jueves. 28.10.2021

PROS, CONTRAS Y OBLIGACIONES

Todo lo que un autónomo debe saber si está pensando en vender contenidos formativos por internet

pexels-karolina-grabowska-4491461 (1)

Los 'infoproductos' o productos formativos por Internet son un negocio y un servicio digital normalmente dirigido a la comercialización de cursos y guías virtuales. Éstos son los pros y contras de este emprendimiento en auge, y sus obligaciones. 

Todo lo que un autónomo debe saber si está pensando en vender contenidos formativos por internet

El crecimiento de la demanda de los servicios digitales a raíz de la pandemia ha revitalizado ciertas fórmulas y  nichos de mercado para los emprendedores. Uno de los más interesantes son los ‘infoproductos’ o productos formativos, que pueden llegar a convertirse en un ingreso pasivo para los autónomos a cambio de compartir su experiencia profesional a través de ebooks, guias o cursos online. Una oportunidad de negocio de muy bajo coste de ejecución y mantenimiento que, además, sirve para la promoción de la actividad de los trabajadores por cuenta propia. 

Un producto formativo digital es un artículo de datos o información por el cual los profesionales estructuran un contenido específico con el fin de instruir, educar o guiar al consumidor hacia un determinado propósito. “Sea cual sea el modelo de negocio que manejes, los ‘infoproductos’ son una vía rentable para obtener ingresos pasivos y aumentar el reconocimiento de tu marca o actividad profesional”, afirmó en nota de prensa el software de marketing y ventas online Hubspot.  Asimismo, las herramientas digitales permiten adaptarse al formato que más le convenga al trabajador por cuenta propia. Ya sea de manera escrita, en video, audio o una combinación de ambas, el autónomo podrá gestionar un complemento interesante en las fases iniciales de su negocio e incluso convertirlo en una de sus principales vías de ingresos.  

Por ello, los ‘infoproductos’ son una de las fórmulas más extendidas para atraer o retener a un cliente. Muchos de ellos llegan a ofrecerse de manera gratuita, aunque también los hay de pago y, habitualmente, con un precio asequible. Por ejemplo, podemos encontrarnos con diferentes cursos online o ebooks (libros electrónicos) referidos a productos de nutrición, deporte, guías de negocios, marketing digital, finanzas, etc. Además, su carácter digital, permite al trabajador por cuenta propia “obtener ingresos durante las 24 horas del día”, añadió Hubspot.

Ventajas y desventajas de la venta de formación digital para los autónomos

Como cualquier modelo de negocio, no todo son ventajas. Los autónomos que se estén planteando vender este tipo de productos deben considerar cuáles son los pros y los contras antes de comenzar a difundir su experiencia profesional por internet.

Respecto a las virtudes de los infoproductos, en una primera instancia estaría el bajo coste de inversión. Para ello, el autónomo no necesita ningún local, únicamente teniendo una página web podrá comenzar a vender este artículo formativo. Asimismo, al ser un producto digital, no existen los gastos de envío. Por otro lado, tampoco existe el coste de almacenamiento, por lo que el trabajador por cuenta propia no deberá preocuparse ni gestionar los stocks del mismo. Además, el ecosistema digital en el que se enmarcan los productos formativos, permite un sistema sencillo de cobro y la posibilidad de acceder a clientes potenciales de todos los rincones del mundo. Finalmente, este producto con gran potencial de crecimiento, únicamente requiere del tiempo que el autónomo tarde en crear la plataforma y los productos que desee vender.

Sin embargo, el comienzo de este modelo de negocio puede implicar alguna desventaja para el autónomo, concretamente el factor tiempo. La clave “para prosperar en esta actividad, es crear una audiencia. Para ello, el autónomo deberá emplear mucho tiempo, además de ofrecer contenidos gratuitos, que despierten el interés de sus clientes potenciales”, aseguró la plataforma Hubspot.

Eso puede implicar un esfuerzo y un tiempo en el que el trabajador por cuenta propia no esté generando ingresos. Asimismo, para ganarse la confianza de los clientes, el autónomo debería implementar estrategias de marketing para conocer su público objetivo y posicionarse digitalmente. Además, corre el riesgo de que las personas que compren sus productos lo difundan a terceros sin volver a pagar por ellos.

¿Qué obligaciones implican los infoproductos?

Aunque el autónomo perciba sus ingresos exclusivamente de la venta de productos formativos digitales, deberá darse de alta como cualquier autónomo en el RETA y también cumplir con sus obligaciones fiscales. Por ello, deberá tener en cuenta la clasificación de la actividad económica, dentro del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). En especial, aquellas que prestan servicios a través de redes informáticas como Internet.

Asimismo, Tendrá que hacer la declaración trimestral del IVA y, por otro lado, la aplicación o no de este impuesto indirecto en las ventas intracomunitarias dependerá de si el comprador es un consumidor final, empresario o profesional registrado en el Registro de Operadores Intracomunitarios (Europa).

Además, deberá presentar los modelos de IRPF correspondientes, -ya sea fraccionado o anual- declarando los ingresos y gastos generados al hacer estos ‘infoproductos’. Por ello, por cada venta que realice el autónomo deberá remitir la factura correspondiente.

La Unión Europea establece un nuevo sistema de IVA para los autónomos que venden por Internet

Desde el próximo 1 de julio, entrarán en vigor las nuevas normas que aplicarán el IVA al comercio electrónico; entre las que destacan la unificación de umbrales de venta, el establecimiento de una ventanilla única y la eliminación de la exención del IVA en importaciones.

Esta nueva normativa establece un nuevo régimen uniforme para el comercio de bienes y servicios electrónicos. Cabe destacar que el cambio más significativo es el territorio de tributación del IVA. Hasta ahora, los trabajadores por cuenta propia estaban obligados a registrarse en cada país de la UE antes de poder prestar sus servicios o realizar ventas. Con el nuevo modelo, Europa asegurará que el IVA se pague en el país de origen donde se prestan los servicios.

Por otro lado, la Comunidad ofrecerá un modelo más sencillo para declarar y pagar las obligaciones de IVA mediante una ventanilla única de importación. Asimismo, derogará la exención actual del IVA para paquetes que entren en la UE (cuyo valor no exceda los 22 euros) para proteger a los consumidores y autónomos europeos.

Los infoproductos que mejor funcionan en Internet

Asimismo, los expertos en contenido digital, recomiendan a los autónomos que estén planteándose comenzar a difundir su experiencia profesional una serie de soportes que, actualmente,  son los que mejor funcionan en Internet:

  • Ebooks: Los ebooks o libros electrónicos, son una fórmula sencilla para los autónomos que se inicien en la formación digital. A través de un archivo digital, especialmente diseñado para ser leído o interpretado en dispositivos electrónicos, buscan ofrecer información especializada sobre un tema concreto. Asimismo, el trabajador por cuenta propia puede publicarlos sin coste alguno desde su propia página web o en distintos mercados digitales. Asimismo, el trabajador por cuenta propia deberá estar atento a las novedades del contenido para editarlas y mantenerlas actualizadas.
  • Cursos online: Otra fórmula, cada vez más recurrente en el sector de los infoproductos, es la de ofrecer formaciones digitales o telemáticas. El coste para el consumidor suele ser más elevado que un ebook. Eso sí, aunque requiere de más tiempo para preparar el contenido, puede traer una mayor rentabilidad en el largo plazo. Basta con preparar una serie de contenidos base, e ir actualizándolos periódicamente cuando existan novedades de peso que puedan ayudar al cliente.
  • Webinars: Los webinars o seminarios web es un video de una o dos horas de duración que es producido en vivo para tratar un tema muy específico. A modo de clase maestra, el autónomo podrá formar a los clientes en su especialización de manera telemática. Asimismo, el trabajador por cuenta propia podrá resolver las dudas de sus clientes y ofrecerles otros infoproductos o cursos online de manera paralela.

Cabe destacar que existen diversas fórmulas para vender infoproductos. Además de las que destacamos anteriormente, el autónomo puede emplear: cursos en vídeo, suscripciones mensuales a una comunidad privada o sitios con membresía, productos digitales basados en software, podcasts o audios digitales, aplicaciones móviles, audiolibros, plantillas de modelos predefinidos, etc.

Todo lo que un autónomo debe saber si está pensando en vender contenidos formativos por internet