domingo. 05.12.2021

LA OTRA OPCIÓN SERÍA AMPLIAR EL PERIODO DE CÁLCULO

Escrivá avanza que los autónomos podrían llegar a elegir los mejores años cotizados para calcular su pensión

jose-luis-escriva-ministro
El Gobierno valora dos modelos para el cálculo de las pensiones.

En 2022 habrá una profunda reforma del sistema de pensiones según el Gobierno. El ministró Escrivá quiso ayer tranquilizar a la ciudadanía explicando que trabaja con Bruselas y con los agentes sociales en múltiples cambios entre los que se encuentra un nuevo sistema para calcular la pensión.

Escrivá avanza que los autónomos podrían llegar a elegir los mejores años cotizados para calcular su pensión

El pasado miércoles el Gobierno de España y la Comisión Europea firmaron el acuerdo para recibir los fondos Plan de Recuperación y Resiliencia. En dicho compromiso, se incluye la reforma del cálculo de las pensiones. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, matizó en RNE que, dentro del espíritu de este acuerdo, o bien se aumentarán los años que actualmente se toman para calcular la pensión  o los cotizantes (incluidos los autónomos) podrán elegir los mejores años cotizados de su carrera para fijar la cuantía de su futura jubilación.

Dentro del acuerdo, en el hito 408, se explica en inglés que, en el cuarto trimestre de 2022, el Ejecutivo deberá “adaptar el período de cálculo para la pensiones”. Ante el revuelo que ha causado esta afirmación, el ministro salió al paso en unas declaraciones radiofónicas explicando que aún no ha decidido cómo será dicho cálculo, abriendo dos posibles escenarios. El primero es, como han venido reclamando colectivos como la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que los contribuyentes puedan elegir los mejores años de cotización para que la Seguridad Social realice el cómputo de su futura pensión de jubilación. El otro es aumentar progresivamente los años cotizados que se usan para calcular la base reguladora de la pensión que en el 2022 serán los 25 últimos desde que se empezó a pagar la cuota. En el caso de ampliarse, y teniendo en cuenta que un trabajador autónomo no suele trabajar más de 40 años, el incremento de la base de calculo de la pensión a más de 25 años podría abarcar a prácticamente toda la vida laboral de un cotizante, desde su inicio hasta que se jubila.

El debate se centra ahora en si los últimos años de actividad no tienen porque ser necesariamente los mejores en cuanto a cotización. Según explicó el propio ministro, actualmente el sistema de pensiones está pensado para “carreras lineales” donde, teóricamente, un autónomo mejora sus cotizaciones según avanza su trayectoria profesional o en los que existen lagunas de cotización. Por ello, Escrivá matizó que tendrá en cuenta, bajo las recomendaciones del Pacto de Toledo, las nuevas realidades del mercado laboral donde “el 30% de los trabajadores” no cotizan a la alza en sus últimos años activo para aumentar su base reguladora.

"Ahora ya no es así y tenemos que hacer un sistema más equitativo y eso lo haremos con los agentes sociales en 2022. En algunos casos, habrá que valorar extender el periodo de cálculo, pero no necesariamente, también se podría hacer un sistema para elegir los mejores años cotizados”, aclaró el ministro.

¿Qué es mejor que se compute un periodo de cotización más amplio o que el autónomo escoja los mejores años cotizados?

Éste es uno de los debates que más ríos de tinta ha provocado. La ampliación de los años cotizados para el cálculo de la pensión ha sido desde hace años uno de los caballos de batalla de la Seguridad Social independientemente del Gobierno que estuviera al frente del país.

Hace años se entendía que se debería elegir los últimos años cotizados de un autónomo o de un asalariado porque las carreas profesionales solían ir in crescendo conforme el trabajador se iba haciendo mayor. Sin embargo, y desde hace décadas la realidad no ha sido así y muchos asalariados eran expulsados del mercado laboral cuando cumplían poco más de 55 años, con lo que sus cotizaciones bajaban en la última década antes de jubilarse.

Por ello, algunos pensaban que se debería tomar en cuenta, no los últimos 20 o 25 años cotizados sino incluso toda la vida laboral del trabajador para calcular la futura pensión, incorporando los peores y los mejores años cotizados. Eso suponía sumar en la "media" los primeros periodos cuando se cotizaba poco, los intermedios cuando e cotizaba más, y los últimos que en las últimas épocas volvía a caer la cotización. De esa manera se evitaba que pesaran más las cotizaciones más próximas al retiro que podían ser incluso más bajas que las primeras de la vida laboral.

Pero otro pensaban que ello suponía una rebaja de pensiones ya que, al computar los primeros años en la "media", necesariamente bajaría la base reguladora con lo que la Seguridad Social lograría rebajar el coste de las pensiones.

En un tercer grupo, donde se encuadrarían organizaciones de autónomos como ATA, se encuentran los que abogan por utilizar toda la vida laboral de los trabajadores pero eligiendo los mejores años de cotización, alternativa que el ministro Escrivá ha incorporado como posibilidad futura de su reforma. Esto permitiría que los trabajadores por cuenta propia señalaran los años en los que aumentaron su base para que, en base a ellos, se calculara su pensión. Obviamente, esto no valdría para los que durante toda su vida laboral han cotizado por la base mínima porque sólo podrían obtener una pensión mínima.   

Escrivá niega que la ampliación del periodo de cálculo tenga como objetivo reducir las pensiones

Por otra parte, el ministro negó “rotundamente” que aumentar el periodo de cálculo de las pensiones tenga como objetivo reducir el gasto o cuantía de las prestación. Lo que persigue, según Escrivá, es hacer el sistema “más equitativo” y mejorar la situación de trabajadores a los que los últimos años cotizados “no les favorece” para el cálculo de su pensión.

Las palabras del ministro nacen tras la polémica suscitada donde el acuerdo recogía vagamente bajo el término “adecuación” una posible ampliación del periodo de computo de la jubilación. Sin embargo, el propio Escrivá ha tenido que acudir a distintos medios de comunicación para desmentir esta información, retirando que el acuerdo con Bruselas no se ha modificado desde su última corrección el pasado mes de julio. En este sentido, el futuro del cálculo de las pensiones está pendiente de ser negociado y todavía no cuenta con una propuesta oficial. Por ello, el ministro valoró que hasta que no haya un acuerdo de Gobierno no se podrán dar más detalles del mismo.

Por otra parte, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, valoró también la polémica. “El documento que se ha publicado no ha cambia nada al respecto en materia de jubilación. Es el mismo que en julio”, expuso en declaraciones a la televisión pública.

"Cuando éramos jóvenes, la gente normalmente tenía una carrera profesional muy lineal, estaba en el mismo trabajo toda su vida y su sueldo iba subiendo a lo largo de su carrera. Eso ya no se da. Ahora las carreras tienen lagunas y a lo mejor el momento en el que se tiene el mejor sueldo no es en los últimos años. Tenemos que darle una vuelta a todo el sistema para que sea más justo”, valoró Calviño.

Asimismo, la vicepresidenta insistió que Bruselas no ha pedido nada a España y que un cambio en el periodo de cálculo de la pensión “no necesariamente” tiene por qué conllevar una rebaja de la pensión “sino todo lo contrario”.

ATA propone elegir los mejores años de cotización

Una medida que sería especialmente importante para el futuro de miles pensionistas, que podrían beneficiarse de una pensión mucho mayor, es elegir sus mejores años cotizados. De esta forma se podrían compensar periodos en los que se bajó la base de cotización, los autónomos estuviesen en pluriactitividad o hubiese lagunas de cotización.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva más de diez años proponiendo al Gobierno la idea de que su utilice el cálculo una "media" entre los mejores y peores años de la vida laboral. Concretamente, desde 2009, los representantes de los trabajadores por cuenta propia propusieron una medida similar que ahora está barajando el Gobierno para el cálculo de la pensión. Para ello, desde ATA se recomendó utilizar el 75% de los mejores años y un 25% de los peores para recibir la prestación por retiro.

El cálculo tendrá que esperar al acuerdo con los agentes sociales

A falta de que la patronal de los autónomos se pronuncie al respecto. Distintos sindicatos como Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) ya se han pronunciado respecto a la polémica suscitada por el acuerdo del Ejecutivo con Bruselas.

El secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, reconoció en rueda de prensa que el proceso de diálogo social se encuentra en una fase "delicada y compleja" tanto en materia de reforma laboral como de pensiones y ha criticado la "irrupción" en el debate de una "hipotética" ampliación del periodo de cálculo de las pensiones. Según el secretario uno los objetivos de CCOO para la reforma de pensiones, la que se discutirá a lo largo de 2022, pasan por el diseño del nuevo sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos; aumentar las pensiones mínimas y seguir reduciendo la brecha de género, entre otras materias.

Finalmente, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, aseguró en rueda de prensa que el periodo de cálculo de las pensiones no se va aumentar más allá de los 25 años ."No o no, no se va a aumentar el periodo de cálculo de la pensión", señaló Álvarez en una cadena de televisión privada, indicando que esto no sucederá, entre otras cosas, porque no contaría con el apoyo mayoritario de los formaciones políticas del Congreso, por donde tendría que pasar esta medida.

Escrivá avanza que los autónomos podrían llegar a elegir los mejores años cotizados para calcular su pensión