domingo. 28.11.2021

ESTÁ DOTADO CON 6 MILLONES DE EUROS 

Se abre la convocatoria para que 35.600 comercios opten al programa estatal y a las ayudas para la digitalización

covid digital

Se ha vuelto a activar el Programa de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, con el que se pretenden ayudar a más de 35.600 establecimientos. Está dotado con 6 millones de euros. 

Se abre la convocatoria para que 35.600 comercios opten al programa estatal y a las ayudas para la digitalización

Ayudar a los establecimientos más pequeños a realizar la transformación más importante: la digitalización. Este es el objetivo que persigue el Programa de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, que se acaba de volver a poner en marcha. Desde hace ocho años, en 2013, la Secretaría de Estado de Comercio y la Cámara de España vienen firmando un acuerdo para su realización y hasta la fecha han conseguido ayudar a su transformación a más de 260.000 negocios. Este 2021 prevén que más de 35.600 comercio opten al Programa a través de alguna de las cuatro actuaciones que se desarrollan a lo largo del ejercicio

Según explican en un comunicado conjunto ambas entidades, "el Programa está dotado con un presupuesto de 6 millones de euros, de los cuales 3,9 millones son aportados por la Cámara de España a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el resto por la Secretaría de Estado de Comercio".  

Además detallan, que como viene siendo habitual, el Programa estará controlado por las comunidades autónomas, en colaboración con Diputaciones, Ayuntamientos y asociaciones del sector. Y también por las Cámaras de Comercio Regionales. 

Las cuatro actuaciones del programa

El principal y único objetivo del Programa de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista es facilitar el proceso de digitalización a los negocios más pequeños, para que puedan subsistir en el tiempo. Para conseguirlo, la iniciativa se articulará a través de las siguientes actuaciones. 

1.- Innovación comercial 

A través de este mecanismo, un pequeño negocio podrá optar a una "diagnóstico individualizado" de su actividad. De esta forma podrá conocer los cambios de "carácter estratégico, innovador y digital" que necesita implementar para optimizar su negocio.

2.-  . Capacitación de innovación

En el mismo comunicado, señalan que se llevarán a cabo diferentes "acciones colectivas de sensibilización y capacitación, con el objeto de incentivar y mejorar las habilidades de las pymes comerciales en diferentes áreas o materias estratégicas". Este tipo de actividades se centrarán en una serie de materias, que son las siguientes:  

  • El cliente digital: Nuevos hábitos de consumo y nuevas oportunidades de negocio dentro y fuera de España.
  • Comercio electrónico: Tienda propia, incorporación a plataformas de comercio electrónico de terceros, soluciones de comercio electrónico, mercados electrónicos para vender en el exterior.
  • Marketing digital: Presencia web, redes sociales, reputación digital, estrategia de marca, analítica web, elaboración de material promocional, inbound marketing, email marketing, mobile marketing.
  • Líneas de ayuda para la innovación, digitalización e internacionalización del comercio.
  • Técnicas de venta, cómo tratar al cliente, habilidades de negociación, experiencias de compra
  • Jornadas demostrativas de experiencias innovadoras, de transformación digital de éxito, de ampliación de mercados y promoción de los valores del sector comercial
  • Nuevas necesidades ocupacionales del sector y actualización de ocupaciones actuales

3.- Dinamización de las ventas en las zonas y actividades comerciales

También se van a desarrollar una serie de actividades promocionales para incentivar en el consumo y las ventas. Estas se llevarán a cabo "en los centros comerciales abiertos, en los mercados municipales con especial incidencia en visitantes y turistas y en campañas de promoción de ventas en el pequeño comercio con eventos orientados a promover sus valores de interés comercial" señalan en la nota informativa.

4. Ayudas para mejorar la competitividad de las áreas comerciales urbanas y de los equipamientos comerciales

Los autónomos y negocios que accedan a este programa también podrán optar a una "convocatoria pública de ayudas para la realización de proyectos de inversión e incorporación de soluciones tecnológicas que conlleven la transformación en los equipamientos del comercio minorista". Es decir, se facilitará apoyo económico para que las actividades puedan realizar la modernización de sus áreas comerciales en base a la digitalización. Sin embargo, no detalla de cuántos fondos dispondrán los negocios para ejecutar dichas actuaciones.

El Gobierno ve imprescindible la digitalización de los negocios

La digitalización de las pequeñas y medianas empresas es uno de los objetivos que siempre está presente en la agenda del Gobierno. De hecho, un tercio del presupuesto del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia está destinado al impulso de la digitalización, como uno de los cuatro ejes transversales junto a la transición ecológica, la igualdad de género y la cohesión territorial y social.

El Plan de Digitalización de Pymes prevé una inversión pública próxima a 5.000 millones de euros hasta 2023. El programa, según el Ejecutivo, acelerará la digitalización de 1.500.000 negocios. De los que, al menos 1.200.000, serán autónomos persona física y microempresas, lo que supone el 80% del tejido productivo español. Según se detalla en el Plan, la transformación digital de las pymes es un "proceso de innovación y cambio en las organizaciones empresariales derivado de la integración de capacidades, tecnologías y servicios digitales". Además, constituye un "elemento fundamental" para el aumento de la productividad, la internacionalización y el cierre de las brechas sociales, territoriales y de género.

Las zonas de la España Vaciada también necesitan digitalizarse

Entre los objetivos del Plan de de Recuperación Transformación y Resiliencia está también la ampliación de la cobertura de banda ancha hasta alcanzar el 100% de la población española, e impulsar la tecnología 5G. Justo lo que piden los pueblos, hoy prácticamente desconectados y con escasas posibilidades de digitalización al no disponer de fibra óptica.

Una de las iniciativas que más interesa a los pequeños negocios,  y sobre todos a aquellos situados en zonas rurales, es el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales de la sociedad, la economía y los territorios. Y al que el Ejecutivo va a destinar 2.320 millones de euros hasta 2025, de los que 583 millones están ya en los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Este Plan se articulará a través de dos ejes. Uno de ellos, y tal vez el más importante para los autónomos, es el destinado a mejorar la conectividad en sus negocios. En concreto, el Gobierno quiere llevar a cabo una serie de acciones destinadas a aumentar y mejorar la conexión en los polígonos industriales, centros logísticos o parques empresariales. A su vez, también se podrá en marcha un “programa para facilitar bonos de conectividad digital para las pequeñas y medianas empresas que participen en programas públicos de impulso a su digitalización”. Por su parte, el segundo eje, está enfocado a la extensión de la banda ancha en el territorio nacional, de forma que en 2025 se alcance una velocidad de 100 megabits por segundo para el 100% de la población. En estos momentos, y según los datos del Gobierno, la velocidad de acceso es de 100 Mbps sólo para el 84% de la población.

Se abre la convocatoria para que 35.600 comercios opten al programa estatal y a las ayudas para la digitalización