Los expertos de la empresa tecnológica Geinform explican cómo funciona

Una herramienta digital que permite aumentar la productividad de las pequeñas empresas

Los pequeños negocios de todos los sectores, y especialmente el industrial, necesitan digitalizarse para poder mantenerse frente a la competencia y seguir siendo rentables. La empresa tecnológica GeInform, líder en optimización, explica cómo hacerlo de manera sencilla.

pymes herramienta
Una herramienta digital que permite aumentar la productividad de las pequeñas empresas
Una herramienta digital que permite aumentar la productividad de las pequeñas empresas

La digitalización ha llegado para quedarse y los negocios deben adaptarse, transformar sus procesos productivos cuanto antes para poder estar a la altura de la competencia. Si bien esta transformación digital está sucediendo en todos los sectores, en algunos es especialmente importante que los pequeños negocios incorporen las nuevas tecnologías para aumentar su productividad y rentabilidad.

Un ejemplo de ello es la industria, un sector con más de 200.000 empresarios de todo tipo de actividades, desde negocios de bebidas o alimentos, hasta la confección de textil o fabricación de cuero, calzado o muebles de madera. Aunque no lo parezca, "la industria española está a la vanguardia de la optimización de los procesos industriales”, aseguran desde GeInfor, una empresa tecnológica que impulsa la optimización en negocios de todo tipo de sectores desde hace más de tres décadas.

Esta empresa líder en optimización de procesos productivos se dedica a modernizar tanto a empresas multinacionales como, muy especialmente, a las pymes. En ambos casos, estar optimizados en un mundo absolutamente digital se convierte en una transformación inevitable si se desea mantenerse en el sector y ser competitivos, aseguran desde GeInfor.

De hecho, esta transformación digital, recuerdan los expertos, es obligada no sólo para mantenerse en una actividad cada vez más competitiva como la industria, sino también para aumentar la productividad y en consecuencia obtener un balance de resultados más atractivo. La implantación de nuevas tecnologías no siempre es sencilla de hacer, puesto que exige una inversión, confiar en expertos en la materia e involucrar a todas las personas que configuran esa empresa.  Por ello, y para hacer más fácil el salto tecnológico, recientemente las empresas de optimización han venido desarrollando herramientas como el ERP.

¿Qué es el ERP y cómo puede ayudar a las pymes a ser más rentables?

El ERP o sistema de planificación de recursos empresariales es un programa que se hace cargo de distintas operaciones internas de una empresa, desde producción a distribución o incluso recursos humanos. Sirve, fundamentalmente para automatizar los procesos de una empresa; tener disponible la información del negocio en una misma plataforma; integrar las distintas bases de datos de una actividad en un solo programa; y ahorrar tiempo y costes.

Según explican desde GeInfor, empresa que ha desarrollado ésta y otras herramientas para optimizar la productividad de los negocios, hay muchos elementos que analizar, trazar y ejecutar, pero con el ERP (Enterprise Resource Planning) se contribuye a automatizar los procesos internos de todo tipo de empresas. El éxito de este software ya se ha comprobado en negocios del sector logístico y de la producción. Así, el uso de esta herramienta no sólo agiliza muchos procesos, sino que acaba siendo muy rentable cuando se analiza la productividad de las empresas que lo han implementado en su actividad diaria. 

Gestión de tareas, seguimiento de facturas, presupuestos...

Entre otras ventajas, este software permite planificar todo tipo de actividades, gestionar tareas, hacer seguimiento de presupuestos y facturas, así como del resto de los procesos internos. Todo de una manera sencilla. Además, la herramienta agrega unos niveles de seguridad incomparables a otro tipo de gestión de documentación y procesos que se hacían en antaño y es compatible con el teletrabajo. 

La implementación de este tipo de software permite además conocer qué procesos resultan ineficientes y cómo se pueden mejorar de cara a una reducción del tiempo de ejecución y, en consecuencia, de los costes asociados.  Finalmente, durante el proceso de instalación de un ERP se analiza a la empresa y se configura esta herramienta acorde a cada tipo de empresa, línea de negocio y plan estratégico, al tiempo que se ofrece formación a todas las personas implicadas en la gestión de la herramienta.

Una herramienta digital que permite aumentar la productividad de las pequeñas empresas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad