martes. 18.05.2021

ACTUALMENTE EL MÁXIMO ERA UN 16%

El Gobierno propone rebajar hasta un 21% las pensiones de los que su jubilen antes de la edad legal

escriva-ministro-seguridad-social-
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El Gobierno propone reducir hasta 21% las pensiones de los que pretenden jubilarse anticipadamente. Actualmente el máximo era un 16%.

El Gobierno propone rebajar hasta un 21% las pensiones de los que su jubilen antes de la edad legal

El Gobierno tiene como objetivo acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal, es decir, evitar que los afiliados se retiren antes de lo que marca la norma. Para ello, su intención es incrementar la penalización para aquellos que piden la jubilación dos años antes de la edad legal aplicando un 21% de coeficiente reductor directamente sobre la pensión y no, como hasta ahora, sobre la base reguladora. Una de las novedades que causaron cierta crispación entre los diputados que componen la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo y en donde el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, compareció ayer para dar cuenta sobre sus propuestas para reforma de las pensiones.

Con el mismo objetivo de intentar que los cotizantes se jubilen lo más tarde posible, Escrivá también explicó a la Comisión parlamentaria la propuesta de incentivar la demorada más allá de la edad legal de retiro con la entrega de un pago único de unos 11.000 euros por cada año que el cotizante retrase la jubilación. Estos son dos de las principales novedades sobre la reforma del sistema de pensiones que se negocia en estos momentos con los agentes sociales y que avanzó el ministro. 

Según explicó Escrivá, en España existe una “cultura para dejar la vida laboral relativamente pronto en comparación a lo que ocurre en el resto de países de la Unión Europea”. Esa afirmación contrasta con los datos de la OCDE que indica que países como Francia, Austria o Italia tienen, en principio, una edad efectiva o real de jubilación más temprana que España; independientemente de lo que marca su legislación. No obstante, Escrivá se refirió a la recomendación decimosegunda del Pacto de Toledo para proponer una serie de serie de cambios para acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal. Uno de los motivos es la sostenibilidad del sistema público de pensiones que se ve afectado por el alargamiento de la esperanza de vida de los españoles.

Para logar ese objetivo, el Ejecutivo está discutiendo con los agentes sociales la puesta en marcha de cuatro cambios. El primero de ellos tiene que ver con la modificación de los coeficientes reductores de jubilación anticipadas: “son pequeñas modificaciones que pueden tener importantes efectos agregados sobre el sistema en su conjunto” dijo el titular del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones durante su comparecencia.

La penalización será mensual y no trimestral

Para Escrivá, las jubilaciones anticipadas tienen que cambiar en “una doble dirección. Por un lado, hay que eliminar esa regresividad del sistema que se deriva de que el coeficiente desincentivador de la jubilación no se calcula sobre la pensión que se va a recibir, sino sobre la base reguladora. Y, por otro lado, incentivar la permanencia en el empleo creando un sistema de penalizaciones decrecientes mensuales, frente al trimestral que hay actualmente”, dijo claramente el ministro

En estos momentos, a los contribuyentes que se jubilan antes de los 66 años, se les aplica un coeficiente reductor que se mueve entre 2% y 16% en función de los años cotizados. Éste se aplica por tramos y se calcula sobre la base reguladora de la pensión y no sobre el importe que el jubilado va a cobrar. Sin embargo, la propuesta del Ministerio Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cosiste en que, por un lado, la penalización de hasta un 21% se realice sobre la pensión que recibe el autónomo o el asalariado, y no sobre su base reguladora que se calcula en base a la base de cotización y a los años cotizados. Esto quiere decir que se aplicaría hasta un 21% sobre la pensión efectiva que debería cobrar si alguien se quiere prejubilar dos años antes de la edad legal. Si la pensión media de los autónomos es 777, 87 euros al mes, al aplicarle este 21% , acabaría cobrando 614,51 euros mensuales.

Y, por otro lado, esta penalización no sea haría por trimestres como ocurre ahora, sino de manera mensual castigando más a aquellos que se jubilen 24 y 23 meses antes de la edad legal para ir descendiendo los coeficientes reductores, incluso más que ahora, para los que demoren su retiro hasta la edad legal.

jubilación-anticipada-propuesta-35años (1)

Imagen utilizada por Escrivá durante su comparecencia. 

jubilacion-anticipada-45-propuesta

Imagen utilizada por Escrivá durante su comparecencia. 

  • Un ejemplo de la propuesta

En este sentido y utilizando un ejemplo avanzado por la La Cadena Ser sobre una persona con menos de 38 años y medio de años cotizados. Los cambios de “retirarse con la norma actual a los 64 años, a los 64 años y un mes o a los 64 años y 2 meses supone una penalización del 16% en la pensión. Con la propuesta de Inclusión, a los 64 años la penalización subiría al 21%; a los 64 años y un mes subiría al 17,6%, pero a los 64 años y dos meses bajaría al 14,67% y seguirá siendo más favorable para los de 64 años y dos meses, 64 años y tres meses, y así en adelante”.

Se trata de un cambio que sería progresivo: “para no afectar a aquellas personas que quieran jubilarse de forma anticipada. Se va a ir ajustando su convergencia a la situación de resto de pensiones de forma gradual en un periodo de cinco años”.

Un pago único de hasta 11.000 euros para los que retrasen su jubilación

También dentro de ese objetivo de acercar la edad legal de jubilación a la edad efectiva se encuentra el fomento de la jubilación demorada. Una cuestión que como expuso el ministro Escrivá, ya existen incentivos en el sistema actual de entre 2% y 4%. Si embargo, criticó que “son muy poco conocidos”.

Para ello, una de las propuestas más llamativas en las que trabaja en Ejecutivo es que en vez de que el autónomo recibiese un incremento mensual de su pensión por cada año demorado, recibiera “un pago único” dijo Escrivá. Se trataría de una “pago alzado máximo de 11.000 euros si se tratara de una pensión máxima”. Y “cuando tengamos todo esto bien cerrado, haremos que se conozca verdaderamente y se difunda para las personas que lo consideren interesantes” señaló el ministro.

La Flexibilización de la jubilación parcial

El tercer punto dentro de este objetivo del Ejecutivo está centrado en la flexibilización de la jubilación parcial. Según explicó el ministro “nos hemos encontrado con un problema y es que la mayoría trabaja el primer año y no el segundo”. Se encuentran discutiendo en estos momentos con los agentes sociales para “limitar la jornada de la jubilación parcial pero que pueda alcanzar el 60% de jornada durante el primer año” apuntó.

Eliminar las cláusulas de jubilación forzosa

El último de los cambios, para efectuar la edad real a la edad legal de jubilación está la posibilidad de eliminar las cláusulas de jubilación forzosa que muchas empresas aplican a sus empleados. “En el año 2021, más de un millón de trabajadores se van a ver obligados a jubilarse” avanzó Escrivá. Que es partidario de eliminarlas o, como mucho, acercarlas al modelo francés que utilizan este mecanismos a los 68 años, tres años después de la edad legal de jubilación.

En cualquier caso, Escrivá aseguró que su eliminación tendría un periodo transitorio “y no afectaría los convenios en vigor”.

Los autónomos podrán cambiar de base en función de sus ingresos 

En cuanto a la creación de un sistema de cotización por ingresos reales para los trabajadores autónomo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, explicó que se había creado una mesa paralela a los agentes sociales con las tres asociaciones de autónomos principales. Además, detalló que se está trabajando en una reforma “integral” con el Ministerio de Hacienda.

“Una vez cruzados los datos de los rendimientos netos declarados por los autónomos a la Agencia Tributaria, nos dimos cuenta de que estábamos ante una realidad muy heterogénea” afirmó Escrivá. Que señaló que el objetivo es crear un sistema de cotización por tramos que permita adaptar a los autónomos sus ingresos en función de sus rendimiento. “Cuanto más tramos se creen, mejor podrá adaptar el autónomo sus ingresos a su capacidad de cotización, especialmente cuando sus rendimientos están por debajo del SMI” subrayó. Aunque no detalló más información sobre el futuro sistema, que espera tener listo para 2022, sí que reconoció que la propuesta actual contempla trece tramos.

Señaló que el objetivo era crear un modelo muy “sencillo” para que los autónomos pudieran cambiarse “cada dos o tres meses de tramos, ajustando la base de cotización en función de sus perspectivas de rendimiento en el conjunto año”. Y dijo que “siempre va a existir la opción para que posteriormente puedan regularizar su situación o puedan dejar un exceso de cotización voluntario”. Esta idea se parece mucho a la que planteó  la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) cuando pedía que los autónomos pudieran cambiar de cuota seis veces al año en función de sus ingresos.  

Todos estos cambios muy pronto en Europa 

Por último, Escrivá contó que todos estos cambios en materia de pensiones y Seguridad Social es el componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno presentará a la Comisión Europea en los próximos meses. A su vez, estos formarían "muy pronto" de un proyecto de ley para la reforma de la Ley General de Seguridad Social. Escrivá aseguró que tiempo apremia y que la mayoría de las reformas se ejecutarán a final de 2021, principios de 2022. 

El Gobierno propone rebajar hasta un 21% las pensiones de los que su jubilen antes de la edad legal