martes. 02.06.2020

ESTUDIAN TU COMERCIO

Tu competencia te espía y estos son sus trucos

Tu competencia te espía y estos son sus trucos

Conocer lo que está haciendo la competencia es una de las reglas principales de las teorías de marketing. Y es que un negocio no puede ser ajeno a lo que está haciendo en el mercado y, concretamente, la tienda de la competencia más cercana. Por ello, son muchos los autónomos que salen a la calle, entran en los establecimientos de su ramo y les espían utilizando una serie de trucos.

Tu competencia te espía y estos son sus trucos

Estudiar, analizar y saber en todo momento lo que está haciendo tu competencia es fundamental para el correcto funcionamiento de un comercio. De hecho, las grandes teorías del marketing, como puede ser el análisis Dafo o el estudio de mercado, cuentan con apartados en los que aconsejan examinar la competencia para descubrir cómo está evolucionando el mercado. Éste debe realizarse antes de que el autónomo ponga en marcha un negocio y durante el tiempo de vida del mismo, ello le permitirá averiguar qué están demandando los consumidores de otras tiendas.

Independientemente de las teorías de marketing sobre el análisis de la competencia, lo cierto es que espiar los negocios de otros autónomos es algo que se ha hecho siempre. Los autónomos con negocios de éxito admiten haberlo hecho a veces y afirman saber reconocer cuando alguien de la competencia ha cruzado el umbral de su tienda. Y es que todos éstos "espías de comercios" tienen comportamientos similares. La dueña de una pequeña tienda de ropa del centro de Madrid que lleva abierta más de 35 años cuenta los principales trucos de espionaje de la competencia:

  •  No mira los productos, los toca

Cuando alguien de la competencia entra en una tienda lo que hace es tocar y analizar los productos fijándose mucho en la etiqueta y en la composición del artículo. Esto difiere mucho de los clientes que sólo miran los artículos. Esta autónoma explica que, por ejemplo, a la hora de mirar las prendas colgadas en perchas de su tienda los clientes apartan el resto de ropa para visualizar bien la prenda, mientras que los “espías” empiezan a toquetear las mangas y fijarse en las costuras.   

  • No pregunta y no saben disimular

Los “espías de negocios” se delatan muchas veces asimismos porque, cuando el dueño de una tienda va a preguntarle por si le puede ayudar en algo, éstos no responden o contestan entrecortadamente como si sintiesen que les han pillado.

  • Hacen fotos a la tienda, no al producto

Es muy habitual que los clientes realicen fotos de los productos, ya sea porque algo les ha gustado o porque buscan la opinión de otras personas. Pero, lo que no es habitual es que hagan fotos a la tienda en general, a los stands o a los mostradores. Quien hace esas fotos, por norma general, es la competencia que está estudiando cómo otros negocios tienen colocados los artículos.

  • Escuchar conversaciones

Las personas que estudian a la competencia suelen también escuchar las conversaciones entre los dueños de negocios y los clientes. Les gusta saber qué demandan específicamente los clientes y sobre todo cómo se comporta el dueño.

  • Van solos

Normalmente la actividad de estudiar los negocios de la competencia se suele realizar en solitario.

También se puede espiar la competencia digitalmente

  • Suscripción a la newsletter

Una de las formas de estudiar a otros negocios es suscribirse al envío de sus boletines de noticias -más conocidos como newslter-  o seguirles en redes sociales. Esta es una forma sencilla de conocer lo que están haciendo y ofreciendo a sus clientes otros negocios del sector.

  • Espiar mediante Linkedin

La red social Linkedin también es utilizada para estudiar a la competencia, sobre todo al propio dueño del negocio. Tanto es así que muchos usuarios utilizan la cuenta premium para realizar visitas anónimas a los perfiles, ya que la plataforma muestra quien ha visitado los perfiles y no quieren dejar rastro.

Tu competencia te espía y estos son sus trucos