Los economistas aseguran que muchos emprendedores carecen de conocimientos básicos

Enseñar emprendimiento en escuelas y facultades: la gran asignatura pendiente del sistema educativo

El Consejo General de Economistas afirma que el sistema educativo español necesita más asignaturas de emprendimiento. Materias que mejorarían la administración y liquidez de los autónomos. 
¿Por qué no nos enseñan a ser autónomos?
¿Por qué no nos enseñan a ser autónomos?
Enseñar emprendimiento en escuelas y facultades: la gran asignatura pendiente del sistema educativo

La gran mayoría de escuelas, institutos y universidades de nuestro país no disponen de asignaturas específicas sobre los elementos esenciales que pueden ayudar a crear un negocio pese a que los estudios que eligen muchos jóvenes les van a llevar en la mayoría de las veces a emprender. Es el caso de miles de abogados, dentistas, médicos, fisioterapeutas, arquitectos, periodistas y, por supuestos, decenas de oficios que se estudian en Formación Profesional. Aunque la ley de Educación LOMLOE establece en su artículo 2 que el sistema educativo debe desarrollar “el espíritu emprendedor”, tanto los economistas como los representantes de los autónomos coinciden en que el emprendimiento es la gran asignatura pendiente del sistema educativo.

Actualmente, los alumnos no reciben algunas nociones económicas hasta 4º de la ESO, tratándose en su mayoría de asignaturas optativas y sólo para alumnos que escojan la rama de letras en bachillerato. El Consejo General de Economistas (CGE) explicó a este medio que “no cabe duda que disponer de unos conocimientos básicos previos sobre emprendimiento mejoraría la administración y liquidez de los autónomos”. Y , añaden, lo más importante, abriría canales al emprendimiento y ayudaría que no hubiera tanto fracaso en los primeros años de un negocio. Los expertos concretaron que la formación en etapas tempranas puede ayudar y mejorar la toma de decisiones que se haga sobre la actividad, de forma “más prudente y responsable”. Además, los expertos consideran flagrante que muchos alumnos que no existan este tipo de enseñanzas en carreras universitarias que directamente se lanzan al emprendimiento una vez finalicen sus titulaciones, como abogados, dentistas o arquitectos. 

“La creciente importancia que tienen los conceptos económicos en la sociedad no pasa desapercibida, especialmente en momentos delicados como los que vivimos actualmente en los que la gestión racional de los recursos disponibles es, si cabe, más importante”, afirmaron desde el CGE. Los economistas advirtieron que la falta de cultura económica genera – “sin duda alguna” – incertidumbre e indefensión entre los trabajadores por cuenta propia. Los expertos consideran que es una “necesidad objetiva” reforzar la enseñanza en materia económica básica en los planes de estudio. De hecho, organismos internacionales, como la OCDE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), ya recomendaron hace tiempo la introducción y el fomento de materias de enseñanza emprendimiento y finanzas en las escuelas. 

La OCDE recomienda la educación en emprendimiento

El informe ‘The Future of Education and Skills: The OECD’s Education 2030’ incluye la competencia financiera dentro de las áreas de aprendizaje de los estudiantes como uno de los valores que necesitarán los jóvenes para prosperar individual y socialmente. Estas recomendaciones han propiciado la inclusión en los sistemas educativos de todo el mundo de asignaturas de educación financiera y emprendedora en sus aulas. Sin embargo, advirtieron desde el CGE, en España se tratan enfoques globales en cuanto a resolución de problemas, decisiones económicas o de comportamientos financieros básicos, sin entrar en el desarrollo de capacidades más técnicas sobre la realización de transacciones o cálculos para no sobrecargar un currículo ya de por sí bastante sobrecargado de materias troncales. De ahí que los planes de estudio vayan en la misma línea de los planteamientos más holísticos en competencia financiera acordes con las propuestas de la OCDE sin entrar en áreas más técnicas como las específicas de fiscal o laboral.

Una razón de la falta de educación en emprendimiento es la "demonización" de la figura del empresario

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) valoró que la culpa de que no se enseñe más emprendimiento en las escuelas es por “la demonización de la figura del empresario”. “La falta de conectividad de nuestro sistema universitario con el tejido productivo  han impedido la implantación curricular de este tipo de  asignaturas tan necesarias en España,  donde la mayoría de los emprendedores son pequeños negocios u autónomos”, afirmó José Luis Perea, secretario general de ATA. La primera organización de autónomos considera imprescindible para el éxito de los negocios asignaturas que capaciten a los futuros trabajadores por cuenta propia el poder iniciar con solvencia una actividad y “generar sin duda alguna riqueza y empleo”.

El 23% de los universitarios se plantea emprender

En el ámbito universitario, un reciente informe de Guess España sobre el espíritu emprendedor de los estudiantes arroja datos significativos sobre las intenciones emprendedoras de los alumnos. En nuestro país la cuarta parte de los estudiantes (un 23,1%) contempla la idea de emprender en el medio/largo plazo tras finalizar sus estudios universitarios.

Los economistas consideran “evidente y necesario” incluir más asignaturas para “un desarrollo óptimo de la actividad por cuenta propia o la creación de negocio del área específica de la titulación que esté cursando el alumno”. Es decir, si un arquitecto quiere montar un estudio de arquitectura, que sea en su propia facultad donde encuentre las herramientas y conocimientos pertinentes para no fracasar una vez concluya su formación.

El sistema educativo español suspende en asignaturas de emprendimiento y finanzas

El Consejo General de Economistas también destacó que, dentro del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), el sistema educativo español suspende en emprendimiento y finanzas. En el volumen IV del informe en torno a la cuestión “¿son los estudiantes inteligentes acerca del dinero?”, se mide el conocimiento de conceptos financieros, de los riesgos y el modo de aplicar esos conocimientos en diferentes entornos. En las tres ediciones que se ha llevado a cabo el estudio España continúa situándose por debajo del promedio de los países de la OCDE en cuanto a competencias financieras de los estudiantes, un hecho que sin duda lastra el impulso emprendedor según los expertos.

“Es una realidad que la actividad del autónomo, independientemente del sector en el que se desenvuelva, así como el emprendimiento, requieren de una educación económica previa, extensa y profunda lo que ayudará a que tanto la actividad del autónomo como la actividad emprendedora no estén marcadas desde su inicio por una elevada probabilidad de fracaso”, añadieron desde el CGE.

Los economistas también matizaron que, para que el emprendimiento sea también óptimo, es pertinente eliminar “las trabas burocráticas, establecer canales de financiación reales para los pequeños y medianos negocios y estímulos fiscales que alienten la constitución de empresas. “. Si bien la reciente Ley Crea y Crece ha supuesto un importante avance en este sentido, el hecho es que en nuestro país los trámites no se realizan de manera simultánea, se solapan y alargan el periodo de constitución de la empresa por encima de la media de la UE”, aseguraron los economistas.

¿Qué asignaturas de emprendimiento se imparten actualmente en los colegios de España?

El Ministerio de Educación explicó a este medio digital que La ley de Educación (LOMLOE) establece que el sistema educativo español “se orientará, entre otros fines, al desarrollo de la capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, confiar en sus aptitudes y conocimientos, así como para desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor”.  Sin embargo, los representantes de los autónomos y economistas coinciden que actualmente sólo existen dos asignaturas de emprendimiento dentro de la educación obligatoria y tres en los estudios superiores y son optativas:

  • Economía y Emprendimiento (optativa 4º ESO): Según el Ministerio de Educación, esta asignatura persigue dos objetivos. “Por un lado, que el alumnado cuente con una educación económica y financiera para desenvolverse, asumir riegos de manera responsable en su vida cotidiana y gestionar y llevar a la acción de manera viable proyectos; y, por otro lado, que busque soluciones innovadoras y valiosas para afrontar los retos propuestos, a través de estrategias de gestión del conocimiento, del autoconocimiento y de la cooperación con los demás”.
  • Formación y Orientación Personal y Profesional (optativa 4º ESO): Educación explicó que esta asignatura ofrece al alumnado la posibilidad de profundizar en el conocimiento de sí mismo, descubriendo sus cualidades personales como potencial de valor, y aproximarse al ámbito de las ciencias relacionadas con el estudio de los comportamientos humanos, sociales y culturales.
  • Economía, Emprendimiento y Actividad Empresarial (1º bachillerato general): Esta materia de modalidad trata de aportar – según el Ministerio de Educación - los conceptos económicos y empresariales necesarios para que el alumnado tenga un soporte teórico que le permita realizar análisis críticos y fundamentados a partir del estudio de casos sobre la realidad económica actual, valorar los efectos que provoca en los distintos ámbitos de la vida y aprovechar estos aprendizajes para generar una actitud proactiva y comprometida con la sociedad y de búsqueda de un mayor bienestar tanto colectivo como individual.
  • Economía (1º de bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales): En esta asignatura los alumnos de Humanidades y Ciencias Sociales encontraran de manera introductoria “los conocimientos económicos necesarios para entender el contexto en el que vive, despertar su interés y promover iniciativas dirigidas a actuar sobre la propia realidad, tras un análisis crítico de la misma, y tomar sus propias decisiones con repercusión económica y financiera de manera razonada y responsable.
  •  Empresa y Diseño de Modelos de Negocio (2º de bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales): El Ministerio de Educación concreto que esta materia tiene como finalidad “que los alumnos estudien y analicen as respuestas a los problemas que se plantean en el seno de las empresas y conozca sus nuevas formas de administración y gestión, con un enfoque actualizado y, sobre todo, adaptado a la realidad, considerando que la innovación es un factor clave de su actividad y que, en muchos casos, determina su supervivencia”.

Enseñar emprendimiento en escuelas y facultades: la gran asignatura pendiente del sistema educativo