lunes. 16.09.2019

ES NECESARIO TENER UN PERFIL EN SINTONÍA

Tres fórmulas para vender por Instagram

Tres fórmulas para vender por Instagram

Originalidad, buenas fotos del producto y una página de Facebook es lo único que necesita el dueño de un negocio para vender por Instagram. Se trata de una conocida red social con 800 millones de usuarios y que permite crear un perfil de forma gratuita. 

Tres fórmulas para vender por Instagram

Si le gusta y quiere comprarlo, al consumidor solo le hace falta conocer actualmente el Instagram de una marca para adquirir un producto. Y es que el ojo del ser humano solo tarda 13 segundos en interpretar una imagen, en saber si algo le gusta y en si está dispuesto a comprarlo. Es por ello, que la red social Instagram se ha convertido en una de las herramientas favoritas de los usuarios para descubrir nuevos productos y para comprarlos.

Para ello, el vendedor tiene que tener un perfil en Instagram atractivo y útil. Es decir, el contenido de sus publicaciones debe ser original con imágenes de calidad y, a la vez, ofrecer información interesante sobre el producto.

La creación de un perfil en esta red social es un proceso gratuito y la publicidad, o las campañas promocionadas, se realizan y gestionan a través de la página Facebook, pero esto no implica que la estrategia que utilice el negocio en ambas cuentas tenga que ser la misma. De hecho, cada red social tiene unos usuarios preferentes, así Facebook tiene mayor audiencia entre la población de entre 25 y 44 años e Instagram entre los 16 y 24 años.

Esto hace que, como explica Sylvia Barragán, diseñadora web del Centro Comercial Abierto de Teruel (CCA) y especialista en posicionamiento SEO, “las publicaciones de un mismo negocio en cada red social puedan ser completamente distintas”. Por ejemplo, una pequeña tienda de telas realiza publicaciones en su página de Facebook en la que informa a su clientela más adulta sobre patrones, información sobre los diferentes tipos de telas etc. Mientras que, en su Instagram, publica fotografías y contenido generalmente sobre patchworks (una pieza de tela que se forma uniendo distintos retales) y que interesa a los seguidores jóvenes de su cuenta. Esto implica que no sólo se dedique a vender grandes patrones de tela, sino que gracias al público generado a través de su cuenta en Instagram también venden retales más pequeños.

La diferencia fundamental entre ambas redes es que "Instagram es una herramienta muy vistosa y tiene que existir una armonía entre todas las publicaciones, las historias y las descripciones. Mientras que, en Facebook, las publicaciones están enfocadas a informar principalmente” señala Barragán.

¿Cómo vender en Instagram?

Esta red social permite que un pequeño negocio pueda alcanzar a un gran número de usuarios y, por lo tanto, de potenciales clientes que pueden acceder a comprar sus productos a través de tres formas:

1.- Link en el perfil: Instagram permite al usuario incluir un enlace y este solo puede estar en la descripción de su perfil. La utilización de esta fórmula implica que, en todas las fotos que se suban, haya que recordar al seguidor que en la descripción está el enlace que le llevará a la página web donde puede comprar el producto.

2.- Desliza hacia arriba en las historias: las historias de Instagram -una imagen o vídeo que solo está disponible durante 24 horas- permiten incluir un enlace diferente en cada una. Para acceder al enlace, el usuario solo tiene que deslizar hacia arriba con el dedo mientras aparece la imagen.

3.- Mensaje privado: en el caso de no disponer de una tienda online o de estar empezando y no tener disponible la opción de meter links en los stories también puedes utilizar Instagram para dar a conocer y vender tus productos mediante mensajes privados. Subes una imagen de tu producto y avisas que en el caso de el seguidor esté interesado en comprarlos, que se ponga en contacto contigo mediante mensaje privado para concretar los detalles de la compra y poder enviar los productos a la dirección ofrecida.

Tres fórmulas para vender por Instagram