jueves. 22.08.2019

EN 2018 SE PUBLICARON MÁS DE UN MILLÓN DE PÁGINAS NORMATIVAS

El sector productivo se enfrenta cada año a cientos de cambios legislativos

El sector productivo se enfrenta cada año a 588 nuevas leyes

España es una máquina de producir legislación. El año pasado se publicaron, según un informe de CEOE, 588 nuevas normativas, lo que significa más de un millón de páginas entre leyes, decretos, normas y órdenes. Algo que se convierte en una traba para los autónomos que no pueden enfrentarse solos a tantos cambios.

El sector productivo se enfrenta cada año a cientos de cambios legislativos

La actividad normativa de España se está convirtiendo en una traba para los negocios de toda índole y tamaño. Pequeñas, medianas y grandes empresas tienen que hacer frente en su día a día a una serie de obstáculos burocráticos y cargas administrativas procedentes de las leyes, decretos y órdenes que se actualizan y publican de forma casi constante. Según el informe ‘La producción normativa en 2018’, elaborado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), durante el año pasado se publicaron 588 nuevas normas de “distinto rango a nivel estatal, lo que supone un incremento del 13,7% si se comparan con las 517 normas que se adoptaron en 2017”.

Esta actividad normativa dificulta especialmente la labor de un autónomo. “Los trabajadores por cuenta propia se enfrentan a un desconcierto normativo, que les obliga a acudir a un profesional que lo pueda orientar” afirmó Alberto Ara, abogado y asesor jurídico. Ara explicó que simplemente para abrir un negocio cara al público “hay que cumplir con la prevención de riesgos laborales, con la normativa municipal y autonómica, un alta en Seguridad Social, en Hacienda… Es una cantidad de trámites burocráticos, y con todas las administraciones, que es imposible saber sin acudir a profesionales”.

Según Ara hay “50 boletines oficiales de la provincia, 17 diarios oficiales de las comunidades autónomas, un Boletín Oficial del Estado (BOE) y, además, toda la normativa que aprueba Europa” y es prácticamente “imposible” que un autónomo pueda llevar a cabo su actividad y estar pendiente de las distintas publicaciones.

Esta es la razón por la que se “destinan notables recursos para cumplir con toda la normativa vigente, lo que erosiona su competitividad, y desincentiva, lastra o imposibilita la tarea de incrementar su productividad. Ello repercute inevitablemente en un menor crecimiento económico, y, por tanto, en una menor generación de riqueza y de empleo” señala el informe de CEOE.

Los abogados, para hacer frente a esta producción legislativa, utilizan los boletines que semanalmente les llegan desde el Colegio de Abogados con las nuevas publicaciones, explicó Ara. Ellos van seleccionando y formándose sobre aquellas que les interesan. Pero aún así, reconoció que es una labor complicada porque hay “normativas contradictorias”. Para él se está llegando a una “judialización de la sociedad, dado que actualmente para todo lo que le pase a una persona -una multa, una gotera en su piso, un enfrentamiento, la liquidación de Hacienda…- se puede abrir un proceso e ir a juzgado”.

Más de un millón de páginas normativas

La producción normativa en España durante el 2018 creció un 13,7% en comparación con 2017: 588 normas frente a 517. Aún así, se trata de una cifra baja en comparación a la producida en otros años. De hecho, “el registro de 2018 es uno de los más bajos de toda la serie histórica, solo comparable a los dos ejercicios precedentes, 2016 y 2017, así como el año 2012” destaca el informe de CEOE. Esto se debe, como explica el informe del ejercicio 2017, “a una legislatura con un arco parlamentario bastante heterogéneo, a lo que hay agregar, además el cambio de gobierno que se produjo a principios de junio tras la moción de censura”.

Estas normas se desarrollan a lo largo de un total de 1.013.556 páginas de las que, 217.163, pertenecen a las publicadas por el BOE a lo largo de 2018 (un 7,1% menos que en 2017: 223.043 páginas) y a las editadas por los distintos boletines y diarios oficiales autonómicos que fueron 790.513 páginas en 2018 (un 4% más que en 2017: 731.525 páginas).  

A esto hay que añadir la legislación europea. El informe revela que la Unión Europea publicó 813 reglamentos, 43 directivas y 1.046 decisiones lo que sumó un total de 1.902 normativas, un 9,3% menos que el año anterior (2.097 normas).

Las Comunidades Autónomas con más actividad normativa

A lo largo de 2018, señala el informe, las Comunidades Autónomas publicaron en su conjunto 271 normas con rango de Ley,  es decir, leyes, decretos legislativos y decretos leyes. Cifra que supone un aumento del 7,1% con respecto a 2017 (253 normas). No obstante, hay algunas comunidades que tienen más actividad normativa que otras. El ranking comienza con la Comunidad Floral de Navarra y la Comunidad Valenciana con 40 normas cada una. Seguidas de las Islas Baleares con 22, Aragón con 21 y Andalucía con 19.

Continúa en el ranking Extremadura con 16, Principado de Asturias y la Región de Murcia con 14, y Castilla y León con 13. Cantabria y la Comunidad de Madrid le siguen ambas con 12. Al igual que Castilla-La Mancha y Cataluña con 10. Por debajo de diez, están Canarias y Galicia con 8; y terminando el listado La rioja y el País Vasco con 6.    

El sector productivo se enfrenta cada año a cientos de cambios legislativos