Sábado. 15.12.2018

INOPERANCIA Y ENFADOS

Cinco consejos para cuadrar las vacaciones de los empleados

Cinco consejos para cuadrar las vacaciones de los empleados

Las vacaciones de verano también llegan a las oficinas y negocios. Cuadrar los horarios de idas y llegadas de los empleados puede suponer un reto para los trabajadores autónomos. Para facilitar la tarea, los especialistas en recursos humanos recomiendan: priorización, consenso, flexibilidad, antelación y digitalización.

Cinco consejos para cuadrar las vacaciones de los empleados

Agosto, el mes por excelencia de las vacaciones, acaba de llegar y es posible que aún muchos negocios no hayan cuadrado los turnos de vacaciones. Se trata de una tarea complicada y que suele convertirse en un auténtico reto para los dueños de un negocio y departamentos de recursos humanos de cualquier compañía.Una situación que se complica exponencialmente en función del número de empleados del negocio, pues dificulta la gestión de cuadrar turnos y recursos necesarios para no tener que suspender el servicio o la producción durante dicho periodo. Además, intentado agradar a todos.

El hecho de no prever con cierto margen la gestión de las vacaciones, cambios de última hora ante imprevistos e incluso la cancelación de los días de descanso de algún trabajador, puede provocar malestar en el negocio. Seresco, compañía española especialidad en soluciones de software/outsourcing de nóminas y recursos humanos, propone cinco consejos a seguir por cualquier negocio para no convertir un periodo tan esperado por todos en una pesadilla:

  1. No todo en el octavo mes: agosto suele ser el mes por excelencia a la hora de solicitar vacaciones y no es posible satisfacer a todos. Por ello es fundamental establecer unos criterios de adjudicación claros y conocidos por todos los empleados para evitar conflictos:  la antigüedad (compensando la fidelidad del trabajador), la paternidad (para facilitar su adaptación al calendario escolar) o los sistemas rotativos (uno de los sistemas más justos) son algunos de los más comunes. En cualquier caso, no hay una solución única, y los criterios dependerán de la cultura de la compañía y de las peculiaridades de su modelo de negocio.
  2. Transparencia y consenso: es importante que los empleados se sientan partícipes del proceso para que conozcan las necesidades del negocio y el porqué de las decisiones que deban tomarse. De la misma manera, ellos podrán aportar su conocimiento a la hora de identificar posibles cargas de trabajo o imprevistos que puedan surgir, incluso organizarse entre ellos sin necesidad de la intervención de su responsable.
  3. Flexibilidad: según el Estatuto de los Trabajadores el periodo o periodos de vacaciones se deben fijar de mutuo acuerdo entre la compañía y el trabajador, conforme a lo establecido en este punto en los convenios de cada sector. En este sentido, lo ideal es que tanto la empresa como los empleados sean flexibles y pongan de su parte para que ambas partes salgan beneficiadas. Los hábitos están cambiando y no todos los empleados prefieren esta temporada, sino que prefieren disfrutar del resto de días de descanso en otros periodos del año, esto puede ser una oportunidad para poder cubrir las peticiones que se concentran en verano.
  4. Antelación. para no generar imprevistos, y para que el empleado pueda organizar sus días de vacaciones con tiempo suficiente, lo ideal es comunicarlo con dos meses de antelación. En este punto, es recomendable consultar el convenio por el que se rige cada compañía ya que si el tiempo establecido es mayor, prevalecerá este último.
  5. Digitalización, adiós al excel. Muchas empresas aún recurren a las tablas de excel para coordinar las vacaciones. Sin embargo, existen plataformas de gestión de recursos humanos e integrada con nómina que permiten compartir la información y gestionar este y otros temas de una manera más eficaz e incluyendo un control de acceso según los niveles. Esto permite delegar la gestión a los responsables de manera fácil y ágil, ya que tendrán acceso a información de cobertura por meses, departamento, puesto de trabajo, etc… con la posibilidad de combinar los datos con las nóminas (permisos, horas, etc…) y todo a través de su móvil y desde cualquier lugar

En este sentido, "contar con un software de gestión como Milena permitirá a cualquier negocio, del tamaño que sea, hacer de esta tarea un proceso ágil con un sistema de autorizaciones automatizadas, basado en cuadrantes y calendarios prefijados en la herramienta, que nos ofrecerá toda la información de una forma organizada y muy visual’,  según explica la directora de Seresco en Cataluña, Cristina Prats. 

Cinco consejos para cuadrar las vacaciones de los empleados