jueves. 06.05.2021

ESTÁN DESEOSOS DE COMPRAR VIAJES, OCIO, DEPORTE Y ROPA

¿En qué se gastarán el dinero los consumidores cuando mejore la crisis?

covid-consumo
Un estudio sobre el comportamiento del consumidor postvacunación revela cuáles serán sus tendencias de compra cuando termine la emergencia sanitaria.
¿En qué se gastarán el dinero los consumidores cuando mejore la crisis?

España ha alcanzado más de cinco millones de personas vacunadas contra el Covbid-19, el 10% de la población. Buena parte de los consumidores empieza a animarse en sus hábitos de compra y aunque las previsiones oficiales de recuperación económica tienen como horizonte el 2022, muchos ya tienen claro en qué se van a gastar el dinero cuando acabe la pandemia. Vacaciones, actividades fuera del hogar, ropa y calzado, entre otros, son las tendencias de los consumidores a corto plazo según el informe Future Consumer Index 'Deconstruyendo al consumidor en un entorno posvacuna', elaborado por la multinacional EY.

En el documento se analiza cómo será el cliente que va dejar tras de sí la emergencia sanitaria y el proceso de vacunación. En concreto, en el estudio se aborda cómo está afectado esta situación al consumo y al gasto, tanto ahora como en el futuro, cuando termine la pandemia. Así, una de las principales consecuencias de la emergencia sanitaria sobre los clientes es que el 64% de ellos se dedica ahora más que antes en pensar sobre cómo gastar su dinero.

“Las restricciones establecidas y el 'quédate en casa' han hecho que productos de limpieza y frescos, servicios de entrega y subscripciones digitales sean las categorías que más han incrementado el nivel de gastos” detallan en el estudio. Ahora bien, si la situación sanitaria condiciona ahora gran parte del carrito de la compra de los clientes, en el futuro lo serán las actividades y bienes que se podrán adquirir o realizar fuera de casa una vez termine la pandemia.

Viajes, actividades físicas y cuidado personal

A la pregunta, ‘una vez superada la crisis, ¿cómo cambiará tu nivel de gasto en las siguientes categorías (con respecto a la situación anterior)?’, el 52% de los consumidores respondió que iba a gastar más en vacaciones, el 50% en actividades fuera del hogar y el 36% en ropa y calzado. Le siguen con un incremento de 33% del gasto los servicios de cuidado personal, con un 32% la suscripción a gimnasios y clases de fitness, con 28% el aumento de compras en equipos deportivos y de gimnasia, también los artículos de cuidado personal y productos de servicios de mejora del hogar.

Se observa una gran predominancia por las actividades físicas fuera del hogar y por el cuidado personal. También en el listado de futuros hábitos de consumo destacan el incremento de un 23% por los productos frescos, un 20% por los artículos de lujo y un 19% por el gasto en artículos de gran valor como muebles; entre otros.

grafico-informe-

La salida de la crisis será desigual

Para el presidente del Consejo General de Economistas, Valentí Pich, el problema de la crisis económica derivada de la crisis sanitaria es que “pese a los esfuerzos del Estado, esta no ha afectado a toda la población por igual. El peligro que tenemos ahora, y al que tenemos que enfrentarnos, es que vamos a tener una salida desigual de la crisis”. Pinch se refiere a que hay dos tipos de consumidores en estos momentos. Por un lado están las personas que han podido teletrabajar y que, aunque han sufrido las restricciones, han alcanzado cierto nivel de ahorro. “Son funcionarios, pensionistas y trabajadores de empresas que han seguido operando, y el algunos sectores con mucha intensidad” dijo el experto.

Y, por otro lado, están aquellos negocios y equipos humanos de trabajadores que no han podido trabajar. “Son las personas que han estado o siguen en ERTE, o los autónomos que han tenido su negocio cerrado, y cuya salida de la crisis va a ser complicada pues no disponen del acumulado económico de los anteriores” explicó el presidente del Consejo General de Economistas.

Los primeros serán consumidores privilegiados mientras que los segundos no serán relevantes en el alza de la demanda

En cualquiera de los casos, Pich reconoce que la evolución de la recuperación del consumo está en manos de cómo siga evolucionando la vacunación y lo que ocurra tras el próximo 9 de mayo cuando acabe el estado de alarma. “Es una incertidumbre que no se puede medir y que tendremos que esperar a ver cómo evoluciona” finalizó.

Dos años para la recuperación de los consumidores

Precisamente, la vacunación es uno de los factores más importantes que consideran los consumidores para volver a la normalidad. El 72% de los consumidores encuestados para el estudio de Future Consumer Index 'Deconstruyendo al consumidor en un entorno posvacuna' de EY, admitió que el virus “dejará de impactar en su vida cuando la mayor parte de la población esté vacunada”. Sin embargo, también aventuran que eso no ocurrirá hasta el 2022: “el 42% piensa que se tardará entre uno y dos años todavía para que el virus se elimine por completo” apunta el documento.

Este pesimismo para alcanzar la normalidad hace que a los consumidores les preocupe muy especialmente el impacto de la emergencia sanitaria para el desarrollo y el funcionamiento de la economía del país. Así lo manifestó el 73% de los encuestados. Éstos también mencionaron entre sus mayores preocupaciones derivadas de la Covid-19 las consecuencias que tenga ésta en la salud de su familia (61%); el impacto social y en la comunidad (56%) y la libertad para disfrutar de la vida (50%). “Específicamente destaca la preocupación en materia de salud tanto la familiar como la de uno mismo y es que, a pesar de haber comenzado la vacunación de la población, las personas que se muestran ‘extremadamente preocupadas’ han crecido 9 y 10 puntos porcentuales desde octubre” destacan en el estudio.

España ve más tardía la recuperación que el resto de país

Por último, y en cuanto a las expectativas de recuperación de los consumidores españoles, el documento refleja que “aún queda mucho camino por recorrer hasta recuperar los niveles económicos precrisis. Más de la mitad de los españoles descartan una recuperación a corto plazo, frente a los más del 40% de alemanes o estadounidenses que consideran que su país se recuperará en los próximos doce meses. Sin embargo, son varios los países que muestran opiniones similares en cuanto a la vuelta a la normalidad de la forma de vivir, destacando negativamente Reino Unido y positivamente Estados Unidos" detallan en el estudio. 

¿En qué se gastarán el dinero los consumidores cuando mejore la crisis?