Sábado. 25.05.2019

MARKETING DE CONTENIDOS

Deja de buscar clientes y haz que ellos vengan a ti

Deja de buscar clientes y haz que ellos vengan a ti

Internet se está convirtiendo, cada vez más, en un gran canal para vender. Pero tiene sus fórmulas y no basta con tener una página web. Generar buenos contenidos es la clave para atraer nuevos clientes y fidelizar a los antiguos. El marketing de contenido es el que lleva al cliente hacia la compra

Deja de buscar clientes y haz que ellos vengan a ti

El marketing de contenidos permite al autónomo ganar tiempo, la energía que invierte en buscar clientes deja de ser necesaria cuando son ellos los que acuden al negocio. Internet, las redes sociales, la posibilidad de cualquier emprendedor de generar información, ha facilitado a los pequeños autónomos el acceso a la gestión de la imagen de su negocio. No obstante, un contenido mal generado puede ser contraproducente, por esto, es importante que el emprendedor sin recursos para contratar servicios de Marketing Digital sepa cómo hacer de su contenido una información relevante.

Se trata de crear contenido valioso dirigido a un segmento que, por su perfil, resulte interesante para el negocio. No sólo se trata de informar, también de convencer. Para ello hay que conocer al receptor, “lo más importante es saber a quién te tienes que dirigir. El autónomo debe conocer al público y sus necesidades para convertirlo en cliente” explicó Oscar Villacampa, cofundador de la Agencia de Marketing online ONDHO. 

Tras esto, existen las "palabras clave" que son una buena aproximación a la audiencia. Estas palabras orientan el texto, ayudan a saber lo que se tiene que escribir. Existen varias páginas útiles para que el emprendedor sepa qué palabras clave debe utilizar en sus textos y  Answerthepublic.com es una web que reúne todas esas las palabras clave necesarias para que el autónomo sepa lo que debe poner para transmitir un mensaje. “Muchas veces, (un autónomo) ni si quiera sabe lo que tiene que escribir, qué palabras tienen que utilizar” indicó Villacampa.

Cada vez los buscadores de internet como Google comprenden mejor el lenguaje humano, por esto, el tema del que se escribe es tan importante como la forma de escribirlo. Esto último se soluciona con un lenguaje sencillo, sin demasiado ‘argot’ o tecnicismos en la mayoría de los casos, “por eso es tan importante conocer al cliente. Si el autónomo sabe a quién se dirige, será más fácil que conozca su psicología, que sepa con qué lenguaje dirigirse a él” comentó el cofundador de ONDHO.

Se trata de elegir una serie de temáticas y desgranarlas punto por punto. Es necesario llamar a la acción, crear contenidos que generen los resultados esperados. Así, cada emprendedor debe conocer su propio negocio, lo que ofrece para generar las reacciones adecuadas en el cliente. Esto puede limitarse tan solo a una llamada que, sin embargo, es probable que se convierta en venta. “Le recomendaría al autónomo que tanto en su página web como en sus redes lleve al lector a su contacto. A través de un formulario o cualquier otra herramienta debemos hacer que la lectura se convierta en acción, en una llamada o visita al establecimiento, en el caso de tenerlo” indicó el Oscar Villacampa de ONDHO.

Unos objetivos bien establecidos son el primer paso hacia un buen resultado. Es necesario acotar la información; la temática, el lenguaje y el perfil del cliente. Villacampa explicó que es mejor atraer a cinco clientes potenciales que a 100 lectores sin interés para el negocio.

Un buen contenido tiene que servir de guía, debe dirigir la búsqueda hacia el último estadio: la compra. “El marketing de contenidos es un método al alcance de los autónomos con muchos resultados. Les recomendaría que se lanzaran a dirigir su imagen, que dejaran de perder el tiempo en buscar clientes y hagan que ellos acudan al negocio. Además, generar contenidos te permite conocer más sobre el sector y sobre ti mismo, es una buena tarea de introspección” concluyó Villacampa.

Diez consejos para generar un buen contenido

-Utiliza un lenguaje comprensible. En la mayoría de los casos el contenido se transmite de forma más eficaz cuanto más sencillo es el lenguaje utilizado

-Vigila la ortografía. La ortografía es parte del lenguaje, un mal uso puede entorpecer el contenido y hacer perder clientes.

-Utiliza párrafos cortos. Los párrafos de menos de cinco líneas son más útiles para el contenido comercial. Los párrafos cortos hacen el contenido más legible y aumentan las posibilidades de que el lector siga leyendo la información sobre el negocio.

-Utiliza listados. Los listados son un mecanismo que simplifica y puede ser útil para contenidos pesados o de difícil comprensión.

-Escribe con negritas.  Las negritas señalan la importancia de unos contenidos sobre otros y permiten guiar al lector a través del texto, dirigirle a lo que consideramos más importante para el negocio.

-Utiliza enlaces. Los enlaces internos generan más visitas, mejoran el posicionamiento y dirigen al lector a contenidos importantes para el negocio. Los contenidos externos pueden servir para beneficiarse del contenido de otras webs, para transferir la autoridad de esos contenidos a los nuestros.

-Añade contenido audiovisual. Además de ser más comprensibles y directos, los videos permiten que el lector continúe más tiempo en nuestra página. Esto último es importante a nivel de posicionamiento en los buscadores.

-Difunde el contenido por todos los medios. Según Oscar Villacampa de la agencia de Marketing Online ONDHO, “el 80% de un buen marketing de contenidos está en su difusión, no vale de nada generar buenos textos si el emprendedor no es capaz de llevarlos a su potencial cliente”.

-Monitoriza tu contenido. Existen herramientas gratuitas como Google Analytics que permitirán saber el impacto y difusión de sus contenidos. Esto es importante para tomar decisiones a la hora de generar futuros contenidos.

-Llama a la acción. Todos los contenidos tienen que tener unos objetivos claros. Un buen resultado es que el contenido genere una acción beneficiosa para el negocio. Esto podría ser una llamada o una visita al establecimiento.

Deja de buscar clientes y haz que ellos vengan a ti