sábado. 16.10.2021

SU APP SE CONVIERTE EN UN TPV Y EMITE FACTURAS

Un autónomo decide crear un banco para "atender a las necesidades del colectivo"

Juan Guruceta-CEO Divilo
Juan Guruceta, CEO de Divilo.

Un autónomo ha puesto en funcionamiento un banco que dice adaptarse a las necesidades de los pequeños negocios. Su app convierte un móvil en un TPV, también es capaz de emitir facturas y tiene un contador de IVA.

Un autónomo decide crear un banco para "atender a las necesidades del colectivo"

Desde los 18 años Juan Guruceta ha sido autónomo. Tras años trabajando en el sector financiero, encontró sus debilidades y ahora con 41 ha puesto en marcha un banco pensado al detalle para los trabajadores por cuenta propia. La entidad está operativa desde el pasado 4 de octubre y su objetivo es alcanzar los 3.000 clientes a final de año a base de ofrecerles tecnología: su app permite convertir cualquier teléfono móvil en un TPV, también emite facturas y tiene un contador en el móvil para las retenciones de IVA, de forma que el trabajador por cuenta propia sepa siempre cuanto va a tener que pagar en su próxima declaración trimestral.

“El problema que tienen los autónomos con los bancos no es tanto con la entidad, sino que muchas veces las personas que trabajan en ella no entienden cuál es la necesidad real de un autónomo” explicó Guruceta, CEO de Divilo. El banco que ha creado y que únicamente puede ser utilizado por autónomos y pequeños negocios, de hecho no está disponible para ser usado por particulares.

Guruceta defiende que a veces es muy complicado entender a un emprendedor cuando no has sido uno. De hecho, él mismo se encontró con este problema cuando trabajaba como agente financiero. “Esa etapa me sirvió para observar que los autónomos y pymes tienen una gran carencia de servicios. A costa de ver sus necesidades, ver la falta de información y las demandas que hacían, fue lo que me dio impulso para emprender y crear Divilo” dijo su CEO.

De una factura de 3 céntimos a transaccionar de 1.000 millones de euros

Para Guruceta la diferencia que tiene Divilo, con el resto de entidades bancarias es que está pensado para facilitar la actividad a los pequeños negocios, algo que aprendió como autónomo y como agente financiero.

“Empecé trabajando como agente a través de los modelos que hacían las entidades de subcontrato mercantil para operar, por decirlo de alguna manera, como agente comercial para captar clientes para el banco. A cambio recibía una parte de beneficio generado” dijo el emprendedor. Fue una época en la que descubrió la inestabilidad del trabajo por cuenta propia y de las dificultades económicas que se pueden llegar a padecer: “estaba sujeto a un modelo 100% variable de retribución y por el que no obtenía ningún tipo de salario fijo. De hecho, mi primera factura fue 3 céntimos” dijo.

Este emprendedor comentó que al principio él debía captar posibles clientes de la banca privada, “que a mi no me gustaba. A mi lo que me llamaba la atención era el sector de las empresas. Entonces, hice una lista de las actividades a las que podía echarles una mano con la gestión de sus finanzas. Y, una de las primeras empresas a las que capté fue a Cabify, cuando prácticamente estaba recién fundada” relató el CEO de Divilo. Que explicó cómo a partir de ahí empezó a crecer y cómo “mi micro-pyme pasó de una primera factura de 3 céntimos a que en 2019 la empresa transaccionase 1.000 millones de euros. Operando en ocho países y sin ningún empleado”.

Lo que hizo con Cabify y con el resto de empresas en las que ha trabajado en estos años, es lo que pretende hacer Juan Guruceta ahora con Divilo. “Un autónomo raramente necesita un préstamos al consumo para obtener financiación. Se puede conseguir un nuevo coche o nueva maquinaria a través de otras herramientas menos conocidas como renting y leasing. Hay muchísimas cosas más en las que se puede asesorar a los pequeños empresarios y no se está haciendo. Además, se está desarrollando una tecnología que les puede ser mucho más útil” dijo Juan Guruceta. Y añadió que “nosotros no pretendemos posicionarnos como el banco más barato, sino como el más útil” dijo Guruceta.

Un proyecto creado en mitad de una pandemia

Su etapa como agente comercial por cuenta propia duró un tiempo, ello le sirvió para observar las deficiencias que tenía el sistema financiero con los autónomos y le animó a crear su propio banco. Algo que empezó a dar sus primeros pasos en 2020.

“Venía trabajando en la idea desde verano de 2019, pero fue cuando a final de ese año renuncié a mi contrato cuando la situación se puso más seria” reconoció el emprendedor. En enero de 2020, con el plan de negocio ya creado, iniciaron una ronda de financiación de capital semilla por la que obtuvieron, en dos semanas, 1,2 millones de euros de inversores particulares. El problema a partir de ahí fue una pandemia de carácter mundial a causa de la Covid-19.

“Hicimos la ronda el 27 de enero y dos mes después llegó el momentazo” comentó el emprendedor, haciendo referencia al decreto del estado de alarma en España el 14 de marzo de 2020. A pesar de lo que a priori pueda parecer, la emergencia sanitaria les ayudó. Ya que impulsó la digitalización en muchísimos ámbitos, lo que les sirvió para obtener la licencia del Banco de España y para hacer todo el desarrollo tecnológico. “Como no tenía una necesidad de obtener ingresos, lo que hicimos fue trabajar en la solicitud de la licencia de pagos y en el desarrollo tecnológico” comentó.

El mayor reto que se encontraron durante la emergencia sanitaria fue encontrar y contratar a gente por vídeollamada. “Apostamos por contratar los servicios de autónomos. Un grupo de desarrolladores freelance. Ello nos permitió estar seguros de que sabían operar solos y de manera independiente. De hecho, quitando al jefe de producto (Fernando), el resto de desarrolladores era freelance” dijo. Esos sí, conforme la actividad fue creciendo han invertido en la creación en un departamento de tecnología fijo.

Tecnologías por las que quiere destacar Divilo: un tpv desde el móvil

El objetivo de este emprendedor con Divilo es que sea útil para los autónomos, para ello ha apostado por incorporar herramientas tecnológicas que le ayuden en su día a día. Una de las más novedosas es la posibilidad de convertir el teléfono móvil en un TPV itinerante a través de la app de Divilo. Se trata de la herramienta Diveep, que permite cobrar con el teléfono móvil sin ningún otro dispositivo adicional y por cualquier importe, tan solo es necesario descargarse la aplicación de Divilo. Esta ha sido desarrollada junto a VISA.

“VISA nos comentó que había un programa al cuál nos podíamos suscribir para trabajar en la tecnología del cobro por el móvil. Yo no me lo pensé y nos uní. Porque aunque yo no sé de tecnología, sí que sé de las necesidades de los negocios, porque soy autónomo desde los 18 años. Pensé que el hecho de poder desplazarse, sobre todo para aquellos que son itinerantes, sin necesidad de tener un datáfono, sería una revolución” afirmó Guruceta

En cuanto a quien fue el desarrollador de la tecnología, Guruceta admitió que había muchas partes involucradas en su desarrollo: “nosotros hemos aportado mucho, pero luego tienes que pasar certificaciones de las entidades de Mastercard, VISA o American Express. También operaciones con terceros. Pero yo diría que el 70% lo hemos desarrollado nosotros”. Y añadió que “es un servicio que no lo tiene nadie, al menos que nosotros sepamos”.

Guruceta también habló de la sencillez para utilizarlo. Sólo hay que darse de darse de alta en el banco, todo de manera telemática y sin ningún tipo de coste. “El proceso te va guiando para registrar tu actividad, subir el modelo 036, escanear el DNI, hacerte un selfie y, en un día o dos, un autónomo ya está dado de alta en Divilo". Este emprendedor explicó que ellos no cobran por hacerse cliente del banco, ni por mantenimiento, pero que sí aplican un coste por el uso de tecnologías como Diveep. “Ahora tenemos una oferta de lanzamiento de la aplicación donde Diveep lo tenemos a 0,45% de la transacción + más 6 céntimos por transacción" dijo.

Esto significa que un autónomo cada vez que se tenga que utilizar Divilo para cobrar por el móvil va a tener que pagar el 0,45 % del importe de la operación, más 6 céntimos por la transacción.

Una tienda de QR en el móvil

Otro de los servicios que ofrecen es DiviStore que sirve para la compra directa de productos mediante el escaneo de un código QR. Esto lo permite al autónomo es generar un código QR por el tipo de producto o servicio que ofrezca. De esta manera, que su cliente lo puede escanear y pagar directamente.

La app de Divilo se convierte así en un tienda online, sin necesidad de que el autónomo invierta en un CRM para controlar su stock” aseguró el CEO. Que comentó que habían hecho una prueba piloto en la Madrid Fashion Week, en la que los clientes habían podido comprar los productos que se mostraban en la pasarela escaneando los códigos y recogiendo los pedidos al final del desfile.

Pero las utilidades de esta opción van más allá Según Guruteca, “imagina el caso de un fontanero que va a reparar una tubería. Cuando termine su trabajo, le ofrecerá a través de esta herramienta un código QR a su cliente para cobrar el servicio. Que además el cliente podrá pagar con tarjeta a través de Diveep. Y a su vez el autónomo podrá emitirle digitalmente el recibo de la factura”.

Y es que aparte de estas dos herramientas, Divilo ofrece la posibilidad al autónomo de hacer sus propias facturas, modificando retenciones e IVA, y emitiéndola en el instante.  “Le facilitamos la contabilidad a los autónomos a través de nuestro banco" dijo orgulloso el emprendedor.

Dentro de este apartado facilitar las obligaciones, también destaca el contador de IVA que tiene Divilo, que permite al profesional por cuenta propia saber en todo momento lo que va a tener que pagar en las liquidaciones de IVA. 

Guruceta ya piensa en internacional

Divilo aún no está dando beneficios, ya que lleva algo más de una semana en el mercado. Pero Juan Guruceta ve ya está pensado en internacionalizarla. "Esperamos conseguir entre 2.000 y 3.000 clientes a final de año. Y 10.00 para el año 2022. Aunque no estamos dando beneficios, y nos queda un trecho para eso, las previsiones son muy positivas. Queremos seguir creciendo y salir cuanto antes a Europa y Latinoamérica”.

Un autónomo decide crear un banco para "atender a las necesidades del colectivo"