viernes. 25.09.2020

Seis pasos para crear una startup

En un primer momento el concepto de montar una startup puede parecer sencillo, pero conforme el emprendedor va profundizando en la materia se va dando cuenta de la cantidad de aspectos que debe tener en cuenta

Seis pasos para crear una startup

“Era un bosque inmenso. Tenía que saber de todo”, ésta fue la primera impresión de Ismael Teijón, director de Proyectos Global en Demiun Startups, cuando quiso poner en marcha una empresa semilla por primera vez. Años después y siendo director de una lanzadera de startup, que ha conseguido lanzar 36 proyectos, Teijón se presenta ante los asistentes al Salón Mi Empresa 2017 con seis pasos para montar una startup. Después de años de experiencia, ha conseguido “simplificar el camino” en ese bosque.

Los seis pasos para montar una startup o empresa semilla según Teijón son:

1-. La idea. ¿Qué queremos montar?

Un emprendedor cuando se plantea crear una startup lo hace porque tiene una idea. Normalmente, para llegar a ella, hay que pasar por dos fases:

  1. Inspiración: buscando oportunidades, nichos de mercado o aplicando un modelo de negocio en otro sector.
  2. La validación, es decir, si su idea tiene sentido. Es la etapa de prueba y error para ver si el proyecto es rentable. En este aspecto, Feijón recalca la importancia de “no crear grandes monstruos, pues es mejor ir por testeos”.

2-. Las piezas: el equipo con el que vamos a construir la startup

Los integrantes de una startup son cruciales para su desarrollo. De hecho, para Feijón una empresa semilla “vale la media de las cinco personas que tiene más cerca”. Por ello es fundamental elegir personas con talento, que no currículum. En referencia a esto, Feijón destaca que lo importante es que las piezas se comuniquen entre ellas, compartan los mismos valores y que exista liderazgo, que una orqueste a las demás.

3-. Mercado y competencia

“Con la idea y el equipo nos vamos al mercado y allí está la competencia”. Ésta es muy importante porque va a dar al emprendedor mucha información sobre el mercado y sobre todo va a mostrarle los huecos qué hay para entrar. “Los grandes competidores te dicen todo lo que no tienes que hacer, porque de eso se encargan ellos. Y es en eso que no hacen donde la startup encuentra su acceso”.

4-. Problema

Hay que identificar exactamente el problema que la startup va a solucionar y para ello hay que hacer un estudio profundo del target. Feijón proporciona la referencia con estas cinco preguntas que el emprendedor tiene que plantearle al cliente para hallar el problema: ¿Tiene un problema?, ¿Es consciente de que tiene ese problema?, ¿Busca activamente una solución?, ¿Tiene una solución alternativa? y ¿Pagaría por esa solución?

5-. Producto mínimo viable

Crear una startup no es hacer una maratón, sino todo lo contrario, el proyecto va creciendo conforme lo hace el público. Feijón señala que el proceso es: construyes el producto, mides su implantación, mejoras y es el público quien decide si funcionará.

6-. Facturación en inversión

Ambos son aspectos fundamentales del emprendimiento. Por un lado, la facturación, el negocio primero tiene que ser rentable. Y, por el otro lado, la inversión vendrá si tenemos un buen negocio, así que “hay que centrarse en encontrar una idea de negocio rentable”.

Seis pasos para crear una startup