miércoles. 19.02.2020

SEAT SE PONE AL FRENTE DEL RETO

El coche eléctrico evoluciona hacia la micromovilidad en las ciudades

El coche eléctrico evoluciona hacia la micromovilidad en las ciudades

Espoleada por el  nuevo límite de 95 gramos de CO2 por kilómetro marcado por la Unión Europea, la marca española se pone al frente de la electrificación y aborda conceptos como la micromovilidad urbana, interesante para los autónomos que deben desplazarse en las ciudades a bajo coste.

El coche eléctrico evoluciona hacia la micromovilidad en las ciudades

El grupo Volkswagen ha entendido que el automóvil y la electricidad van a caminar de la mano ya en el presente y, sobre todo, en el futuro. Eléctricos puros, híbridos e híbridos enchufables componen la mayoría de las novedades del gigante alemán.  Skoda, Volkswagen, por supuesto Audi, y sobre todo SEAT, van a dar una vuelta completa a sus gamas en aras de una conducción sostenible y pensando en el concepto de micromovilidad en las ciudades.

La marca de Martorell ya ha presentado el Mii eléctrico, un urbano con 260 kilómetros de autonomía, con todo lo que podemos necesitar en la conducción de la ciudad y alrededores en el día a día y un precio al alcance de muchos, como punta de lanza de los cinco modelos que, dotados de algún tipo de motor eléctrico, se presentarán entre 2020 y 2021. Entre ellos, quizá el más interesante a nivel de diseño y utilización, sea el el-Born, por ahora sólo en fase de concept car, pero con su versión de producción a las puertas.

Por otro lado, El-Born es el primer vehículo de SEAT 100% eléctrico basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, un concept-car que recibe el nombre de uno de los barrios más icónicos de Barcelona. Una inspiración para los diseñadores e ingenieros de SEAT, que han creado un vehículo deportivo con la tecnología eléctrica más avanzada.

El el-Born está diseñado y desarrollado en Barcelona, y se fabricará en la planta de Zwickau, Alemania. SEAT será la segunda marca automovilística en incorporar un vehículo totalmente eléctrico basado en la plataforma MEB del grupo Volkswagen, que se lanzará al mercado en el año 2020. El SEAT el-Born ofrece el dinamismo y la practicidad que se esperan de la compañía española. Este vehículo, propulsado por baterías de alta densidad de energía, tiene una autonomía de hasta 420 km en el ciclo de pruebas oficial WLTP, y es capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 7,5 segundos. Si añadimos que bastan 47 minutos para recargar la batería, nos encontramos con un vehículo que modifica la percepción de la electrificación.

El Seat Minimó reune las ventajas de la moto y del coche

Acompañando a estas dos novedades, se encuentra la versión híbrida enchufable del Seat Tarraco y la novedosa idea llamada Seat Urban Mobility, una parte del negocio, directamente dirigida a desarrollar  soluciones de movilidad urbana, dentro de la cual han nacido el Seat Minimó, un vehículo cuadriciclo que integra las ventajas de la motocicleta, en cuanto a consumo y agilidad, y del coche, en cuanto a seguridad y confort.

El concepto subyacente de este vehículo urbano se basa en la reducción de la huella ecológica de su funcionamiento, y el abaratamiento de costos operativos para las empresas de carsharing, para el que ha sido específicamente diseñado.

El futuro de la circulación urbana, con tráfico restringido, se basará en proveedores de servicios de micro movilidad (trayectos inferiores a 10 km), en plataformas ecológicas. La micro movilidad es un campo todavía sin explotar, a pesar de que el 60% de los viajes urbanos recorren trayectos cortos. El Minimó es el primer vehículo creado con un diseño específico para empresas de carsharing u otros servicios de movilidad urbana. La idoneidad del Seat Minimó para carsharing no es casualidad: se trata de un producto diseñado desde su mismo concepto para facilitar el uso compartido en trayectos cortos urbanos. La clave de su versatilidad se basa en el sistema battery swap, que permite el cambio de batería en segundos sin necesidad de acudir con el vehículo a un centro de recarga.

El concept car Seat Minimó tiene unas medidas de 2,5 m de largo, 1,24 m de ancho y 1,5 de alto. Gracias a la disposición en tándem de los ocupantes, apenas ocupa 3,1 metros cuadrados, la mitad de espacio de un turismo de tamaño medio, lo que le permite estacionar en plazas para motos. El habitáculo cerrado protege del clima y aporta suficiente protección a los pasajeros para conducir el cuadriciclo sin necesidad de casco. El espacio trasero se ha diseñado para aportar amplitud para el pasajero o el equipaje, si se conduce en solitario (o se destina el vehículo a uso profesional).

 Las puertas batientes posibilitan la apertura y el acceso al interior en espacios estrechos. La configuración asimétrica de las puertas aporta luminosidad al habitáculo e incrementa el espacio dedicado a las lunetas del pasajero. La puerta derecha, destinada al conductor, es de mayor tamaño u facilita entrar y salir del Minimó. Las ruedas de 17”, descubiertas y ubicadas en la zona más exterior del chasis, permiten una conducción ágil y precisa. El peso de la batería, en el suelo del vehículo, aporta la seguridad extra de un centro de gravedad bajo.

Y por qué lo un patinete de última generación 

Otras bazas en este concepto de micro movilidad urbana, hasta ahora inexplorado por las marcas de automóviles, es el SEAT EXS KickScooter,  un patinete eléctrico 100%, desarrollado por Segway con hasta 25 kilómetros de autonomía, una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora y completamente conectable al móvil y el E-Scooter, un scooter eléctrico enchufable a cualquier toma de corriente normal.

SEAT se erige, así, en uno de los más importantes puntales en la electrificación de los automóviles, eminentemente urbanos, eso sí, lo que muy posiblemente, seguirá llevándola a cifras récord de ventas, como este año 2019, que pasará a los anales de la historia de la marca por el número de unidades matriculadas. El liderazgo y la visión de su presidente, Luca de Meo, ha sido fundamental en las cifras de este año y en el posicionamiento ante el futuro de la marca. Enhorabuena a ambos y muchos años de éxitos juntos. Si Renault no decide otra cosa.

El coche eléctrico evoluciona hacia la micromovilidad en las ciudades