lunes. 19.08.2019

PESE A QUE LA BANCA VUELVE A ABRIR EL GRIFO

Sólo uno de cada tres autónomos acude al banco a pedir financiación

Sólo uno de cada tres autónomos acude al banco a pedir financiación

Más de la mitad afirman no haber tenido “ninguna dificultad” a la hora de conseguir un préstamo, según el barómetro de ATA.

Sólo uno de cada tres autónomos acude al banco a pedir financiación

Tras años de travesía en el desierto, la recuperación de la banca se traslada, por fin, al colectivo de autónomos. Sin embargo, es ahora el colectivo el que se muestra cada vez más reticente a la hora de acudir a una sucursal a pedir financiación.

Así se refleja en el Barómetro anual de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), del que destaca que sólo uno de cada tres autónomos (31,5%) se acercaron el pasado año a una entidad financiera al objeto de solicitar crédito para su negocio. Dato que supone cerca de cinco puntos menos que en 2016 (36,1%) y que, en palabras de Lorenzo Amor, presidente de la Federación, “ha caído diez puntos desde antes de la crisis”.

Se da la paradoja de que mientras el colectivo mira de lejos las puertas de las sucursales bancarias, éstas vuelven a abrir el grifo del crédito a la economía real. Más de la mitad de los autónomos (56,4%) reconocen no haber tenido “ninguna dificultad” a la hora de conseguir financiación por la cantidad solicitada. A ellos se suma un 15,4% que, si bien obtuvieron crédito, éste fue de menor importe que el requerido en origen.

A este respecto, también mejoran los datos respecto a la comparativa con el ejercicio de 2016, cuando el porcentaje de quienes afirmaron haber salido con liquidez bajo el brazo fue del 50,3%.

Adiós a la banca de proximidad

El de autónomos ha sido el colectivo más perjudicado por el proceso de reestructuración de la banca y las exigencias de solvencia impuestas desde Bruselas con la crisis financiera.

Esta circunstancia poco tiene que ver con el importe medio de los préstamos, que se mueve entre los 6.000 y los 18.000 euros. La desaparición de muchas sucursales, especialmente en las pequeñas localidades, y la centralización de los departamentos de riesgo han parapetado la decisión a criterios matemáticos preestablecidos por una máquina, dejando de lado la trayectoria de negocios, muchos de los cuales llevan funcionando décadas.

Por otra parte, de obtener financiación muchos autónomos la destinarán a generar empleo. Si atendemos al último Infome sobre financiación de la pyme, elaborado por CESGAR – SGR (Sociedades de Garantía Recíproca), un 18,4% -incluyendo pequeñas y medianas empresas- contratará, al menos, a un trabajador.

Cifra que se corresponde con los resultados de la encuesta realizada por ATA a más de 1.500 autónomos, de los cuales el 70% son societarios. Un 33,4% afirma que ampliará plantilla este año -esto es algo más de dos puntos por encima de quienes afirman haberlo hecho en 2017-. Del 52,9% que respondió con un 'no', más de un tercio (36,5%) alegó motivos económicos, el resto se repartió entre los que destacaron que en la situación actual no necesitan contratar (55,1%), los que reducen plantillas por la caída de la producción (4,5%) y los que la propia actividad no requiere nuevas incorporaciones (2,9%). 

Sólo uno de cada tres autónomos acude al banco a pedir financiación