martes. 25.01.2022

Bankia quiere ser el banco de las pymes

La pequeña empresa y los autónomos “son un sector estratégico” para la entidad, según su presidente, José Ignacio Goirigolzarri.
Bankia quiere ser el banco de las pymes

Cuando la recuperación empieza a notarse en la economía real, el nicho de mercado que suponen los más de 1,32 millones de pymes censadas en España, de las que el 40% con microempresas de 1 a 9 trabajadores), y los 3,23 millones de autónomos, se ha convertido en el caramelo de los bancos.

“Son un sector estratégico”, afirmaba con contundencia José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en los cursos de verano organizados por la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP), BBVA y APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica). Y a la vista queda si atendemos a los resultados “extraordinariamente notables” de este segemento en los últimos doce meses. El crédito se incrementó el 22,4%, impulsado principalmente por el repunte del más del 7% en factoring y de las líneas de finaciación para el comercio exterior y la internacionalización, que creció cerca del 6%.

Pese a que Gorigolzarri ha detacado que “no tenemos que aprovechar lo ocurrido con el Banco Popular”, de cara a los próximos años el objetivo de la entidad es aumentar la base de pymes y autónomos, que ha crecido un 7% en el mismo periodo. Así, la entidad continuará trabajando para convertirse en el banco de las pymes, “queremos ser el banco comercial de España”, ha afirmado.

Sin embargo, no lo hará a través de una relajación de las condiciones de acceso al crédito, que no se producirá “en absoluto”, contestaba el presidente de Bankia a una pregunta de AyE. Bankia continuará trabajando sobre la misma estrategia que han seguido desde el primer semestre de 2014 y que se desarrollará sobre los ejes de focalizarse en los clientes, mejorar la eficiencia y realizar una buena gestión del riesgo.

Escuchar para ser eficientes

Este 2017 es un año muy especial para Bankia ya que se pondrá fin al proceso de reestructuración. Bajo este marco, José Ignacio Goirigolzarri ha resaltado los “valores y principios arraigados que han hecho avanzar a la entidad”, entre ellos la consolidación de un buen gobierno corporativo y haber focalizado la estrategia en los clientes y el mercado.

En este último caso “se ha realizado una gran esfuerzo de escucha y hemos puesto el foco en la satisfacción”, que ha tenido como resultado el giro hacia un “banco cercano, sencillo y transparente”. Circunstancia que se refleja también en productos claros, sencillos y sin comisiones cuando no esté justificado, entre ellos la cuenta autónomos.

Asimismo, Bankia ha apostado por ofrecer un servicio diferenciado en banca digital. El 9% de los clientes de la entidad se han dado de alta a través de canales digitales y el 12,3% se dieron de forma virtual, lo que representa un 56% más que en 2016.

No obstante, Goirgolzarri ha recordado que hay otros dos segmentos de clientes que no se pueden dejar de lado. En primer lugar, el de quienes no quieren oficina pero sí buscan a un gestor personal. Para éstos, se puso en marcha el servicio “conecta con tu experto”, que cerrará el año con 600.000 clientes y para el que se prevé llegar a un millón en los próximos 18 meses.

En segundo lugar están los clientes de oficina, “que han de ser una fuente de ventajas competitivas”. En este sentido la segmentación de oficinas ha permitido obtener información de clientes reales y mejorar la eficiencia de los productos y servicios del banco. “Enfrentarse al reto necesita una escucha activa sin apriorismos, tener capacidad de reacción y gran flexibilidad organizativa, ser conscientes de que los cambios requieren un “esfuerzo masivo” de formación y concienciación de los equipos. Las personas seguirán siendo claves y diferenciarán la excelencia en el sector” ha apostillado.

Retos a futuro

El presidente de Bankia se ha mostrado optimista frente a la situación de la economía española. “Tenemos una visión menos apocalíptica de la de hace tres años y esperamos crecimientos de saldo de la banca en el sector privado”, motivado especialmente por el cada vez mayor peso de las pymes.

Asimismo, ha insistido en la importancia el papel de las fintech y startups en el sector financiero, “los nuevos jugadores no son alternativa sino que contribuyen a la cadena de valor: fintech y startup, que son un fenómeno extraodinariamente importante”. Buscan su futuro en colaboraciones y alianzas con las entidades. Los bancos se están preparando para el futuro.

Bankia quiere ser el banco de las pymes