miércoles. 28.07.2021

HABRÁ MÁS CENAS AUNQUE DE MENOS COMENSALES

Carniceros y pescaderos esperan vender más estas navidades por las restricciones

pescaderia-autonomos-covid

Las carnicerías y pescaderías prevén un aumento de sus ventas estas navidades, ya que habrá más cenas por los límites en las reuniones.

Carniceros y pescaderos esperan vender más estas navidades por las restricciones

Las pescaderías y las carnicerías se están adaptando a una Navidad atípica pero con buenas previsiones. Las restricciones de la hostelería, junto con la limitación del número personas en las reuniones familiares, no sólo está incrementado las ventas de última hora en este tipo de negocios, sino que les permite vender mucho más en cantidades más reducidas.

Así lo reconoció el presidente de la Confederación Española de Detallistas de Carne (CEDECARNE), Carlos Rodríguez, que explicó que "la carne seguirá estando presente en las navidades en los hogares. Lo único que va a cambiar es el formato de las ventas, debido a que se comprará porciones más pequeñas”.

No sólo eso, según explicó Rodríguez las ventas de carne este año se van atomizar, es decir van a ser más pequeñas, pero van a ser más. Y puso el ejemplo con uno de los productos más consumido en estas fiestas: “si el año pasado se vendía para una comida de Navidad medio kilo de cordero, ahora lo más habitual será una paletilla y un cuarto”. Y, esto puede terminar saliendo más rentable para la carnicería

Lo mismo ocurre en las pescaderías. La directora gerente de la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescado y Productos Congelados (FEDEPESCA), María Luisa Álvarez, apuntó que “la limitación del número de personas en las reuniones es importante porque influirá en el presupuesto de las celebraciones”. Un cambio en la compra de pescado y mariscos, para el que estos negocios ya están preparados. 

A pesar de ello, la directora gerente de FEDEPESCA advirtió sobre el efecto negativo que puede tener la incertidumbre que vive la sociedad en la compra de pescado: “no podemos saber cómo se comportarán las familias de gente más joven que no vayan a celebrar las fiestas con sus mayores, por temor a contagiarles o por cumplir con el número de comensales”.

El cambio en los hábitos de los españoles será clave

Las restricciones impuestas por el Gobierno, de algún modo, han podido llegar a beneficiar a estos sectores ya que han modificado los hábitos de los españoles. Al haber más restricciones, tanto de aforos como de horarios en algunos sectores como la hostelería, muchos apuestan por las comidas y cenas en casa.

En este sentido, el presidente de CEDECARNE apuntó que, “en España es habitual que la cena de Nochebuena se haga en casa, pero en los últimos años existía la costumbre de celebrar la cena de Nochevieja fuera y este año va a ser muy difícil”. Por ello ,“no va a quedar más remedio que comer en casa” y la consecuencia inmediata de este cambio de hábito es que se comprará más. Por ello, y a pesar de la crisis, se prevé un repunte de ventas durante las próximas semanas que, en algunos casos, podrían superar las del año pasado.

Este cambio de costumbres también afecta a las pescaderías ya que, debido a ello, el sector espera “ganar más momentos importantes de consumo, pues creemos que se van a celebrar más en casa el fin de año y el día de Reyes”. 

Las cifras que manejan a este respecto desde FEDEPESCA dicen que “el consumo del pescado y otros productos del mar en los hogares en octubre del 2020 ha crecido, en torno al 14% según una encuesta de la consultora Kantar”, y se espera un repunte en los próximos días después de un inicio de campaña que, según la presidenta de FEDESCA “va con retraso". 

Las pescaderías y carnicerías han bandeado la crisis

Aunque el presidente de CEDECARNE recalcó que “a nivel global la situación del sector es buena”, también lamentó que algunos negocios sí han notado las peores consecuencias de la crisis, ya que su cliente principal no es el consumidor final. Respecto a ello, Rodríguez explicó que “aquellos negocios dedicados al abastecimiento en el canal HORECA (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) sufrieron una caída” debido a la situación de la restauración, que se encontraba con grandes restricciones. Mientras tanto, "aquellos con más clientes particulares registraron un incremento aproximado de ventas de entre un 30 y un 35%”.

En todo caso, los cambios que tendrán que llevar a cabo los negocios de carne y pescado para adaptarse a las restricciones navideñas no serán tan negativos como se pudiera esperar, porque ambos sectores fueron de los menos golpeados durante la primera ola de la Covid-19 y su buena marcha continua de cara a Navidades.

De hecho, incluso en los meses más duros de la pandemia como fueron marzo, abril y parte de mayo, el sector trabajaba a un rendimiento parecido a la etapa pre-covid. Al ser un servicio esencial, las carnicerías españolas se mantuvieron abiertas e incluso, según relató Rodríguez, “gran parte del sector incrementó las ventas porque, básicamente, no se podía hacer otra cosa más que consumir y, por ello, creció la demanda”.

Este aumento de ventas generalizado en los dos sectores  se llevará a cabo a través de diferentes canales, pues no todo será compra presencial. Así, Álvarez habló de que se espera en las próximas semanas “un gran incremento de la venta por whastapp, por teléfono, pedidos a domicilio y pago por medios electrónicos”. Y, en esta misma tendencia, se expresó Rodríguez, que señaló que estas Navidades “va a tener mucho protagonismo el ‘delivery’ por la venta online que ha crecido mucho en los últimos meses y probablemente habrá más pedidos a través de internet que presenciales”.

Carniceros y pescaderos esperan vender más estas navidades por las restricciones