jueves. 06.05.2021

MODIFICACIONES EN EL REAL DECRETO LEY 5/2021

Los nuevos cambios aprobados por el Gobierno que deberían permitir a más autónomos cobrar ayudas directas

consejo-ministros-20-abril
Imagen de la reunión del Consejo de Ministros.
El Consejo de Ministros de este martes aprobó dos nuevos cambios en el Real Decreto Ley 5/2021 que dan potestad a las CCAA para ampliar el número de autónomos que cobrarían las nuevas ayudas directas.
Los nuevos cambios aprobados por el Gobierno que deberían permitir a más autónomos cobrar ayudas directas

El Gobierno aprobó en el Consejo de Ministro de este martes dos modificaciones que permitirán a las Comunidades Autónomas, en base a las circunstancias particulares de su territorio, ampliar el número de autónomos que podrían acceder a las nuevas ayudas directas, de entre 3.000 y 200.000 euros.

Los 7.000 millones de euros que anunció el Ejecutivo a mediados de marzo en ayudas directas están a punto de llegar a las CCAA, que son las encargadas de repartir el dinero entre sus autónomos. ayer Pero el Real Decreto 5/2021 todavía tenía pendientes varios cambios de los que el Gobierno aprobó dos: permitir que se pueda ampliar la lista de beneficiarios de las ayudas y flexibilizar el requisito de no presentar pérdidas en 2019 para ser considerado viable y acceder a las subvenciones. 

Como ya avanzó este diario, el Gobierno ha decidido delegar a las comunidades autónomas la decisión de incorporar nuevos sectores afectados por la crisis de la pandemia a estas ayudas "en áreas que se hayan visto especialmente afectadas en su territorio", explicó la  la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros en el que se han introducido ésta y otras modificaciones en el decreto que regula las subvenciones.  

Así mismo, según explicó la portavoz del Ejecutivo, también se ha introducido una modificación en esta norma para que las autonomías también puedan tener potestad para flexibilizar la regla de no haber tenido pérdidas en 2019 como requisito para cobrar las ayudas: " las comunidades autónomas podrán otorgar ayudas directas a empresas viables que en 2019 pudieron registrar pérdidas por causas excepcionales que se produjeran en su territorio", dijo Montero.

Cada CCAA tiene características diferentes y distintos tipos de afectados 

Con la aprobación de ambas modificaciones en el Real Decreto 5/2021, que regula las ayudas directas, las autonomías podrán, en primer lugar, "ampliar el número de sectores beneficiarios en el territorio. El Gobierno ya identificó casi un centenar de sectores afectados, en base a criterios objetivos como, por ejemplo, el porcentaje de trabajadores en ERTE y su grado de reincorporación. Sin embargo, somos plenamente conscientes de que cada CCAA tiene características específicas que requieren una respuesta personalizado", dijo la ministra de Hacienda.

En este sentido, Montero puso como ejemplo, "los sectores como el del calzado o el del vino que, en algunos territorios se han visto muy afectados y que, a partir de la firma del convenio establecido por el Ministerio de Hacienda, las autonomías podrán incorporar para su protección". 

Se beneficiarán negocios viables pero que dieron perdidas en 2019

Así mismo, las modificaciones del Real Decreto también afectaría a otra de las condiciones que generaron más polémica desde un primer momento, que es la de no haber tenido resultados negativos en 2019 para poder cobrar las ayudas directas. "Igualmente esta norma recoge que las CCAA podrán otorgar ayudas directas a empresas viables que en 2019 pudieron registrar pérdidas por causas excepcionales que se produjeron en su territorio. Es un cambio normativo que permite , por ejemplo, que las empresas que se vieron afectadas por la quiebra de Thomas Cook, sobre todo en las islas de canarias y Baleares, puedan también optar a las ayudas y por tanto se puedan beneficiar especialmente en el sector turístico de este paquete tan importante y en general de los sectores productivos", dijo María Jesús Montero.

En todo caso, fuentes consultadas advirtieron a este diario que habrá que esperar a la publicación de ambos cambios en el decreto para comprobar en qué medida pueden ampliar estos cambios, de forma efectiva, el número de beneficiarios que accedan a las ayudas. Especialmente porque, en todo momento, la portavoz del Gobierno se refirió a ampliaciones de algunas actividades en "áreas especialmente afectadas" y con "características específicas", y de flexibilizar la regla de viabilidad en casos "motivados" y por "causas excepcionales que se produjeran en su territorio". 

Extremadura y Castilla-La Mancha serían las primeras en recibir los fondos

Como ya adelantó este digital, el Ministerio de Hacienda envió el pasado viernes a las comunidades autónomas el proyecto de convenio, que recoge los detalles de la colaboración entre el Gobierno central y los regionales para la concesión de las ansiadas ayudas directas a autónomos y empresas. Tras firmar este documento, las autonomías deberán enviárselo de vuelta al Ejecutivo, que contará con un plazo de diez días para transferirles la parte de los 7.000 millones de euros que les haya sido asignada para distribuir el dinero entre los negocios afectados por la crisis. 

Al parecer, según anunció la ministra de Hacienda, Extremadura y Castilla-La Mancha ya habrían remitido este convenio firmado al Gobierno, y "tras la rubrica que haremos desde el Ministerio de Hacienda, se pagarán los fondos a estas dos comunidades en un máximo de diez días para que puedan abrir las convocatorias y repartir las ayudas entre sus negocios".

Si no hubiera retrasos, los fondos llegarán a las CCAA en mayo pero aún habrá que abrir las convocatorias

Una vez enviado este documento al Ejecutivo, en "un plazo máximo de diez días", se transferirán los fondos asignados a los gobiernos regionales. Así pues, si no se demorara la firma y envío del convenio, y si el Ejecutivo cumpliera con los plazos a los que se ha comprometido, es probable que a principios de mayo las comunidades ya dispongan de los fondos para empezar a desplegar las ayudas directas.

El proceso de firma y envío, "de por sí, no es largo. Normalmente, debería durar cuestión de días, pero puede demorarse por desacuerdos en materia de requisitos y fondos asignados", según apuntaron fuentes de Hacienda a este diario. Ahora bien. aún contando con que no se extendiera demasiado el plazo de firma y remisión del documento por posibles alegaciones, y realmente estos fondos llegaran a las CCAA a primeros de mayo, los gobiernos regionales tendrían todavía que abrir las convocatorias, fijar los plazos de solicitud y pagar a cada beneficiario la cuantía que le corresponda, entre los 3.000 y los 200.000 euros fijados por ley. Por lo que, en el mejor de los casos, se empezarían a abonar estas subvenciones entre finales de junio y principios de julio.  

Los nuevos cambios aprobados por el Gobierno que deberían permitir a más autónomos cobrar ayudas directas