miércoles. 21.10.2020

CON EXONERACIONES DEL 80% Y 60% EN LAS COTIZACIONES

El Ministerio de Trabajo acepta extender los ERTEs, pero sólo hasta septiembre

El Ministerio de Trabajo acepta extender los ERTEs más allá de junio

Los autónomos con asalariados podrán seguir utilizando los ERTEs para soportar la crisis del COVID-19 hasta septiembre. El Gobierno y los agentes sociales llegaron este jueves a un acuerdo para extender esta medida que contempla diferentes exenciones en las cotizaciones.

El Ministerio de Trabajo acepta extender los ERTEs, pero sólo hasta septiembre

Cientos de miles de trabajadores y negocios respiran este jueves un poco más tranquilos. Tras semanas de intensas negociaciones, finalmente el Gobierno y los agentes sociales han vuelto a llegar a un acuerdo para extender los ERTES (Expediente de Regulación Temporal del Empleo) más allá del 30 de junio. Una prolongación de la medida que si bien no es la que reclamaba el tejido productivo, que pedía su extensión hasta diciembre, va a ayudar a mantener y recuperar la actividad por lo menos hasta septiembre

La propuesta, que ha logrado el consenso entre los agentes sociales y el Ministerio de Trabajo y Economía Social, permite que los más de 3 millones de empleados y las 550.000 empresas que hay en estos momentos en ERTE, puedan continuar beneficiándose de las ventajas de estos expedientes hasta septiembre, aunque con algunos cambios.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, destacó a través de su cuenta de oficial de Twitter, la importancia del diálogo social para llevar a cabo la prórroga de los Expedientes y aseguró que éstos son "garantía de certidumbre y estabilidad para las trabajadoras/es y empresas".   

Seguirán exonerándose las cuotas 

Todo apunta a que el acuerdo alcanzado sobre la extensión de los ERTEs se llevará mañana viernes al Consejo de Ministros extraordinario dónde se aprobará. Permitiendo que durante los próximos meses de de julio, agosto y septiembre los negocios, desde autónomos con dos empleados hasta compañías con cientos de trabajadores, puedan seguir beneficiándose de ellos, pero en las siguientes condiciones.  

Los negocios que sigan sin poder incorporar a sus trabajadores por algún tipo de restricción en su actividad podrán solicitar o continuar en este nuevo ERTE por causa de fuerza mayor. A los negocios que los soliciten, se les aplicaría una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre siempre y cuando tenga menos de 50 trabajadores. Para las empresas con plantillas mayores, es decir aquellas de más de 50 empleados, la exoneración de las cuotas sociales sería del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre.

Uno de los aspectos que más destaca de este nuevo tipo de ERTE por causa de fuerza mayor es la reducción de la cuota exonerada. Precisamente una de escollos de la negociación, fue determinar el porcentaje de exoneración que se iba a conceder. Cabe recordar que una de las mayores ventajas que presentan los ERTEs para un negocio, es que el empleador puede aliviar sus cargas sociales y dejar de pagar las cotizaciones de sus trabajadores mientras éstos estén en el ERTE.

Las nuevas condiciones del ERTE parcial y ETOP

Para los ERTES de fuerza mayor parcial (aquellos negocios que tienen a empleados ya fuera del Expediente) y para los ERTEs por causas objetivas, técnicas, organizativas, económicas y de producción, las exoneraciones serían las mismas. Es decir, para las actividades de menos de 50 trabajadores esta exoneración alcanzarían el 60% de la cuota para los empleados que hayan vuelto a la actividad y del 35% para los que siguan en el ERTE. Mientras que, para los negocios de más de 50 trabajadores la exoneración sería del 40% por cada asalariado que se reincorporara a su puesto y del 25% por el que siguiera en el ERTE.

En cuanto a los ERTE por causas objetivas pasarían también a tener exenciones de cuotas, antes sólo aplicables a los ERTE de fuerza mayor. El objetivo es facilitar la transición de los segundos a los primeros ahora que ya ha finalizado el estado de alarma. Así, las empresas y entidades afectadas por ERTE de fuerza mayor deberán proceder a reincorporar a los trabajadores, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

Posibilidad de solicitar un ERTE en caso de rebrote del virus

El acuerdo recoge un nuevo tipo de ERTE en caso de que se produzca un rebrote del virus. A él se podrían acoger los negocios que en estos momentos estuviesen en activo pero que se hubieran visto obligados a bajar la persiana de nuevo por una escalada del COVID-19.

Este nuevo expediente sería como el de causa por fuerza mayor y sus solicitantes disfrutarían de una exoneración de sus cuotas empresariales del 80% en caso de tener una plantilla inferior a 50 trabajadores y del 70% si tiene más de 50 empleados. 

Los autónomos también tienen su cese de actividad extraordinario 

Para el tejido productivo era fundamental que el Gobierno prorrogase tanto los ERTEs, como la prestación cese de actividad extraordinario más allá del 30 de junio. Algo que ocurrió para ambas este jueves, pues al acuerdo alcanzado entre Agentes Sociales y el Ministerio de Trabajo sobre la extensión de los ERTEs, se une el consenso producido entre las organizaciones de autónomos y el Ministerio de Seguridad Social e Inclusión para prolongar la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Esta medida, al igual que los ERTE, se extenderá también hasta septiembre, aunque sus condiciones varían. El Ministerio aprobó asimismo una nueva prestación para los trabajadores por cuenta propia de temporada; que son entorno a unos 200.000 profesionales que se habían quedado sin poder acceder a la ayuda inicial. 

El Ministerio de Trabajo acepta extender los ERTEs, pero sólo hasta septiembre