sábado. 22.01.2022

O NO TRIBUTAR POR LOS DÍAS DE INACTIVIDAD

El Gobierno permite a los autónomos renunciar a los módulos si lo necesitan

montero-calviño
El Gobierno ha aprobado dos medidas específicas para los autónomos que tributan por módulos y que estaban pagando los mismos impuestos a pesar de tener pérdidas o su actividad suspendida por el Estado de Alarma. Podrán renunciar al sistema de estimación directa y volver a reincorporarse en 2021. Si deciden quedarse, no se los cobrará el IVA e IRPF correspondiente a los días en los que estuvieron sin actividad.
El Gobierno permite a los autónomos renunciar a los módulos si lo necesitan

El consejo de ministros de este martes aprobó un paquete con 30 medidas económicas para encarar la nueva fase de desescalada en la que se va a embarcar España en los próximos días. Entre ellas, destaca un conjunto de medidas fiscales dirigidas a "alinear los impuestos con la situación económica real a la que se enfrentan las empresas y, especialmente, los autónomos y pymes", tal y como anunció la vicepresidenta de asuntos económicos Nadia Calviño en su comparecencia ante los medios. 

Este conjunto de medidas en materia tributaria permitirá liberar más de 1.100 millones de euros de liquidez para los negocios, dijo la vicepresidenta. Especialmente importante fueron las novedades que anunció en relación a los autónomos que tributan por el sistema de módulos.

El Gobierno llevaba más de una semana barajando la idea de dar la posibilidad a aquellos que están en módulos de que pudieran pasar a estimación directa, si así lo desearan, para evitar que sigan pagando los mismos impuestos que antes, a pesar de haber sufrido pérdidas, o incluso tener su actividad suspendida. 

En este sentido, asociaciones representativas del colectivo como la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) e incluso el propio sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) llevaban semanas instando al Gobierno a que, por un lado,  abriera un nuevo plazo para que, de forma extraordinaria, los autónomos pudieran renunciar al régimen de estimación objetiva del IRPF y régimen simplificado de IVA, después del primer pago de impuestos que se ha prorrogado hasta el 20 de mayo y volverse a incorporar más adelante.

Por otro lado, que se autorizara una reducción temporal y selectiva del rendimiento anual de los módulos del método de estimación objetiva en el IRPF y régimen simplificado de IVA por estas circunstancias excepcionales y mientras duren los efectos económicos generados por el COVID-19. 

En principio y a la espera de que se confirmen ambas medidas en el BOE, los autónomos en módulos podrán optar a las dos posibilidades: o bien quedarse en el sistema de módulos y que no se los cobre los impuestos de los días que estuvieron sin actividad por el Estado de Alarma, o bien renunciar al sistema durante el año 2020 y poder volver a tributar por este sistema en 2021. 

Dos nuevas posibilidades para los autónomos en módulos

Como se ha explicado,  los autónomos en módulos no pagan más impuestos cuando tienen más beneficios, pero tampoco pagan menos por tener más pérdidas ya que su sistema de tributación se basa en una tarifa reglada en función de una serie de variables que les permite tributar de manera más sencilla sin llevar cuenta de los ingresos y de los gastos. Y esto, es un problema en plena crisis del Covid-19, cuando pocos -por no decir ninguno- de los autónomos se han librado de una caída de ingresos o, en muchos casos, de una suspensión inmediata de su actividad. 

Por eso, el Gobierno ha atendido a la demanda de las asociaciones y ha abierto una nueva posibilidad para que estos trabajadores por cuenta propia no tengan que soportar una losa más, la de los impuestos, mientras no ingresan nada durante la crisis.

En principio, la solución prevista para estos autónomos vendría articulada a través de dos importantes medidas que afectarían a más de 400.000 autónomos que cotizan actualmente por este sistema y entre los que se encuentran principalmente transportistas, taxistas, peluquerías y bares que en estos momentos no tienen actividad, o han tenido que soportar una gran caída en sus ingresos. 

Posibilidad de renuncia temporal al sistema de módulos

Por un lado, se permitiría que hagan una renuncia tácita a los módulos en 2020. Aquellos que tributen por este sistema de estimación objetiva podrán presentar su renuncia al sistema mientras dure el plazo de presentación del pago fraccionado del primer trimestre de 2020 (es decir, hasta el 20 de mayo) y pasar a tributar por el sistema de estimación directa, durante este ejercicio, para que los impuestos que paguen estén realmente adaptados a su volumen de ingresos.

La novedad  que ha introducido el Gobierno a través de esta medida estaría en que estos moduleros podrán revocar, si así lo desearan, la renuncia y volver a acogerse al sistema de módulos en 2021, sin necesidad de esperar tres años. Sería posible siempre que cumplan los requisitos para su aplicación y hagan la revocación en el plazo previsto, o incluso mediante la declaración correspondiente al pago fraccionado del primer trimestre del ejercicio 2021. 

No se computarán los días de Estado de Alarma en IVA e IRPF

Por otro lado, según ha podido saber este medio, el Gobierno ha preparado también una segunda medida para proteger la actividad de aquellos moduleros que no renuncien a los módulos y que, por tanto, tendrán que pagar sus impuestos fraccionados de IRPF e IVA antes del 20 de mayo bajo el sistema de estimación objetiva. Para ellos, se habría previsto un cálculo de estos pagos fraccionados para que no tengan que pagar impuestos por los días naturales en los que no desarrollaron su actividad. 

Según explicó Carlos Piñero, abogado de ATA, "lo más probable es que este cálculo se haga mediante un prorrateo para que se pague en función de los días que realmente se ha tenido actividad. es decir, desde enero hasta el 14 de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma".  

Así pues, para aquellos que no renuncien al sistema de módulos se habría previsto un cálculo para el pago de IRPF e IVA en el que no computarán en cada trimestre natural como días de ejercicio de la actividad, aquellos días en los que haya estado declarado el Estado de Alarma. O, dicho de otro modo, sólo se contarán los días del trimestre en el que se haya desarrollado la actividad con normalidad, tanto para el cálculo del pago fraccionado de IRPF en módulos, como del cálculo de los ingresos a cuenta para el IVA en régimen simplificado. 

Desde ATA, valoraron positivamente que el Gobierno haya atendido a su demanda y permitido a los autónomos renunciar de forma temporal al sistema de módulos sin perjuicio de volver a incorporarse más adelante. En este sentido, el presidente de la Federación, Lorenzo Amor, aseguró que "es una buena noticia que puedan salir de este sistema temporalmente, porque les está penalizando ya que no tienen actividad y el sistema de tributación por estimación objetiva marca una cantidad fija en IVA e IRPF, independientemente de si tienen ingresos o no".  

Amor señaló que la posibilidad de renunciar es bienvenida, especialmente para algunos negocios como "pequeños bares, transportistas, taxistas o comerciantes, que prevemos que este año van a tener muy poca actividad, muchos de ellos se encuentran cerrados y así van a continuar durante un tiempo más".   

Por otro lado, desde el Gobierno anunciaron otras medidas de importante calado, no sólo para los autónomos en módulos, sino para el conjunto del colectivo. 

Otras medidas que afectan a autónomos y pymes

El conjunto de medidas fiscales aprobadas por el Gobierno asciende a 1.100 millones de euros, según aseguró  la vicepresidenta  de asuntos económicos, Nadia Calviño. Entre ellas, se ha anunciado que, próximamente, se aprobarán mecanismos para la renegociación de aplazamientos de pago en alquileres para negocios situados en locales de grandes tenedores. 

Además, las sociedades podrán adaptar las liquidaciones de los ingresos a cuenta a la nueva previsión de ingresos para el año, así como supeditar el abono de sus deudas tributarias al momento en el que obtengan los préstamos-si los hubieran solicitado para hacer frente a sus obligaciones- del Instituto de Crédito Oficial (ICO)

Por otro lado, Calviño anunció también que el Gobierno priorizará -aunque no especificó cómo-  durante dos meses más el teletrabajo para aquellas actividades que puedan realizarse a distancia, 

Se amplía dos meses la prioridad del teletrabajo 

Segun Calviño, se impulsará a los negocios para que opten"de forma preferente o prioritaria a esta modalidad, la del teletrabajo, siempre que sea posible, porque se ha revelado que se trata de un "mecanismo muy eficaz que puede permitir continuar la actividad económica en una situación excepcional".

Es probable que este fomento del trabajo a distancia se lleve a cabo con una ampliación de la financiación que ya había previsto el Gobierno con medidas anteriores. Concretamente, ya se puso en marcha una línea de créditos dotada con 200 millones de euros para la compra o alquiler de ordenadores u otro tipo de equipamiento necesario para seguir activo a distancia

El Gobierno permite a los autónomos renunciar a los módulos si lo necesitan