domingo. 18.08.2019

ERRORES Y TRUCOS PARA MEJORAR TU ECONOMÍA

¿Es posible ahorrar un poco si eres autónomo?

¿Es posible ahorrar un poco si eres autónomo?

El ahorro es para muchos autónomos algo impensable habida cuenta de las incertidumbres que le rodean. Sin embargo, siempre existen fórmulas o consejos que ayudan a que los bolsillos no siempre se encuentren vacíos.

¿Es posible ahorrar un poco si eres autónomo?

Últimamente no dejamos de leer que la tasa de ahorro en España se aproxima peligrosamente a su mínimo histórico. En 2018, según los datos de Eurostat ésta cayó al 4,9% siendo el segundo país de la zona euro (por detrás de Portugal) que menos llenó su hucha. Así, las familias españolas gastaron 741.000 millones de euros. Cifra en torno a 8.000 millones más que lo que ingresaron.

Ahora bien, no todos lo hicieron del mismo modo. La fintech Livetopic, dedicada al asesoramiento financiero, considera que según el perfil profesional se ahorra de modo diferente y aporta una serie de trucos para que los bolsillos de unos y de otros no se queden vacíos.

Emprendedores y autónomos en general

Cuatro son los principales errores que comenten a la hora de ahorrar: dar prioridad a la supervivencia del negocio frente a los objetivos financieros personales, destinar el dinero del ahorro a financiar el negocio, endeudarse sin control, no protegerse frente a imprevistos como posibles incapacidades.

Por cada uno de ellos hay un truco que nos ayudará a ahorrar con éxito:

  • Mantener un fondo de emergencia para imprevistos;
  • Elaborar una proyección de ingresos y gastos realista antes de endeudarse;
  • Contribuir periódicamente a un plan de pensiones, especialmente en el caso de quienes cotizan por la base mínima;
  • Contratar a un asesor que le eche una mano con las finanzas del negocio, pagos de impuestos y deudas.

Profesionales con altos ingresos

En este caso son tres los principales errores que cometen: tienen una visión cortoplacista del ahorro y nula conciencia de él; gastan de forma desmedida para mantener su posición y no a sus necesidades reales; usan de forma indiscriminada sus tarjetas de crédito y recurren sistemáticamente a préstamos al consumo.

Mejorar el ahorro pasa por tres trucos:

  • “Págate a ti primero”, explican desde Livetopic. Para ello se deben destinar determinadas cantidades al ahorro antes de lanzarse con cualquier otro gasto;
  • Elabora un plan de gastos que permita conocer el ahorro necesario para mantener el mismo tren de vida en el momento de la jubilación;
  • Establecer límites de gastos mensuales.

Autónomo gastador compulsivo

Dos son los errores que comenten: viven al día gastando todo lo que tienen independientemente de sus ingresos y no hacen planificación financiera de ningún tipo.

Ante ello dos trucos:

  • Poner metas y objetivos de ahorro a medio plazo;
  • Practicar el “ayuno financiero”, o lo que es lo mismo recortar gastos de forma drástica manteniendo sólo aquellos que son imprescindibles.

Autónomo milenials

El principal error que cometen es que, según el informe Cómo la generación Z se está enfrentando a sus miedos financieros elaborado por Rave Reviews, el 40% gasta más de lo que puede o se endeuda con el objetivo de mantener su posición social. Obviamente esto, a la larga,  supone un enorme agujero en las cuentas domésticas.

Los trucos para evitar que esto ocurra son:

  • Planificación y compromiso, una labor no es tan complicada como puede parecer a priori. Se trata de ponerse en la piel de un contable y elaborar una hoja de ingresos y gastos fijos (suministros, cotizaciones, proveedores…). A partir de ahí añadir un apartado destinado al ahorro con el que comprometerse. Los expertos recomiendan se empiece por pequeñas cantidades e incrementarlas progresivamente, ya que si se fijan objetivos demasiado elevados podrían acabar no cumpliéndose que acabarían desmotivando al ahorrador.  
  • Previsión. Además, hay que dedicar un espacio a posibles imprevistos, por ejemplo, la avería de un equipo informático.  

Autónomo de la Generación Z

El informe "Cómo la generación Z se está enfrentando a sus miedos financieros", elaborado por Rave Reviews, revela que el 89% de los centenials se sienten empoderados si planifican su futuro financiero. Para ello, muchos recurren a la información que se vierte de manera masiva en internet y redes sociales lo que, a veces, llega a ser un gran error.

Resolverlo es sencillo:

  • Dedicar tiempo a comparar. No hay que fiarse de las primeras informaciones que aparecen en los buscadores o de las opiniones del influencer de moda.

Ahorrar no debe ser ajeno a un adolescente y o a un niño

En este caso los principales responsables de que las nuevas generaciones incrementen su capacidad de ahorro depende de padres y escuelas. Los niños no son conscientes del alcance y las implicaciones que tiene una crisis económica o de cómo afecta una subida de tipos de interés en la economía doméstica, pero sí han de aprender a valorar el dinero y adquirir determinados hábitos para que cuando sean adultos, y más si quieren ser autónomos,se conviertan en ahorradores.

Además de fáciles los trucos son divertidos y harán despertar la creatividad:

  • Volver a ser un niño. Juega con él, tírate al suelo y explícale cómo se consigue el dinero y el esfuerzo que supone.
  • Comprar una hucha divertida. Por ejemplo un cerdito en forma de peluche al que le tenga que “dar de comer” cada semana. El alimento será una parte de su paga.
  • Fijar la paga en función de objetivos. Parte de una cantidad fija (a modo de salario base) y si mejora sus calificaciones o realiza determinadas tareas recompénsale con un 'bonus'.
  • Permitir que sea él quien se administre. Cuando quiera realizar un gasto procura que tome consciencia del coste de oportunidad (qué va a comprar y a qué renuncia por ello).
  • Enseñarle a elaborar un presupuesto, para que tenga conocimiento pleno de cuánto ingresa, cuánto puede gastar y cuánto desea ahorrar para, por ejemplo, que se pueda comprar un iPod a final de curso.

¿Qué comparten los ahorradores?

Además de llegar holgadamente a fin de mes, las personas que ahorran comparten una serie de cualidades. Según Coinc, el portal dedicado al ahorro de Bankinter, “no hay que confundir a los ahorradores con tacaños”.

Asimismo, son personas prácticas que otorgan un valor especial a los gastos que realizan; no renuncian a los caprichos, sino que los ponen en su contexto dando valor al esfuerzo que cuesta ganar el sueldo; compara antes de comprar y prioriza; ha adquirido el hábito desde su infancia; es previsor, valorando el ahorro como soporte emocional; y valora el esfuerzo personal y la renuncia, asumiendo el compromiso consigo mismo.  

¿Es posible ahorrar un poco si eres autónomo?