lunes. 24.02.2020

ECONOMÍA CIRCULAR Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Nueve desafíos que deberán afrontar los autónomos y pequeños negocios en 2020

Nueve desafíos que deberán afrontar los autónomos y pequeños negocios en 2020

Este año estará marcado por la entrada de la ciertas tendencias que afectarán de una u otra forma al autónomo y a la pequeña empresa. Estos son los nueve desafíos que deberán afrontar en 2020.

 

Nueve desafíos que deberán afrontar los autónomos y pequeños negocios en 2020

Aún no ha terminado el primer mes de 2020 y, sin embargo, los negocios ya han experimentado los primeros cambios a todos los niveles. Desde el reciente aumento del salario mínimo a 950 euros, hasta la subida de las pensiones, pasando por algunos cambios en la forma de llevar la contabilidad. A todo esto, hay que sumarle el desarrollo tecnológico. Cada día aparecen nuevas soluciones digitales y herramientas que facilitan la actividad de cualquier negocio, pero también obligan a los más pequeños a subirse al carro de las nuevas tecnologías para poder hacer frente a la competencia. 

Estas cuestiones van a marcar el futuro más inmediato y, por supuesto, afectarán de una u otra forma al autónomo y a la pequeña empresa. Los grandes competidores tienen la suficiente capacidad financiera para abordar estas tendencias del mercado según aparecen. Muchos de ellos cuentan con departamentos dedicados a predecir dichos cambios. Sin embargo, los negocios más pequeños tienen que ingeniárselas para adaptarse y prever las nuevas necesidades del consumidor . De ello dependerá su futuro. Tal y como explicó el presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Pedro Campo, “si no estás digitalizado, tarde o temprano cerrarás”.

Los desafíos a los que se enfrentan los pequeños negocios en 2020

Una vez superado el cambio de década, es el momento de analizar las tendencias y los desafíos a los que se enfrentarán tanto los autónomos como los pequeños negocios. Estos son los nueve desafíos que deberá afrontar este año el colectivo.

1. El crecimiento de la nube 

El auge de los servicios en la nube, denominados cloud computing ,ha sida una de las tendencias más importantes de los últimos años y, según Sage, la empresa de soluciones digitales, "una herramienta que cualquier negocio tendrá -tarde o temprano- que incluir en su actividad"

Andrew Dark, director y copropietario de Custom Planet, ratificó estas afirmaciones. Según él, estos servicios “facilitan el día a día de nuestro personal: les ofrecen mayor flexibilidad y les permiten trabajar de forma remota más fácilmente”. 

Desde Sage también señalaron las ventajas que suponen estas herramientas para el teletrabajo, modelo que también crecerá en 2020. “Los sistemas basados en la nube y el trabajo desde casa pueden fomentar que los empleados dispongan de un mayor equilibrio entre vida laboral y personal  y conseguir que aumente la satisfacción en el ámbito laboral”, señalaron.

Lo mismo ocurre con los softwares de contabilidad. El hecho de tener a disposición las cuentas del negocio en cualquier momento y lugar facilita mucho el trabajo financiero del autónomo.

2. Personalización del trato con el consumidor

La personalización del trato con el consumidor -y humanización en el caso de negocios online- es otra de las tendencias con las que se encontrará el autónomo este año. Esto viene a satisfacer una demanda creciente por parte de los consumidores, según señalaron desde la escuela de negocios IEBS Business School. Apuntaron, concretamente, al Conversational Marketing y el Kinetic e-mail como dos aspectos clave en este sentido.

El Conversational Marketing, por ejemplo, se centra en las conversaciones con los clientes. Se trata de dialogar en tiempo real con los consumidores con el fin de aportar valor a través de un trato personalizado, en vez de pedirles que rellenen un formulario y esperen a ser contactados.

“La autenticidad se valora cada vez más, así que la mejor manera de fidelizar a tus clientes es que vean el lado humano de tu negocio y reciban un trato personal y cercano”.

3. Transparencia

La escuela de negocios también puso en valor la importancia que -cada vez más- los clientes le dan a la sostenibilidad y la responsabilidad de las pequeñas empresas. Se les exige modelos de negocio éticos y sostenibles a todos los niveles. “Por eso, la transparencia aporta valor a tu marca. Si te sabes ganar la confianza de los consumidores, no te abandonarán”.

Este es el punto en el que el autónomo le puede ganar la partida al gran competidor. Si el pequeño negocio es capaz de enseñar esa parte más humana  y transparente que reclama el consumidor, tendrá muchas más posibilidades de atraerlo y convertirlo en cliente.

4. Apostar por la sostenibilidad 

Los consumidores aprecian la responsabilidad social de los negocios en los que compran, tal y como explicaron desde Sage. No quieren comprar los productos o servicios de una empresa que daña el medio ambiente.

A esto, hay que añadir las posibles ventajas fiscales. Los Gobiernos conceden a los negocios cada vez más opciones de deducción si apuestan por la sostenibilidad . Es más, en un futuro cercano, las empresas podrían enfrentarse a sanciones por no cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), 17 medidas dirigidas a 193 países que deberán ser tomadas como prioritarias y adaptarse para poner freno a la situación medioambiental por la que pasa el planeta.

5. Trazabilidad

El origen de los productos será otra gran preocupación para los consumidores. Cada día, el cliente se preocupa más por la naturaleza de sus compras. En el caso de la carne, quieren saber dónde nace el animal, dónde se cría y dónde se prepara para su posterior venta.

Esto puede convertirse en un valor diferencial para los pequeños negocios. Aquellos que sean capaces de introducir la trazabilidad en sus productos generarán una ventaja competitiva frente al resto de empresas de su alrededor.

6. Comercio en las redes sociales

Esta es una tendencia que lleva afectando al comercio desde hace varios años. Un ejemplo de ello es la llegada de la nueva versión de WhatsApp que, con su opción 'Bussines',permite que los negocios ofrezcan su catálogo de productos a través de la aplicación. Una tienda móvil en la que los autónomos podrán mostrar su imagen sin necesidad de disponer de web.

“Mantenerse vivo en Internet es fundamental para la venta física, la entrada en Internet tiene que ser tan atractiva que el que la vea quiera acudir al local.  Una vez captado el cliente es cuando aumentaremos las ventas”, señaló el presidente de la CEC, Pedro Campo.

7. Más opciones de financiación

Desde IEBS school apuntaron a las financiaciones alternativas como otra de las claves que marcarán el 2020. “La búsqueda de financiación es, probablemente, uno de los aspectos más complicados e inciertos a la hora de emprender. No siempre resulta sencillo encontrar inversores que apuesten por los autónomos y que quieran contribuir con su capital para que el proyecto se llegue a consolidar como un nuevo modelo de negocio”, señalaron.

Por ello, el reto será encontrar nuevas formas de financiación para poner en marcha el negocio. No obstante, la relación entre trabajadores por cuenta propia y entidades financieras está pasando por un buen momento. El 59,46% del colectivo no tuvo ninguna dificultad a la hora de obtener financiación en 2019 y pudieron conseguir la cantidad requerida. Al 21,62% se le adjudicó, pero en menor cuantía de la que solicitaron en un primer momento.

8. Automatización para aumentar la productividad

“Los negocios van a tener que apostar sí o sí por una mayor automatización de sus procesos para aumentar su productividad. Sólo así podrán enfrentarse al aumento de costes derivado del incremento de los salarios y materias primas”, señalaron desde la escuela de negocios.

La automatización es la clave para ahorrar costes y mejorar la eficiencia, como también la denominada Inteligencia Artificial. Ambas constituyen dos herramientas eficaces para difundir y comercializar los productos.

Esta es otra de las tendencias en las que deberían fijarse los propietarios de pequeños negocios. Se trata de una evolución de la automatización que implica el uso de software con Inteligencia Artificial o aprendizaje automático para gestionar un gran número de tareas repetitivas. Por ejemplo, las que se llevan a cabo a la hora de gestionar la contabilidad del negocio.

9. Economía circular

Esta tendencia tiene mucho que ver que con la sostenibilidad. Los ciudadanos exigen  negocios comprometidos con la sociedad. En este nuevo contexto, adquiere especial relevancia la reutilización de los residuos.

 La economía circular es definida como un nuevo sistema económico y social que tiene como objetivo “la producción de bienes y servicios al tiempo que se  reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía” según la Fundación para la Economía Circular.

Nueve desafíos que deberán afrontar los autónomos y pequeños negocios en 2020