domingo. 20.10.2019

NACE PARA EVITAR EL FRAUDE Y LA COMPETENCIA DESLEAL

La nueva 'ley del pan' beneficiará a autónomos y pequeños negocios

La nueva 'ley del pan' beneficiará a autónomos y pequeños negocios

La nueva "ley del pan", tras la entrada en vigor del Real Decreto 308/2019, va a cambiar -y mucho- las cosas en el sector. Va a equilibrar la balanza del lado del pequeño negocio que ya no tendrá que lidiar con la competencia desleal de algunos grandes productores.

La nueva 'ley del pan' beneficiará a autónomos y pequeños negocios

Aunque se ha dado a conocer como la 'ley del pan', su verdadero nombre es Real Decreto 308/2019 y acaba de entrar en vigor. Nace para “aclarar conceptos y evitar el fraude con el que se lucraban hasta ahora algunas panaderías”, como explicó José María Fernández, presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN). Esta nueva normativa llega para aclarar conceptos que se estaban utilizando de forma ambigua. ¿Qué es el pan común? ¿Y el especial? ¿Qué debe contener una barra para considerarse integral? ¿Qué proceso ha de tener un pan para ser artesano?  

El pan "de siempre" está ahora de moda y las grandes superficies no tardaron en darse cuenta.. “Masa madre”, “Horno de leña”, “Artesanal” o "Integral” son algunos de los conceptos con los que se ha intentado engañar al consumidor. Así lo aseguró el presidente de CEOPAN, la asociación que ha promovido y luchado durante mucho tiempo para que una ley - más actualizada que la anterior, con casi cuatro décadas de antiguedad- ampare a los que “están haciendo bien las cosas”. Así de sencillo y así de complicado de legislar. 

La ley puesta en marcha desde el 1 de julio pondrá fin a la utilización masiva de palabras como “Masa madre” que no describen en absoluto el producto que venden. A partir de ahora la utilización de términos como “artesanal” o “integral” no podrán ser un simple recurso publicitario. Las panaderías -de todos los tamaños- tendrán que demostrar que el producto que venden es el que se indica en la etiqueta.  

Y es que, según explicó Ceopan, desde hace unos cuantos años “algunas multinacionales le añaden salvado al pan y lo vendían como integral. Lo mismo sucede con el pan de masa madre. A muchos nos extraña que algunas panaderías que producen de forma masiva puedan hacer frente a procesos tan largos y tediosos como los que implican estas elaboraciones”.   

El mismo presidente de la confederación, insiste en que esta nueva ley beneficiará a los que estaban haciendo bien las cosas, los autónomos y pequeños negocios que fabrican "pan artesanal, con horno de leña, o cualquier tipo de elaboración no industrial y que no tendrán que competir con grandes cadenas. A partir de ahora, las grandes panaderías industriales  – y alguna que otra pyme-  que adjudicaban a sus productos etiquetas que no les correspondían tendrán que pensárselo dos veces. La normativa se ha vuelto más exigente, y las inspecciones pondrán en el punto de mira algunas cosas que antes pasaban desapercibidas. 

Puntos clave de la nueva 'ley del pan'

La nueva ley del pan endurecerá los requisitos para el etiquetado y los nombres de los productos.Se hará especial hincapié en tres puntos decisivos para autónomos y pequeños negocios: Los requisitos para que un pan pueda considerarse de "horno de leña"; los ingredientes para que un pan pueda considerarse "integral" al 100% y el proceso de elaboración que deberá llevar el pan para ser considerado de "masa madre". 

Esto, tal y como explicaron desde Ceopan, va a ser de gran ayuda en especial para el autónomo panadero que invierte tiempo, esfuerzo y dinero en la elaboración de pan verdaderamente integral o de masa madre y que ya no tendrá que hacer frente a la competencia desleal de grandes cadenas industriales que se adjudican esos nombres. También ayudará al consumidor que a partir de ahora verá más claro lo que está comprando. 

Desde ayer, los requisitos para que un pan integral tenga tal consideración serán más estrictos.Entre otras cosas, se requerirá que el 100% de la harina utilizada en la elaboración sea integral. Si el producto que se está vendiendo no está hecho exclusivamente con estas harinas, se deberá indicar claramente en el etiquetado el porcentaje de los otros productos que se hayan utilizado.

Por su lado, los productos que se vendan bajo el nombre de "masa madre" (masa compuesta por harina de trigo y sometida a una fermentación) deberán haber cumplido el proceso estipulado en la ley para llevar ese nombre.

Del mismo modo, para que un pan pueda llamarse "artesano", en su elaboración tendrá que haber estado implicado el factor humano en mayor medida que el mecánico y en el grado indicado por la nueva ley. Por último, para que un pan pueda llamarse "de horno de leña", el 100% del proceso de cocción deberá hacerse en un horno de leña.

La nueva 'ley del pan' beneficiará a autónomos y pequeños negocios