Lunes. 22.04.2019

ES EL PEOR DATO DESDE 2012

Enero negro para los autónomos: casi 20.300 menos

Enero negro para los autónomos: casi 20.300 menos

El primer mes del año se ha terminado con 20.291 autónomos menos. “Malos datos” y presagio de un mal año para Lorenzo Amor, presidente de ATA, que apunta a que medidas como la subida del SMI o la supresión del contrato de Emprendedores están afectando negativamente al empleo. Amor pide al Gobierno de Sánchez que “cambie el chip y no tome medidas que castiguen a autónomos y empresas”. 

Enero negro para los autónomos: casi 20.300 menos

Enero negro para el colectivo de autónomos que, en sólo un mes, perdió 20.291 cotizantes. Casi el doble de la caída que se produjo el pasado año cuando se perdieron 10.785 trabajadores por cuenta propia. "Todos sabemos que enero es un pésimo mes para el empleo, pero no esperábamos estos datos", ha lamentado el presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), Lorenzo Amor en declaraciones a los periodistas tras la Junta Directiva de la Federación.

"La realidad es que cada día de este primer mes del año se han perdido 6.608 puestos de trabajo, 655 autónomos y el número de parados aumentó diariamente en 2.692 personas". Para Amor algunas de las decisiones adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez en materia laboral han sido las causantes de la debacle, "éramos conscientes de que medidas que se han tomado en los últimos tiempos como la supresión del contrato de apoyo a emprendedores, la subida del 22,3% del SMI o el incremento de las bases máximas de cotización al 7% podían a afectar al empleo, pero no de esta manera". Algo que ha negado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, en la rueda de prensa de presentación de los datos de afiliación esta mañana.

La caída registrada durante el primer mes del año sólo ha sido superada en 2012 y 2009 cuando el número de afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) cayó en 27.719 y 31.902 afiliados respectivamente. Todo ello hace presagiar un mal año para el mercado de trabajo en España “nos enfrentamos a un 2019 que no será ni mucho menos un año de crecimiento del empleo como lo fue 2018”, ha afirmado Amor. Por ello, pide al Gobierno que “cambie el chip y no tome medidas que castiguen a autónomos y empresas y por tanto puedan lastrar la creación de empleo”. De hecho, ATA prevé que la creación de empleo autónomo para 2019 esté entorno a los 35.000 nuevos afiliados, 17.000 menos de los que se produjeron el pasado año.

Aunque enero ha sido históricamente un mes de descenso de afiliaciones al RETA por la estacionalidad de sectores como hostelería y comercio, ésta se compensaba con el número de altas. El resultado en términos netos era un decrecimiento mucho más suave. Ahora bien, "me temo que este año ha habido más bajas y menos altas que el año pasado", ha destacado Amor. Llama la atención que esta circunstancia se produzca en un contexto en el que se ha ampliado la protección social de los autónomos -desde el pasado uno de enero el colectivo en su integridad tiene derecho a percibir la prestación por cese de actividad, para la que además se duplica el periodo, y a que si permanecen de baja por incapacidad temporal durante 61 días o más no tendrán que abonar la preceptiva cuota de autónomos, si no que será la Seguridad Social quien se hará cargo de ésta-. Medidas que deberían suponer un acicate para el emprendimiento y el autoempleo.

Con todo, en términos interanuales la afiliación al RETA creció un 1,27%, lo que en términos absolutos supone un total de 40.480 nuevos autónomos. Este ritmo es tres cuartos de punto superior al del pasado año cuando el régimen de trabajadores por cuenta propia aumentaba al 0,52% y se registraron 16.461 afiliaciones. Este avance tendría que ver con la entrada en vigor de las medidas que se recogen en la Ley de Reformas Urgentes para el Trabajo Autónomo, aprobada por el anterior Gobierno del Partido Popular, entre ellas la ampliación de la tarifa plana -desde el pasado uno de enero de 60 euros- a un año.

En términos generales, el paro aumentó en 83.464 personas, un 2,61% más que lo que lo hizo el mismo mes del año pasado (63.747) y la afiliación al Régimen General cayó en 204.865 cotizantes (-1,08%). 

Se confirma así la desaceleración del mercado laboral, de la que se viene advirtiendo incluso desde el Ejecutivo, que en sus previsiones para este año 2019 prevé un ritmo de creación de empleo del 1,8%, frente al 3% que se venía registrando los años anteriores. En este punto y pese a que, Amor ha puesto énfasis en las previsiones de organismos como Banco de España, la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) o la patronal de los empresarios CEOE, "van a llevar razón. Muchos autónomos y muchas pequeñas empresas no aguantan una subida del SMI del 22,3% en tan sólo un año porque no van a vender un 22,3% más".

No habrá cheques en blanco

El presidente de ATA ha criticado que el Gobierno no haya ampliado la vigencia de medidas como el contrato de apoyo a emprendedores o la reducción del 50% de la cuota empresarial para los contratos en prácticas. Todas vinculadas a que la tasa de paro se redujese a menos del 15%. Asimismo, se ha mostrado en desacuerdo con la intención del Gobierno de revisar ciertas bonificaciones como la Tarifa Plana "no estamos de acuerdo de suspender la tarifa plana. El hecho de que el año pasado se hayan creado 52.000 autónomos tiene que ver con las facilidades al emprendimiento. Aconsejaría que hablasen con comunidades autónomas como por ejemplo Madrid, donde patronal y sindicatos han valorado como casi 8 de cada diez autónomos beneficiarios de la tarifa plana mantienen su actividad". 

La posibilidad de revisar este tipo de bonificaciones a la que se refirió la pasada semana el secretario de Estado de Seguridad Social durante su comparecencia en el Congreso, alegando que "es la que tiene mayor coste", se produce tras el acuerdo alcanzado con los autónomos el pasado mes de diciembre, que recogía un aumento de 10 euros en la cuota (de 50 a 60 euros). A este respecto Lorenzo Amor, en clave política, ha enviado un mensaje al Ejecutivo "si después de ese acuerdo se plantean revisar la tarifa plana, creo que el Gobierno da muy poca validez a lo que firma". 

En referencia a la propuesta de cotización por ingresos reales cuya presentación se ha visto retrasada por la presentación de los Presupuestos Generales del Estado y las comparecencias de los responsables de cada una de las áreas en el Congreso de los Diputados, el presidente de ATA ha reiterado lo que anunció en una entrevista concedida a Autónomos y Emprendedores "nadie ha dicho que se vaya a dar un cheque en blanco al Gobierno. No vamos a decir que sí a ciegas". 

Sectores y comunidades autónomas

En términos absolutos es el sector del comercio quien pierde el mayor número de afiliados. Concretamente 782.826 menos (-0,83%). Le sigue la hostelería con 316.722 autónomos menos (-0,91%). En el caso del comercio el retroceso no se puede achacar sólo al mayor número de contrataciones temporales por la campaña navideña, ya que si comparamos los datos de afiliación de diciembre de 2017 y 2018 observamos que el pasado año el número de autónomos afiliados al RETA en el sector del comercio fue de 7.779 menos (789.355 en 2018 frente a los 797.134 de 2017). Algo que también ocurre en el Régimen General, donde se registraron más de 22.200 afiliaciones menos. "Se está generando una mala sensación por la subida impositiva. El Gobierno tiene que tener en cuenta que no se puede castigar a autónomos y empresas ni fiscalmente ni incrementando las cotizaciones por va a afectar al empleo", ha reiterado Amor, quien ha apuntado que los efectos se están empezando a percibir también a pie de calle, en el ámbito del consumo.

En términos relativos son las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, así como las de empleadores de personal doméstico y productores de bienes y servicios para uso propio donde mayor retroceso se produce 1,34% (-67.689 afiliados) y 1,85% (-368 cotizantes), respectivamente.

En el análisis por comunidades autónomas ninguna de las 17 se salva del desplome. Cataluña y Andalucía con 3.853 y 3.118 autónomos menos son las que registran los peores datos en términos absolutos. Porcentualmente es Balerares quien registra el mayor descenso, un 1,1% (974 menos).

Enero negro para los autónomos: casi 20.300 menos