadores por cuenta propia. "Los trámites de la Administración española siempre han ido muy lentos a la hora de procesar los pagos", explicó Elena Melgar, presidenta de ATA Madrid.

"En la Administración no hay agilidad, es un sistema muy anquilosado, que dificulta mucho la fluidez tanto para la solicitud de ayudas como para su recepción . Y ahora es cuando más se están notando todas esas trabas porque, si las ayudas llegan tan tarde, la situación económica se vuelve inviable para millones de negocios. Es casi imposible hacer una estimación de cuántos cerrarán, pero las previsiones no son buenas", apuntó el abogado laboralista de la gestoría Barcons.

Muchos autónomos madrileños aún no han cobrado las ayudas del Plan Impulsa

Un ejemplo de ello, ha sido la ayuda del Plan Impulsa, en la Comunidad de Madrid. Ésta permite cubrir durante 12 meses el coste íntegro de las cuotas de autónomos, mediante una subvención directa y en un solo abono anticipado de 3.200€. Fueron muchos los trabajadores por cuenta propia madrileños que se acogieron a esta ayuda, puesta en marcha en el mes de abril, pero, lamentablemente, aún a día de hoy siguen siendo muchos los que no han recibido el dinero, según afirman en las redes sociales.

"Las CCAA deben promover ayudas eficaces y reales para el colectivo de trabajadores autónomos. Ellos son quienes generan empleo y mueven la economía, por ello si necesitan ayuda hay que dársela en el momento. Quizás a los seis meses ya se hayan visto obligados a cerrar y, si hubiesen contado con el dinero a tiempo, habrían mantenido la actividad", lamentó la presidenta de ATA Aragón. 

Partidas insuficientes para abarcar todas las solicitudes

La otra causa a la que apuntaron distintos expertos que podría explicar la "lentitud" de la Administración en estos casos se encuentra en la falta de liquidez para hacer frente a las solicitudes. Las CCAA sacaron adelante ayudas con "partidas de dinero insuficientes para dar cobertura a la cantidad de trabajadores por cuenta propia que precisaban de ellas", explicó Alberto Ara, presidente de ATA Valencia. Contó que, además, las ayudas que puso en marcha la Generalitat Valenciana se agotaron “muy rápido, dejando a entre el 60% y el 70% de los autónomos valencianos excluidos de la convocatoria”.

El hecho de que muchos autónomos se quedaran fuera de las ayudas es algo "inadmisible". Aunque bien es cierto que "en algunas ocasiones se vuelve a ampliar el presupuesto, en muchas otras no ha sido así. Por lo que la mayoría de los trabajadores por cuenta propia tienen realmente complicado acceder a ciertas medidas, muy necesarias para su negocio a raíz del poco presupuesto con el que cuentan algunas de estas partidas", explicó.

Las ayudas de las CCAA se agotan en cuestión de horas

La pandemia está obligando a los pequeños negocios a intentar acogerse a las convocatorias autonómicas como última tabla de salvación. Sin embargo, "las ayudas públicas dependen de un presupuesto y en el momento en el que se acaba ese presupuesto, la ayuda se agota”, explicó el presidente del Consejo de Graduados Sociales, Ricardo Gabaldón.

La situación de la Comunidad Valenciana se repitió también en Cantabria, en Galicia, en las Islas Baleares o en el País Vasco, entre otras. Según el responsable de subvenciones de la consultoría especializada en ayudas públicas para autónomos FactorYdea, Ángel Miguel Fernández, la alta demanda de ayudas por parte de los trabajadores por cuenta propia es una situación generalizada en todo el país, porque “todas las comunidades están lanzando las suyas propias. El problema que está ocurriendo es que hay muchísimas más solicitudes que dinero tiene la convocatoria”.

Según el presidente de los Graduados Sociales, la alta demanda de las ayudas públicas" es la prueba de que los autónomos y los pequeños negocios tienen aún muchas necesidades por cubrir". Necesidades que las subvenciones de algunas comunidades parece que no van a ser capaces de atender. “Las ayudas estatales les han correspondido a todo el mundo que las ha pedido -siempre que cumpliesen obviamente con los requisitos para acceder a ellas - , pero las subvenciones autonómicas funcionan de otro modo” incidió. Por eso, a su juicio, “el Gobierno debería valorar no sólo la prórroga de los ERTEs hasta final de año, sino también la puesta en marcha nuevas ayudas para proteger los puestos de trabajo que dependen de los autónomos y pequeños negocios”, concluyó Gabaldón.

Algunas CCAA tardan hasta seis meses en pagar ayudas por COVID a sus autónomos