lunes. 30.11.2020

INFRACCIONES EN ERTE O FALSOS AUTÓNOMOS, ENTRE OTRAS

El Gobierno se propone elevar un 20% las sanciones a los negocios que defrauden a la Seguridad Social

El Ministerio de Trabajo quiere elevar las sanciones contra aquellos negocios que defrauden a la Seguridad Social. Las multas por infracciones en ERTEs o falsos autónomos podrían subir un 20% a partir del 1 de enero.

El Gobierno se propone elevar un 20% las sanciones a los negocios que defrauden a la Seguridad Social

El próximo 1 de enero, los negocios que infrinjan la normativa laboral podrían enfrentarse a sanciones un 20% superiores a las actuales. El Ministerio de Trabajo ha sacado a consulta pública un proyecto de Real Decreto Ley para actualizar las multas vinculadas a la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, que entraría en vigor en 2021.

En las próximas semanas, el borrador se trasladará al Consejo de Ministros para su aprobación, previo diálogo con los agentes sociales. Este proyecto se divide en dos partes: "En primer lugar, se modificaría el reglamento general de la imposición de sanciones para rebajar hasta un 40% las sanciones en casos de pronto pago, siempre que se reconozca la infracción y no se recurra", explicó Luis San José, abogado laboralista del despacho AGM abogados. 

En contrapartida, "también se actualizará el importe de las sanciones al IPC, ya que llevan sin modificarse desde 2007. Este índice incrementará todas las multa de la Ley de Infracciones y sanciones del Órden Social, en un 19,9%, que es lo que correspondería al periodo que comprende desde enero de 2007 hasta diciembre de 2019. Es decir, lo que se haría es ajustar la cuantía de estas multas", añadió el experto de AGM abogados. 

Las sanciones más graves llegarían hasta los 225.000 euros

Finalmente, si el proyecto saliera adelante, los trabajadores por cuenta propia verían aumentar las sanciones que pudiera imponerles la Inspección de Trabajo por fraude a la Tesorería hasta en casi un 20%. Actualmente, estas multas oscilan entre los 60 euros, en el caso de las más leves, hasta los 187.515 euros, en el caso de las más graves. 

Sin embargo, si se actualizaran al IPC, como pretende Trabajo, las multas se elevarían un 19,9% y pasarían a ser de entre 70 euros, en el caso de infracciones leves en su grado mínimo, y 225.000 euros, si fueran infracciones graves en su grado máximo. Este incremento afectaría a todos los posibles fraudes contra la Seguridad Social que, en el caso de los pequeños negocios, suelen ser: el falseamiento de datos de los trabajadores en ERTE para beneficiarse de exoneraciones en sus cotizaciones a la Seguridad Social, o la utilización de falsos autónomos para ahorrar costes laborales.

Subirían las multas por fraude en los ERTEs 

Durante los últimos meses, los negocios acogidos a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) han sido el objetivo principal de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Hasta el pasado 15 de septiembre, la Inspección había llevado a cabo más de 28.438 actuaciones, de las cuales 12.611 ya han finalizado.

Según los expertos, con la llegada de 2021, las inspecciones para investigar posibles fraudes en los ERTEs se dispararán y, si se actualizaran las sanciones como está previsto, algunos negocios podrían enfrentarse a la devolución de todas las cuotas no satisfechas por sus trabajadores, intereses, recargos y multas de hasta 250.000 euros, en el caso de las infracciones más graves, en su grado más alto. 

De hecho, hay que recordar que los diferentes reales decretos que se han puesto en marcha hasta la fecha y que regulan los ERTEs, consideran infracción muy grave "efectuar declaraciones, o facilitar, comunicar o consignar datos falsos o inexactos que den lugar a que las personas trabajadoras obtengan o disfruten indebidamente prestaciones".

También la "connivencia con los trabajadores/as o con las demás personas beneficiarias para la obtención de prestaciones indebidas o superiores a las que procedan en cada caso, o para eludir el cumplimiento de las obligaciones que a cualquiera de ellos corresponda en materia de prestaciones". 

Por eso, según fuentes de diferentes sectores consultadas por este periódico, lo que más  interesa en esta materia a la inspección es comprobar  que los empleados que están trabajando no están en ERTE. Por motivos como éste, hasta la fecha, la inspección ha sancionado a casi 2.000 negocios por valor de alrededor de ocho millones de euros. 

También ascenderían las sanciones por trabajar con "falsos autónomos"

El fraude de los "falsos autónomos" es otra de las prioridades del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Y también sería una de las infracciones cuya sanción se elevaría si saliera adelante el nuevo proyecto de ley. Todo aquel negocio -pequeño, mediano o grande- que tenga a un trabajador como autónomo, cotizando en el RETA cuando, por sus características, debería ser un asalariado y estar afiliado al Régimen General, se puede enfrentar a las multas previstas por la la Ley de Infracciones en el Orden Social.  

La sanción suele consistir en hacer frente al pago de las cotizaciones del falso autónomo durante todo el tiempo que estuvo en el RETA, teniendo que estar afiliado al Régimen general; más un recargo del 20% y una sanción que suele oscilar entre los 6.000 y los 10.000 euros. Con los nuevos cambios, a partir del 1 de enero, las sanciones más graves podrían superar los 11.000 euros. 

Eso sí, en estos casos, los expertos aseguran que la sanción por mal encuadramiento puede llegar a ser lo de menos para el negocio. La ley permite que se tengan en cuenta hasta los últimos cuatro años en los que el falso autónomo haya estado trabajando para el negocio. Esto quiere decir que la empresa puede llegar a hacer frente, en ocasiones, al pago de las cotizaciones que no se abonaron durante los últimos 48 meses. 

Sanciones por infracciones leves, graves y muy graves

Si finalmente saliera adelante el proyecto, a partir del 1 de enero, las sanciones por infracciones en el órden social quedarían de la siguiente forma:

  •  Las leves, en su grado mínimo, con multas de 70 a 145 euros; en su grado medio, de 146 a  370 euros; y en su grado máximo, de 371 a 745 euros
  • Las graves con multa, en su grado mínimo, de 746 a 1.495 euros, en su grado medio de 1.496  a 3.745 euros; y en su grado máximo de 3.746 a 7.490 euros. 
  • Las muy graves con multa, en su grado mínimo, de 7.491 a 29.975 euros; en su grado medio de 29.976 a 119.905 euros; y en su grado máximo de 119.906 euros a 224.830 euros. 

Se incluirían también descuentos del 40% por "pronto pago"

Por otro lado, el borrador que sacó a consulta el Ministerio de Trabajo prevé reducciones de hasta un 40% a aquellos negocios que reconozcan su  responsabilidad  en  la  comisión  de una infracción y que abonen el importe propuesto inicialmente, lo que se conoce como "pronto pago".     

Así, se añade un nuevo apartado 5  al artículo 18 del Reglamento  general  sobre  procedimientos  para  la  imposición de sanciones por infracciones de Orden social y para los expedientes liquidatarios  de cuotas de la Seguridad Social aprobado por el Real Decreto 928/1998, de 14 de mayo. 

De este modo, cuando el negocio que sea sancionado manifieste "su voluntad de proceder al pago de la  sanción con  carácter  previo  a  la  resolución,  se  le  facilitarán  al  mismo  los  documentos  o  instrucciones  precisas  para el  pago  de la  sanción, en el  plazo fijado al efecto y en la  cuantía  correspondiente, una vez aplicado el porcentaje de reducción del 40%".

Este pago tendrá que realizarse y acreditarse ante el órgano instructor en un plazo máximo de diez  días desde el siguiente a la notificación de la documentación precisa para proceder al pago. 

El Gobierno se propone elevar un 20% las sanciones a los negocios que defrauden a la Seguridad Social