Autónomos, hábitos de la gente con éxito

Cree en ti mismo. Ahí es donde todo comienza.

El éxito es un juego de hábitos. En sí mismo, “éxito” es un término relativo y por lo tanto su “logro” depende totalmente de los hábitos que pongas en juego y que te mueven paso a paso hacia el “fin” que tú mismo has definido.

Autónomos, hábitos de la gente con éxito

Para tener éxito, hay que convertir tus buenos hábitos en una rutina que te impones a ti mismo. Por ejemplo, es muy clara la diferencia entre los que se crean hábitos diarios positivos para sí mismos, frente a las personas que dejan que las cosas de la vida dicten su día a día.

Recuerda, tú eres es el surfista. Depende de ti, montar las olas sobre la base de hacia dónde quieres ir, en lugar de dejar que te lleven donde ellas quieran.

1-. Las personas con éxito planifican, se anticipan.

La falta de preparación es el acto de prepararse para fracasar.

Los que tienen éxito pasan una gran cantidad de tiempo de planificando, pensando, elaborando estrategias y viendo cómo anticiparse a los acontecimientos. No esperan hasta que llegue el momento de ver cómo abordarán una situación. En vez de eso, lo contemplan antes de tiempo, para estar más preparados cuando se presente el momento.

Pasa algo de tiempo cada noche, y al final de cada semana, reflexionando sobre lo que has logrado ya y qué es lo que quieres “hacer” a continuación. Haz tu lista, crea tu plan de acción y luego deja que den vueltas en tu subconsciente mientras duermes. Y a la mañana siguiente, estarás un paso por delante.

2-. Las personas de éxito hacen las cosas difíciles primero.

La gente perezosa tiene un don para conseguir hacer todas las cosas que no son realmente importantes. Pero cuando se trata de las cosas difíciles, de repente encuentran todas las razones por las que no pudieron completar el trabajo. Eso es porque las cosas difíciles son, bueno, “difíciles”. Es una prioridad por una razón, y eso es porque van a tener que mover las neuronas. Y a menudo, al mover las ideas, nos enfrentamos con lo desconocido y esto tiene un riesgo, o un cambio de creencia, de alguna manera. Los que tienen éxito saben esto. Y en lugar de alejarse del desafío, hacen estas “tareas difíciles” en primer lugar – antes de permitirse el lujo de lo fácil.

3-. Las personas de éxito saben decir ‘No’.

Si quieres seguir tu propio camino, prepárate para decir ‘no’ a mucha gente.

A nadie le gusta que le digan que no. Es por eso que tantas personas dicen que sí a las cosas. No quieren hacer que otros se sientan mal, o no quieren cortar con las amistades actuales o potenciales, o no quieren ser excluidos de posibilidades futuras, o ser no aceptados por el grupo.

Pero la verdad es que, si quieres tener éxito, vas a tener que decir ‘no’ mucho más de lo que dices que sí. ¿Quieres ir a pasar el rato en el bar? ¿Quieres ver el fútbol? ¿Quieres tomar unas vacaciones prolongadas? Ninguna de estas cosas es mala en sí misma, pero si aún no has hecho realidad tu sueño, entonces date cuenta de que cada vez que dices que sí a lo que alguien quiere que hagas, estás diciendo que no a lo que realmente quieres hacer.

Las personas de éxito son muy conscientes de cómo pasan su tiempo.

4-. Las personas de éxito invierten en sí mismas.

Tanto en términos de tiempo y dinero, la gente exitosa ve la vida a través de una lente de inversión.

La mayoría de la gente no invierte, gasta. Gastan el dinero que ganan. Ellos pasan su tiempo con gente que no les gusta, haciendo cosas que realmente no disfrutan. Pasan y gastan y luego se despiertan una mañana preguntándose por qué su vida es como es.

Las personas exitosas, por el contrario, invierten. Son conscientes de cómo gastan su tiempo y lo invierten hacia sus metas. Invierten su dinero en la creación de flujos de ingresos adicionales, no poseen activos que se deprecien. Invierten en sí mismos, tomando cursos, alimentando sus intereses.

Invertir en el tiempo es lo que en última instancia crea riqueza, tanto en términos financieros como en términos de conocimiento.

5-. Las personas exitosas se rodean de otras personas con éxito.

Tu red es tu valor neto.

El verdadero valor de tener una red no es el acceso a “cosas”. Es el acceso a los hábitos y los procesos de pensamiento que de otro modo tendrías que luchar para crear por tu cuenta.

Cuando estás rodeado de personas que encarnan los mismos rasgos que esperas tener un día, aceleras el proceso de aprendizaje. Sube a su nivel, y empújate a ti mismo a crecer a través de la imitación (que es una cosa muy buena). Del mismo modo, si te rodeas de personas negativas, personas perezosas, enfadadas, gente deprimida, los mismos rasgos se te pegaran.

Rodéate de gente que, de alguna manera, sea como tú quieres ser.

6-. Las personas de éxito estudian su trabajo.

Culpo a la escuela de esto, honestamente.

Hay muchas personas en el mundo que creen que la vida funciona de la misma manera que la educación formal. Van a la universidad, obtienen su título, empiezan a trabajar en una gran empresa, y luego asumen que con el tiempo eso los llevará por la escalera a una posición agradable y cómoda (al igual que uno asciende de junior a sénior).

La gente puede subir la escalera del “éxito” simplemente manteniendo el rumbo. Pero la verdad es que esos no son los que terminan convirtiéndose en líderes de pensamiento, innovadores, expertos de la industria, o incluso buenos creadores. Porque, para hacer eso, uno debe estudiar y formarse activamente y continuamente, esto no sucede simplemente pensando en mirar el reloj de 9 a 5.

Las personas exitosas no separan su trabajo de su “vida personal”. Su trabajo es su pasión, y su pasión es su arte. Estudian su trabajo implacablemente porque es parte de lo que son. No depende del tiempo. Es sólo un reflejo de su propia curiosidad.

7-. Las personas con éxito son responsables de sus acciones.

La gente perezosa apunta con el dedo a los demás y tiene excusas para justificar por qué las cosas no sucedieron. Las personas exitosas asumen el peso de sus acciones y responsabilidades por sus propios errores, que todos cometemos.

Esto es un hábito y una mentalidad, y a uno le lleva años cultivar correctamente. Para ser realmente exitoso, tienes que ser extremadamente autoconsciente y estar dispuesto a cuestionar la realidad que estás viviendo. Si las cosas van mal o no van de la manera que quieres, no puedes apuntar a otros y culparlos por tu infelicidad o insatisfacción. Tienes que admitir que has creado tu realidad y nadie más que tú lo ha hecho.

8-. Las personas exitosas creen en sí mismas.

La gente perezosa quiere que otros crean en ellos antes de creer en sí mismos.

Las personas exitosas, por el contrario, creen en sí mismas contra todas las cosas, muchas veces antes de que nadie lo haga. Para tener éxito, esto es una necesidad. No puedes esperar que otros apoyen y crean en algo que ni siquiera tú crees. Tiene que venir de ti, antes de que pueda venir de cualquier otra persona.

Para hacer esto, sin embargo, debes tomarte un tiempo para entender, conocer y aprender. Es un trabajo duro, pero es un trabajo fundamental, y es a menudo lo que marca la diferencia entre la construcción de algo duradero o, en su defecto, algo de corta duración.

Cree en ti mismo. Ahí es donde todo comienza

Autónomos, hábitos de la gente con éxito
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad