Los taxistas plantan cara a Uber con su propia plataforma

El sector del taxi se encuentra inmerso en pleno proceso de reestructuración y adaptación a los nuevos tiempos. La irrupción en el mercado de las plataformas de transporte privado de viajeros como Uber y Cabify ha puesto en peligro su mercado y su modelo tradicional de servicio.
Los taxistas plantan cara a Uber con su propia plataforma

Para hacer frente a este desafío, uno de los instrumentos se va a llamar ViBankia, una plataforma de carácter nacional que el próximo jueves 1 de junio comenzará una actividad en pruebas, con el concurso de 50 taxis. Permitirá al taxi tradicional hacer frente a sus competidores con sus mismas armas, al utilizar la tecnología para captar clientes.

El nombre se debe a que Bankia es la entidad financiera que se va a hacer cargo de patrocinar su existencia y su promoción. Esta plataforma ofrece, como primera novedad, el hecho de que funcionará en todo el territorio nacional y dará servicio en cualquier localidad española. Aparece así, por vez primera, una herramienta unificada para este sector, en el que abundan ya las plataformas y las aplicaciones, pero sin conexión entre ellas. Ésta, en cambio, nace con vocación de ser global.

Herramienta “de consumo”

 

En segundo lugar, ViBankia se presenta como una plataforma “de consumo”, no sólo orientada al servicio del taxi, sino a provocar sinergias entre distintos campos. De esa forma, viajar en taxi es una actividad más asociada a ir de compras, hacer turismo, alquilar servicios… Uno de los servicios que se van a probar para su implantación definitiva será el de asociar diversos descuentos al uso de la plataforma. Por ejemplo: al comprar una entrada para un espectáculo, la propia plataforma podrá sugerir al cliente tomar un taxi, para lo que le ofrecerá un descuento en el precio del desplazamiento hasta el lugar del evento.

La plataforma estará activa en breve, si bien las pruebas piloto comienzan la próxima semana. Fuentes del sector alaban esta iniciativa porque la relación que establecen con el profesional del taxi es de total autonomía. El taxista puede sumarse a ViBankia como manera de captar a los clientes de la plataforma, pero su estatus laboral sigue siendo el mismo, es decir, siguen siendo trabajadores por cuenta propia que deciden su horario, sus zonas de trabajo preferentes y su manera de trabajar.

Las mismas fuentes señalan que ésta es la gran diferencia con otras plataformas, como Uber y Cabify, con las está abierta la guerra por la competencia y las cuotas de mercado. En ViBankia, se exigirá a los taxistas conectados unas condiciones de calidad en el servicio y en el vehículo. Sin embargo, comentan, no habrá una obligatoriedad de horas de conexión y los ingresos del conductor del taxi continuarán dependiendo de su propio trabajo. El taxista pagará un canon por utilizar ViBankia pero ésta no le marcará sus condiciones laborales.

La colaboración con Bankia para poner en servicio esta plataforma es un paso más en la reconversión del sector, que se enfrenta a múltiples problemas: competencia de más operadores de transporte de viajeros, saturación de licencias, fallos y lagunas en la regulación de materias que les atañen o los propios de los trabajadores por cuenta propia.

Los taxistas plantan cara a Uber con su propia plataforma