miércoles. 16.10.2019

SIGUIENDO LA ESTRATEGIA SOCIAL SELLING

No vendas en redes sociales, deja que te compren

No vendas en redes sociales, deja que te compren

Publicar el contenido correcto en las redes sociales puede hacer que un pequeño negocio pueda conectar con sus clientes, posicionarse como experto en el sector e interactuar con el público objetivo.  Todo ello siguiendo la estrategia Social Selling, que tiene como fin conectar, entender y fomentar las relaciones con el target del negocio, para que al final no tengas que vender, sino dejar que te compren.

No vendas en redes sociales, deja que te compren

Que no vendas y te compren. Este el objetivo del Social Selling, una de las estrategias de redes sociales más utilizada actualmente y que consiste en la utilización de los medios sociales para relacionarse con los clientes, obtener el interés de los mismos hacia el producto, crear marca y, en definitiva, conseguir consumidores. 

La clave para utilizar esta estrategia es encontrar la fórmula para conectar con los clientes, ya sea mediante publicaciones informativas, contenido interesante o cualquier tipo de información que puedan necesitar y que tenga relación con el modelo de negocio. Según Social Selling-Coach, un portal de entrenadores comerciales, es Social Selling no es un sistema de venta online, sino que es una forma de llegar a la mente de los posibles clientes de forma indirecta, “haciendo que ellos nos elijan. Es decir, no vendemos, nos compran”.

¿Por qué utilizar el Social Selling en tu negocio?

La verdadera razón para utilizar la venta social es lograr el compromiso de los clientes, posicionarse como expertos en el ámbito profesional e interactuar con el público objetivo. El Social Selling tiene como fin conectar, entender y fomentar las relaciones con el target del negocio.

El 26% de los consumidores utiliza las redes sociales para informarse sobre los productos y servicios, tal y como sostiene el Decálogo del Ecommerce en España 2017 de IAB Spain. Además, según Social Selling-Coach, las personas pasan alrededor del 22% del tiempo en los diferentes medios sociales de Internet, el 85% de las empresas ya se plantea interaccionar en las redes sociales y el 56% de las personas conectan mejor con aquellas marcas que se involucran en las redes sociales.

Por último, según datos de Mckensey&Company, los equipos de ventas que llevan a cabo acciones de Social Selling consiguen aumentar su ratio de ventas entre un 20% y un 25%.

Cuatro pasos para una estrategia de Social Selling efectiva

LinkedIn es una de las mejores redes sociales en este aspecto. Según e27, revista asiática experta en el ámbito de las startups, lo primero es crear un perfil de LinkedIn completo y profesional que represente con precisión la marca personal y el negocio, y a los grupos relevantes a los que pertenece el público objetivo.

A partir de aquí, se dan 4 pasos:

  1. Buscar activamente al cliente objetivo. Hay varios lugares en LinkedIn para buscar posibles clientes: Las personas que han visto el perfil, la pestaña Notificaciones, los grupos y la función búsqueda avanzada.
  2. El comerciante debe tomar un primer contacto con el potencial cliente. Hay que conectar con ellos enviando una solicitud de conexión, explicando detalladamente el porqué de la solicitud.
  3. Crear una relación cordial con el cliente es un punto esencial en el Social Selling. Una vez que la solicitud haya sido aceptada, hay que tratar de obtener más información sobre el cliente. A partir de aquí, es el momento de enviar información relevante sobre el negocio. Siempre evitando hacer un anuncio publicitario del producto, ya que asusta al cliente.
  4. Este es el momento de transformar la relación virtual en una relación real, ya sea por una llamada telefónica, una reunión de Skype o incluso una cita. Esto convertirá un cliente potencial en un cliente.

Tal y como asegura e27, crear una práctica diaria de Social Selling puede generar nuevas y rápidas conexiones con sus clientes potenciales, y esto solo requiere de 15 a 30 minutos por día.

El Social Selling se trata de ayudar a los clientes potenciales y construir una relación con ellos. LinkedIn es la plataforma ideal para pequeñas empresas, con un tiempo y un presupuesto limitado, para encontrar consumidores.

No vendas en redes sociales, deja que te compren