sábado. 06.06.2020

POR EL DESABASTECIMIENTO DE MASCARILLAS O GELES

Muchos pequeños negocios se reinventan para fabricar material sanitario

Muchos pequeños negocios se reinventan para fabricar material sanitario

La crisis sanitaria y la falta de producción propia de material ha hecho que el país se quede desabastecido. Por ello, muchos pequeños negocios españoles están optando por reorientar su producción para dedicarse a fabricar material sanitario. 

Muchos pequeños negocios se reinventan para fabricar material sanitario

La emergencia por el Covid-19 obliga a fabricar grandes cantidades de mascarillas, batas, gel desinfectante o pantallas protectoras. Sin embargo, España, está teniendo el mismo problema que la mayoría de países europeos: sigue habiendo muy poca producción de material sanitario y un exceso de demanda. Por ello, muchos autónomos y negocios españoles están optando por reorientar su negocio a la fabricación de material sanitario.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, admitió en sus últimas comparecencias  que España se encuentra inmersa en una economía de guerra y que las industrias deben centrarse en el material sanitario para combatir el coronavirus. De hecho, hace unos días, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, mantuvo una reunión telemática con las principales asociaciones del sector industrial y los sindicatos mayoritarios a fin de coordinar esfuerzos para reorientar la actividad manufacturera a la fabricación a gran escala de material sanitario.

Sin embargo, gran parte del tejido industrial español ya se había adelantado a estas recomendaciones, optando por reorientar su producción para dedicarse a fabricar material sanitario en exclusiva o en un alto porcentaje. Muchos de ellos son pequeños negocios que, de forma solidaria, están cubriendo buena parte de la demanda de material sanitario sin obtener ninguna ayuda a cambio por parte del Gobierno. 

Pequeños negocios con producción colaborativa

Ante la urgente necesidad de mascarillas y de otro material sanitario para evitar el contagio por el coronavirus, muchos profesionales se han unido a través de iniciativas de producción y abastecimiento solidario. Una vez más, los autónomos, emprendedores y pequeños negocios se han puesto al servicio del bien común para apoyar el sistema sanitario español, que está al borde del colapso. 

Uno de ellos es Arpa EMC,  un pequeño negocio de Zaragoza, especialista en el diseño y construcción de hospitales de campaña de rápido despliegue y capaz de atender emergencias, que ha reorientado su producción a la confección de mascarillas de algodón reutilizables.

La iniciativa nació de la mano de una de las trabajadoras del negocio, a las que se les ocurrió confeccionar mascarillas con las telas sobrantes de su producción habitual. “En las redes sociales se empezó a hablar de esta iniciativa y de repente, hubo varias organizaciones que se ofrecieron a ayudarnos para fabricar mascarillas". La Asociación Aragonesa de Discapacidad Intelectual (ATADES) es una de estas asociaciones que se ofreció como apoyo. Sus voluntarios ayudan a este pequeño negocio que, a pesar de haber contratado a más gente para poder hacer frente a la producción de material sanitario además de su fabricación habitual,  no da a basto durante estas semanas.

De momento, sustentan esta producción solidaria gracias a las donaciones y utilizando el material sobrante de otros años. “Por las mañanas hemos contratado gente, pero el material y las instalaciones ya los tenemos”, explicaron.  

Por otro lado, también muchos negocios de moda de toda España se han puesto manos a la obra para abastecer el sistema sanitario.  Según la Asociación  de Creadores de Moda de España (Acme) - una organización profesional formada por diseñadores de moda de todo el país - casi todos los negocios y firmas del sector se han puesto a hacer mascarillas.

El sector de la moda se vuelca en la fabricación de mascarillas

Al parecer, la petición del Ministerio de Industria ha tenido una respuesta masiva por parte de muchos sectores y, especialmente, el de la moda: estos negocios ofrecen sus talleres, el material o incluso sus propias manos para hacer frente al desabastecimiento. ¿Su lema? Juntos, y solo juntos, saldremos de esta.

La firma Lorenzo Martinez es una de estos negocios que se han prestado a la causa para la fabricación de mascarillas. "Los pequeños talleres nos hemos unido por la misma causa. Eso sí, para mantener la seguridad cada uno trabaja desde su casa. Para ello, los proveedores locales nos han donado el material y nosotros confeccionamos las mascarillas. Luego vienen los servicios municipales a cada una de nuestras casas para recogerlas y repartirlas".

Aunque -reconocieron- "podríamos hacer más, se hace un poco difícil, porque no nos dan ninguna ayuda. Tenemos que seguir pagando nuestras cuotas, sin ingresar nada. Y no solo eso sino que, por ejemplo, hoy he llamado para solicitar el aplazamiento de la hipoteca y me han dicho que ya se había acabado esa ayuda", explicó el diseñador. 

Otro caso similar es el de la firma riojana Zapatos Callaghan que ha paralizado parte de su producción para fabricar 1.200 mascarillas diarias con el fin de proteger a la ciudadanía del coronavirus. Son mascarillas con una funcionalidad básica que, aún no siendo aptas para su uso hospitalario, están siendo donadas a la Consejería de Sanidad de La Rioja para su distribución en hospitales y centros de salud. "Es mejor tener esto que no tener nada", comentó uno de los propietarios la firma.

Sin embargo, tal y como informó la asociación Acme desde sus redes, estos productos deben tener la correspondiente homologación sanitaria para poder usarse. Por ello, ante la oleada de ofrecimientos de ayuda humanitaria por parte de ciudadanos, empresas y profesionales, la Comunidad de Madrid nos pide que se comunique por escrito, especificando el tipo de ayuda ofrecida, indicando brevemente en qué consiste, si tiene carácter gratuito u oneroso, así como la persona y/o datos de contacto, a la siguiente dirección de correo electrónico:
[email protected]

Poca producción nacional y exceso de demanda

El Gobierno central ha intervenido el mercado con el Estado de Alarma para poder surtir a todos los hospitales. Por ejemplo, Neochemical ha reorientado su producción focalizando todos sus esfuerzos y recursos a la fabricación de geles. Según explicaron, hace 15 días que tuvieron que mandar una auditoría pequeña para que pudiesen disponer de él o incluso de la planta de producción.

“Tuvimos la suerte de que no hemos tenido que ponerla a disposición en exclusiva porque nuestro producto mayoritario es para pacientes y, sin él, no pueden intervenir quirúrgicamente, es decir, no nos pueden dejar sin abastecer al mercado de nuestro producto principal. Lo que han hecho es intervenir las materias primas y el principio activo para distribuirlas como ellos quieran. Y éste es el principal problema, sobre todo para pequeñas y medianas empresas como la nuestra”, explicó Pablo Plaza.

Además, "como intervinieron el alcohol, en España sólo hay un distribuidor y en Francia han cerrado la producción para el exterior, nos tenemos que abastecer de lo que había en stock. Por ello, el precio se ha triplicado en la ultima semana y se prevé que se vuelva a duplicar”. 

Justamente para evitar esto, el Boletín Oficial del Estado(BOE) ha publicado el Real Decreto-ley 7/2020, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19 y que, como había anunciado el presidente del Gobierno, buscaría establecer precios máximos a medicamentos, productos sanitarios y de protección. 

Por su lado, desde Diseños NT – negocio que lleva poco tiempo fabricando material sanitario - aclararon que la producción de mascarillas está íntegramente al servicio del Estado, “que es el que nos indica cada día a qué hospitales o instituciones debemos enviar todos nuestros lotes de producción. Toda la documentación técnica e Informes de Ensayo relativos a nuestras mascarillas están a disposición del Ministerio de Sanidad.  En consonancia con esto, y siguiendo órdenes directas del Ministerio de Sanidad, a día de hoy, y desde el pasado domingo, hemos distribuido un total de 350.000 mascarillas por los diferentes hospitales de nuestro país”.

Diseños NT es el único negocio que fabrica mascarillas quirúrgicas en España. “Los productos de higiene y protección individual, como son mascarillas, gorros, cubre-barbas, sábanas de un solo uso o patucos fabricados en no tejido, son casi en su totalidad importados de Asia”, explicaron. “Tienen muy poco margen y sale más barato importar que fabricar”. Por ello, Diseños NT puso en marcha una línea de producción en Alcalá la Real (Jaén) “para competir con estas importaciones en términos de plazo de entrega, certificaciones de calidad e higiene y servicio. Las previsiones de fabricación de mascarillas rondan las 80.000 unidades al día”.

Muchos pequeños negocios se reinventan para fabricar material sanitario