miércoles. 20.11.2019

PREVISIÓN SOCIAL

Ojo con el impacto fiscal de los planes de pensiones

Ojo con el impacto fiscal de los planes de pensiones

Muchos autónomos optan por contratar planes privados para completar su pensión. Sin embargo, pocos son los que tienen en cuenta la carga fiscal a la hora de rescatarlos.

Ojo con el impacto fiscal de los planes de pensiones

En España, los autónomos representan aproximadamente el 15% del total de los trabajadores del país. Este colectivo tiene la opción de cotizar por distintas bases que serán las que determinen cuales serán sus prestaciones y su jubilación futura. El 85% lo hace por la base mínima.

Su baja cotización hace que sus prestaciones sean menores que las de un trabajador por cuenta ajena, incluso que las de sus propios empleados si los tiene. A esto hay que añadir que un 14,8 % de los trabajadores por cuenta propia reconoce no tener ningún conocimiento sobre las prestaciones que generan sus cotizaciones. Es por ello, por lo que el colectivo se encuentra en cierta desventaja respecto de los trabajadores por cuenta ajena.

Ante esto, muchos autónomos se enfrentan a la disyuntiva de si deben optar por cotizar por una base superior -que es la mejor opción ya que es la única que ofrece garantías vitalicias- o destinar sus ahorros a un plan privado como complemento para mantener el poder adquisitivo después de la jubilación. Precisamente esto es lo primero que viene a la cabeza son los planes de pensiones como la única solución de futuro.

Pero, ¡ojo!. El problema de los planes de ahorro privados, como es por ejemplo el caso de los planes de pensiones, es que cuando se contratan pocas veces se tiene en cuenta su fiscalidad. Y no sólo se trata de pensar en lo que nos supone hoy, sino que hay que calcular lo que sucede con ellos en el futuro, a la hora del rescate.

Está claro que en un primer momento los planes de pensiones tienen unas ventajas fiscales, pero en el día de la jubilación Hacienda recuperará lo que hayamos desgravado, “cuando tenemos un plan de pensiones y llega el momento de la jubilación queremos recuperar el dinero invertido sin pensar en el golpe que supone fiscalmente ese movimiento. Los planes de pensiones lo permiten, pero tal vez no sea la mejor de las opciones fiscales. Lo que habrá que hacer es ir haciendo rentas que complementen mi pensión, para que fiscalmente tengan el menor impacto posible”, explican los expertos financieros de Bankia.

Bankia se ofrece a ayudar a los autónomos a minimizar el impacto fiscal del rescate de un plan de pensiones, adaptándose al perfil inversor de sus clientes, y buscando las soluciones que puedan darle mayor rentabilidad ahora y para una futura jubilación. De hecho, aseguran que explican a sus autónomos las cosas como son, ayudan en el trámite y ofreciendo asesoramiento personalizado en los momentos complicados.

Ojo con el impacto fiscal de los planes de pensiones