viernes. 02.10.2020

“Ponemos el big data al servicio de las pymes para detectar los factores clave de cada negocio”

“Ponemos el big data al servicio de las pymes para detectar los factores clave de cada negocio”
Poner todo el apoyo y el conocimiento atesorado por KPMG al servicio de los autónomos y las microempresas es el objetivo de KPMG Impulsa. Un nuevo servicio para asesorar a los emprendedores en todo cuanto necesitan para ayudarlos a crecer. Su creador, Miguel Arias, explica en esta entrevista cómo funciona.
“Ponemos el big data al servicio de las pymes para detectar los factores clave de cada negocio”

¿Qué ha llevado a KPMG a lanzar Impulsa? ¿En qué consiste?

KPMG Impulsa surge tras realizar un análisis sobre el tejido empresarial español. En este sentido vimos el enorme esfuerzo que tienen que hacer las pymes debido a la gran competitividad con la que cuenta el mercado hoy en día, seguidamente, analizamos cómo KPMG podía ayudar a la micro y pequeña empresa en su ejercicio de crecimiento y mejora. Una vez que llegamos a esta conclusión decidimos que podíamos crear esta nueva línea de negocio.

Con KPMG Impulsa queremos prestar todos aquellos servicios que son útiles para la micro y la pequeña empresa, y sobre todo ofrecerlos a un precio muy competitivo.

¿Y qué servicios va a ofrecer?

Servicios contables, laborales, mercantiles y fiscales, además de otra serie de servicios de valor añadido. Todo ello a través de un equipo de gestores especializados con un alto grado de formación y experiencia, que apoyados en una potente herramienta tecnológica, nos permitirá prestar un servicio personalizado y de calidad con un altísimo grado de eficiencia.

¿Piensan adaptar esos servicios a las necesidades de los autónomos?

Sí. En la práctica, el 80–90% de los servicios que necesita un autónomo son muy parecidos a lo que necesita una pyme. Tendremos en cuenta algún servicio adicional que requiere el autónomo en un futuro.

¿Qué creéis que os diferencia de la competencia?

La micro y la pequeña empresa, busca no solo cumplir con todas sus obligaciones. También busca que un tercero pueda facilitarle cierta información útil para gestionar el día a día de su negocio, (factor adicional que damos de entrada), haciendo que el profesional pueda centrarse realmente en lo importante, su negocio.

Uno de nuestros retos era que el cliente nos pudiera facilitar digitalmente toda su documentación, nosotros gestionarla y, a partir de ahí, ofrecerle los indicadores que le puedan ser útiles en el día a día de su negocio: cuáles son sus ingresos por empleado, si tiene tesorería, cuantos son los impuestos a pagar, si está ganando dinero… Asimismo, queremos decirle cómo está su negocio en relación con su sector y en su zona geográfica.

El tratamiento inteligente de la información a través de los datos es big data ¿Cómo han adaptado esta técnica a los pequeños negocios?

Sí, es la aplicación del big data a la micro y a la pequeña empresa, es el tratamiento inteligente de la información. Ese fue uno de los retos del proyecto: cómo te puedo informar de verdad, tratando inteligentemente la información de ciertos factores que son claves para tu negocio. Al final, es la plataforma tecnológica la que hace que el dato se trate de forma inteligente.

¿Y cómo es la comunicación entre KPMG y el cliente?

Muy fácil. Lo que creemos que podemos aportar a ese negocio son nuestros gestores, que están altamente cualificados y tienen todo el apoyo y el conocimiento de KPMG como organización. Cada cliente tiene un gestor personal y para contactar con él puede usar varios canales, tales como: teléfono, chat online dentro de nuestra plataforma y un chat en nuestra aplicación móvil. Gracias a todas estas herramientas puede estar en un contacto permanente con su gestor, haciendo que la interacción es mucho más inmediata que si fuese como una gestión tradicional.

Impulsa informará al autónomo de cómo está su negocio en relación con su sector y en su zona geográfica.

¿Esta plataforma tecnológica corre el riesgo de ser ciber-hackeada? ¿Cómo se prepara KPMG ante este tipo de situaciones?

Conceptualmente, y simplificando, cuando interactúas con internet eres susceptible de ser hackeado. Porque hackear es el acceso ilícito a tu equipo informático. ¿Cuál es la clave? Las medidas de seguridad. Honestamente, una de las ventajas que tiene KPMG Impulsa son todos los sistemas de seguridad de KPMG. Aplicamos las máximas medidas que utilizan las grandes corporaciones en la gestión y custodia de la información de la micro y la pyme.

¿Ha afectado el virus WannaCry a KPMG?

No, no hemos sido afectados por lo que ocurrió el 12 de mayo.

¿Qué necesita España para mejorar el emprendimiento?

En el fondo, una micro o una pequeña empresa necesita que le simplifiquen todos los procesos a seguir para su constitución y, por otra parte, en la gestión de la compañía. Esos problemas se reducen, en parte, cuándo puedes interactuar con la Administración digitalmente. El Sistema de Intercambio de Información, aunque no afecta a la micro y a la pequeña empresa, hará que la interacción con la Administración, con la Agencia Tributara sea muchísimo más ágil. Con sus pros y sus contras, eso va a disminuir la carga administrativa que conllevaba la preparación de impresos para presentar en ventanilla.

¿Cuál es el problema de que las empresas no se digitalicen?

La digitalización de los negocios hay que verla siempre en positivo. Hay que intentar sensibilizar y explicar las ventajas de la digitalización, ya que te permite llegar a un mayor número de clientes y generar mayor negocio realizando una menor inversión. La clave está en explicar las ventajas más que en explicar qué ocurre si no te digitalizas.

¿Cómo ven a la pequeña empresa española, comparado con las extranjeras, en materia de digitalización?

EL informe de la Comisión Europea y el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones muestran que España no está mal situada con respecto a Europa. De hecho, está subiendo puestos, pero tiene que seguir haciendo un esfuerzo de sensibilización en todo lo relacionado con la digitalización.

¿Por qué a las pymes les cuesta tanto dar ese paso hacia lo digital?

Durante la crisis, la pyme hizo un esfuerzo de internacionalización y buscó mercados fuera de España. Ahora, el reto que tiene es cómo aprovechar todas las ventajas que tiene digitalizarse, pero desde el punto de vista de buscar nuevos mercados, nuevas posibilidades y ofrecer sus productos y servicios a clientes diferentes. Al mismo tiempo, deben ser capaces de desarrollar empresas y productos nuevos, distintos del mercado tradicional.

Queremos prestar servicios útiles para la micro y la pequeña empresa a un precio muy competitivo

¿Tienen las pymes y autónomos todo el respaldo político que deberían?

Todo cuanto se pueda hacer para ayudar a la pyme y, sobre todo, al emprendedor que está iniciando una actividad empresarial, siempre es bienvenido. Además, si ese emprendedor es capaz de entender todas las ayudas que la Administración pone a su disposición para reducir un poco el impacto o el coste inicial de su negocio, mucho mejor. El gran reto es dar a conocer mucho más todas estas ayudas.

A la vista de su experiencia, ¿qué futuro le augura a KPMG Impulsa?

Llevamos trabajando en este servicio dos años y medio. Veo la iniciativa como una oportunidad de intentar entender cómo podemos utilizar todas las ventajas que ofrece la tecnología y enfocarlas a un segmento que, a priori, parece que le cuesta acceder a estas ventajas que ofrecen las grandes plataformas tecnológicas. La verdad es que es un proyecto con el que estoy ilusionado, después de dos años investigando, ahora que está en marcha lo veo como un gran reto.

¿Qué objetivos se han marcado a medio largo plazo?

­El primer objetivo que teníamos era salir, que no es fácil, porque es una línea de negocio bastante innovadora para el mercado español, que aúna el conocimiento de un gestor muy apoyado en la tecnología. Ha habido experiencias parecidas en otros países, pero no aquí. El siguiente paso es convertirnos en un referente. El tiempo dirá, hasta ahora ha tenido muy buena aceptación por todas las organizaciones y empresas con las que hemos compartido la iniciativa.

¿Cuánto cuesta el servicio de KPMG Impulsa?

Una de las cosas que queremos transmitir es transparencia sobre nuestros honorarios, queremos que el pequeño empresario tenga claro desde el momento cero cuánto está pagando y qué servicios puede esperar. Para ello hemos establecido tres paquetes, donde todos los servicios están incluidos y la única diferencia es el volumen de actividad: un paquete enfocado a startups por 119 euros al mes todo incluido; un paquete intermedio por 239 euros mensuales para compañías con cierto volumen; y un paquete grande para compañías que consideramos que tienen un volumen aún más alto por 419 euros al mes.

“Ponemos el big data al servicio de las pymes para detectar los factores clave de cada negocio”