Viernes. 21.09.2018

LA STARTUP INSTAMAKI

Dos emprendedores reinventan el reparto de sushi a domicilio en España

Dos emprendedores reinventan el reparto de sushi a domicilio en España

En septiembre de 2016, los barceloneses Alberto Bonhomme y Jan Morell abrieron las puertas de Instamaki una startup de sushi a domicilio. El motivo, era "un sector que presentaba muchas oportunidades". Desde entonces se han posicionado entre los referentes de la comida japonesa a domicilio por su "dedicación exclusiva y divertida propuesta gastronómica", debido a que han reinventado la forma de cocinar y repartir los pedidos.

Dos emprendedores reinventan el reparto de sushi a domicilio en España

Alberto Bonhomme y Jan Morrell, dos amigos de Barcelona que estudiaron Administración de Empresas y Economía, respectivamente, vieron una oportunidad en la comida japonesa a domicilio. Sin experiencia previa en el sector decidieron emprender y, en septiembre de 2016, abrieron las puertas de la Instamaki.

En una entrevista con EFEemprende, Bonhomme señala que "a la hora de enviar comida a domicilio los restaurantes de sushi no destacaban por su calidad, así que vimos una oportunidad y nos lanzamos a la aventura". Su interés por el sector y por el consumidor de sushi, les llevó a comenzar su andadura hace dos años, en una cocina que se alquilaba por horas y contrataron a un cocinero. "Creamos una web, utilizamos redes sociales para nuestra marca y, desde el primer día, empezamos a tener pedidos", comenta Bonhomme.

Instamaki, creció rápido. "Instamaki se ha consolidado rápidamente en el panorama de restauración, colaborando con multitud de influencers y atrayendo a multitud de clientes a través de las redes sociales", señalan los fundadores. Como consecuencia coparon totalmente la disponibilidad horaria de la cocina de alquiler de ello y, generaron empleo.

Con el negocio viento en popa, los dos emprendedores se dieron cuenta de la falta de espacios de trabajo en el sector de la hostelería. "A diferencia de los coworkings de oficina, hace dos años las cocinas en abierto en España no eran comunes. Es un sistema que se está instalando ahora", cuentan. Esto animó a Morrell y Bonhomme a acudir a una asesoría gastronómica. "Su cocina era enorme, así que lo negociamos con ellos. Era lo que necesitábamos", declara Jan Morrell.

Sushi fusión a domicilio

Tras casi dos años la empresa de sushi a domiclio cuenta con locales de cocina sin que se sirva directamente al cliente. "Tenemos nuestras propias dark kitchens (término anglosajón que emplean para nombrar las cocinas de alquiler): dos en Barcelona, una en Sant Cugat, una en Valencia y una en Madrid", afirma Bonhomme. A lo largo de la próxima temporada, la compañía prevé expandir el negocio en otras ciudades como Málaga, Sevilla o Bilbao. "La idea de Instamaki es consolidar el modelo en estas ciudades y seguir replicándolo en España", recalca Morrell.  

Instamaki ha querido destacar por su "divertida propuesta gastronómica", según afirman los dos fundadores. "Lo que hacemos a nivel de producto es acercarnos al mayor número posible de clientes, por ello cogemos el formato japonés y usamos otros tipos de comida, como makis -pieza típica de sushi basada en arroz envuelto en alga- que cambian cada semana", cuenta Jan Morrell. Los fundadores de la compañía ponen de relieve como crearon una carta específica al tratarse de una marca especializada en comida a domicilio. "Pensamos en platos que aguantasen bien el tiempo en moto, haciendo pruebas para que la comida no se estropease. Incluso las cajas de los motoristas están a medida para que la comida no se mueva", dice Bonhomme. En resumen, orientaron todos los procesos "para que la comida llegue perfecta a casa". 

Otro de los puntos fuertes de su empresa es que "al querer acercar el sushi a todo tipo de consumidores muchas de nuestras recetas no están basadas solo en el tradicional pescado crudo", apunta Morrell. Por ello, cada semana Instamaki ofrece innovadoras composiciones como makis de bocadillo de calamares, de calçots, de steak tartar o de croquetas. Ahora, la compañía está ampliando su oferta con platos mexicanos como tacos y burritos, italianos como pizzas y hawaianos como los poke bowls -receta inspirada en boles de pescado crudo marinado-.  Pese a la amplia variedad de productos, el cofundador de Instamaki, Jan Morrell,  destaca que la prioridad de la empresa es mantener un gran nivel "de calidad". 

Como emprendedores del sector de la hostelería, aconsejan a quienes estén pensando en llevar que aprovechen "los vacíos y oportunidades del marco en el que se quiera trabajar" y, sobre todo, que se minimicen los riesgos y se invierta menos capital" para que, en el caso de que el proyecto no salga, "los daños no sean mayores".

Dos emprendedores reinventan el reparto de sushi a domicilio en España